sábado, 30 de mayo de 2009

Impotencia

Una extraña sensación producen los recientes escraches a funcionarios del oficialismo.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, los sufrió en Lobería y operó una contramanifestación para evitar uno en Tandil. La propia Presidente los tuvo que soportar al aterrizar en Entre Ríos en una gira proselitista. Está todavía impregnado en nuestra retina el ataque contra el jefe del bloque oficialista de diputados nacionales, Agustín Rossi, junto a su hermano Alejandro, en una visita al interior de la provincia de Santa fe. Dicen que el legislador, que está en campaña, apela a curiosos procedimientos para hacer publicar en los diarios locales encuentros políticos en algunas localidades sin otros testigos que los presidentes comunales. El titular de la AFIP, que acosó al campo desde la Oncaa, tuvo que abandonar el Club Los Cardos, en Tandil, donde su hijo estaba jugando en el contexto de una gira de rugby.
Nuestra sensación, ambigüa, tiene que ver con las siguientes observaciones:
+ Lo primero que surge es el caráceter justiciero de la iniciativa. Tine lógica que quienes apañaron o directamente enfrentaron agresivamente al campo despierten ese tipo de reacciones en las poblaciones que vieron escapar al bienestar económico ante la irrupción de una serie de medidas arbitrarias e ideologizadas, que los empujó al lado de los enemigos.
+ Luego, uno se permite dudar. ¿Serán efectivamente ruralistas los que tiran huevos? En algunos casos, son los propios autoconvocados los que lo reconocen. Pero ellos mismos no pueden reconocer quién fue, por ejemplo, quien golpeó el auto de Rossi. Por mencionar uno solo de esos episodios.
+ La última observación tiene que ver con el efecto que provocan estos episodios. Parecería ser que logran lo opuesto a lo que aparentemente se pretende. Los agredidos aparecen como víctimas ante la brutalidad de activistas insaciables e irracionales.
Vivimos una sociedad cada vez más crispada. La nombremos o no, la que Miguel Cantilo llamó "Señora Violencia" vela sus armas, agazapada, a la espera de la menor oportunidad para irrumpir en escena.+)

miércoles, 27 de mayo de 2009

El caso Techint

La relación entre el empresariado y el Gobierno parece no tener retorno, luego de las nacionalizaciones empresarias en Venezuela.
Una vez más el emporio siderúrgico italoargentino volvió a ser noticia por su relaciones gubernamentales. Si antes lo era por su alineación al kirchnerismo, ahora lo es por su ruptura.
Pero causó gran impacto corporativo. El empresariado, que vió a las barbas de su vecino remojar, se solidarizó con los Rocca. Parecería ser más por temor que por otra cosa.
La Asociación Empresarial Argentina (AEA) y la Unión Industrial Argentina (UIA) fueron las que jugaron más fuerte. La Presidente salió a terciar por su parte acusando al Grupo Techint de ser nacional para cobrar y foráneo para depositar. No obstante, el episodio perjudicará sensiblemente las relaciones binacionales, ya que Hugo Chavez será aquí también mala palabra para los sectores empresarios y para la opinión pública.
Una novela que recién empieza. Algo se rompió en ese vínculo que supo ser beneficioso para ambas partes. Se copia a continuación la declaración empresarial.+)

Discriminación y estatizaciones atentan contra la
integración regional


La AEA reitera su posición en
cuanto que las inversiones de empresas argentinas en el exterior
-tales como las del prestigioso Grupo Techint en Venezuela- son
parte fundamental de la proyección internacional de nuestro país.
En tal sentido, AEA rechaza firmemente toda discriminación por
parte del Gobierno de Venezuela de las inversiones argentinas en
ese país respecto de las provenientes de otros países
latinoamericanos.
Asimismo, AEA considera oportuno señalar que los procesos de
integración económica se fundamentan en una fuerte corriente de
inversiones recíprocas, que establecen la dimensión productiva del
espacio económico común, diferenciándolo así de un mero acuerdo
comercial.
En tal sentido, toda economía cuya estrategia consista en la
estatización de empresas privadas es incompatible con un proceso
de integración económica genuino, como el que estamos
construyendo la Argentina y los otros países hermanos de esta
región.
Asociación Empresaria Argentina
27 de mayo de 2009

martes, 26 de mayo de 2009

La Puja Cordobesa

Carlos Fara y Asociados difundió ayer una encuesta que revela que Luis Juez lidera la intención de voto para los comicios del 28 de junio, pero seguido por el postulante de la coalición justicialista Unión por Córdoba Eduardo Mondino.
La consultora que trabaja en Córdoba para Mondino, candidato oficialista a senador nacional, dio a conocer ayer un informe realizado entre el 15 y el 19 de este mes, sobre 600 casos en las principales ciudades de la provincia, según el cual Juez tiene un 29,5 por ciento de intención de voto; seguido por Mondino, con el 23,5 por ciento; Ramón Mestre, con 21,2 por ciento; Eduardo Accastello, con el 6,4 por ciento, y César Albrisi, con el 1,7 por ciento.
La consultora puso especial énfasis en mostrar que los tres principales candidatos tuvieron un crecimiento desde una medición de febrero hasta la de mayo y que el que más aumentó, según este trabajo, es Mondino, que tenía a principio de año un nueve por ciento de intención de voto.
Según la encuesta, Juez y Mondino son los que más alta imagen positiva tienen, con Mestre y Accastello más atrás en esas valoraciones. A tono con lo que viene diciendo el gobernador Juan Schiaretti, la consultora ubica primero a Unión por Córdoba en la intención de voto, si se le consulta a la gente por partido y no por candidato. De esa manera, la coalición liderada por el PJ tendría un 25 por ciento, seguido por el 19 por ciento del radicalismo y un 11,9 del Partido Nuevo.
Para La Voz del Interior, hasta ahora las encuestas difundidas señalaban que Juez está primero, seguido de Mestre, con Mondino y Accastello más atrás, salvo una de una consultora nacional vinculada al Gobierno provincial, que ordenó la intención de voto en Mestre, Juez y Mondino, con un escasa diferencia entre los tres”.

sábado, 23 de mayo de 2009

Interna Peronista

A casi un mes de los comicios no hay elementos que permitan sospechar que pueda haber un cambio de tendencia respecto de las próximas elecciones. Ni pareciera haber consensos en oficialismo ni en la oposición para que éso suceda. Es como si todos estuviesen conformes con lo que estaría por suceder.
Se espera una considerable derrota parlamentaria del kirchnerismo, a nivel nacional, y una victoria ajustada o una suerte de empate en la provincia de Buenos Aires. Consecuentemente, el oficialismo perdería la mayoría en la Cámara de Diputados. Pero en el Senado, seguirá gobernando el justicialismo.
En rigor, la mayoría parlamentaria ya no es kirchnerista sino peronista, y podría continuar siéndolo. Son pocos los que aún usan la fórmula de Frente para la Victoria en esta compulsa electoral; hay peronistas en el oficialismo y en la oposición. Como dice Sergio Berensztein, los ciclos políticos argentinos duran aproximadamente seis años, y el de Néstor Kirchner ya venció. El partido fundado por Juan Perón se prepara para una nueva etapa. En los próximos dos años se verá si es capaz de gobernar sin un liderazgo fuerte.
En diversos rincones del poder se empieza a analizar el escenario de un Ejecutivo débil apoyado en un gobierno parlamentario. Lo que se empieza verse es que, en el fondo, el 28 de junio se dirimirá una interna justicialista.
Hay un sector que se mantendrá al lado de Néstor Kirchner hasta esa fecha y, si los resultados son los esperados, le reprochará en cara la derrota y procurará reencauzar el proceso de modo tal de tener chances de éxito en 2011. Ahí se alinean los gobernadores del norte y los patagónicos, capitaneados por algunos candidatos a vicepresidente como José Luis Gioja y Mario Das Neves.
Hay otro sector, clave para la gobernabilidad, que es el eje central. Liderado por Juan Carlos Schiaretti, de Córdoba, y apoyado por el entrerriano Jorge Busti, enarbolan la candidatura del santafecino Carlos Reutemann a la Presidencia de la Nación para el próximo período. Este grupo ve con muy buenos ojos la aparición de Francisco de Narvaez. Alguien tiene que disputarle el poder a los bonaerenses que, liderados por Kirchner, se proyectan naturalmente en Daniel Scioli para el próximo presidencial. El mismo colorado, en un gesto de infidelidad a su socio político Mauricio Macri, manifestó interés en la candidatura del Lole.
"El 29-J se volverá a juntar el PJ para encarar la transición y sostener la gobernabilidad, amenazada por la defección de los K", se escucha con cada vez más intensidad.
Pero hay elementos que siembran más dudas que certezas. Uno es la economía. Si empezara a acomodarse, nadie cree que Kirchner largue el juguete y se intuye que volverá rápidamente a las trapizondas; el otro es la propia personalidad del propio ex presidente. Nadie lo imagina trabajando para el proyecto Reutemann, ni para el de Scioli. Como Carlos Menem, uno lo supone facilitando el acceso de la oposición al poder antes que intentando proyectarse en otro compañero.
El peronismo tendrá en el Congreso su trinchera. Habrá que ver cuál será la barricada que elijan los Kirchner para resistir.+)

martes, 19 de mayo de 2009

Operativo Protección

Es notable la desaprensión que la dirigencia argentina tiene con la Justicia.
El domingo hubo dos grandes notas sobre el manoseo institucional del Ejecutivo para con el Poder Judicial y no hubo repercusión algúna.
Crítica publicó en tapa "La Justicia soy yo" con una foto de Cristina Kirchner en la que tiene un martillo y algún código. Denunciaba que "a cuarenta días de las elecciones, la Presidente propuso la designación masiva de 60 jueces federales y nacionales. Hay magistrados denunciados o que estuvieron al borde de reprobar el examen del Consejo de la Magistratura. El paquetazo judicial está en manos de la mayoría automática del Senado". Dice en su copete que es la mayor designación en lo que va del gobierno y que se produce antes de las elecciones que marcarán un cambio de mayorías parlamentarias. La nota, firmada por Luciana Geuna, menciona casos concretos.
La excusa que utiliza el oficialismo es el necesario aceleramiento del trámite de las causas en las que se persiguen a militares por violación a los derechos humanos. Lo cierto es que esos fueros son los mismos que tienen a su cargo las causas de funcionarios juzgados por corrupción.
La otra nota es la que debiera preocupar a los legisladores que deben votar el mensaje que el Ejecutivo mandó al Congreso para tales Acuerdos. Joaquín Morales Solá publicó "Operaciones y Jueces en Medio de la Campaña" donde, entre otras cosas, afirma que "el interés político estuvo siempre por encima de la investigación judicial en el caso que involucra a (Francisco) De Narvaez".
Estos senadores, los que deberán votar los pliegos de tales jueces, deberían preferir jueces apegados a la ley y no a jueces que tengan el apoyo de tal o de cual institución, o que se vuelquen por unos valores constitucionales respecto de otros tan vigentes como aquellos.+)

viernes, 15 de mayo de 2009

Ansiolíticos

El presidente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, lanzó ayer su candidatura a primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, en el Teatro Argentino de La Plata.
Esta evz buscó detener la locura autodestituyente: "Nos votaron hasta 2011 y seguiremos gobernando hasta entonces". Parecería que se acabó eso de "si perdemos, nos vamos". Tal vez las encuestas señalaban cierto entusiasmo popular como consecuencia de esa posibilidad.
Un muy bajo tono de voz que, por momentos llegó hasta los susurros, manifestó un cambio de estrategia. Como si hubiera percibido que la gente prefiere comportamientos más previsibles al griterío agresivo y amenazador.
Es que si no suma votos de la clase media, corre el peligro de que Francisco de Narvaez se afirme un poco más y lo supere, ya que todas las encuestas arrojan una mínima diferencia entre ambos.
Su discurso fue una defensa decidida de los logros de su gestión y el intentó por generar un temor a "volver a los 90". Pero su campaña es otra. A esta altura del partido, lo de Gran Cuñado parece favorable a los deseos del oficialismo; las pintadas de la JP Descamisados a once locales de Clarín no parecen ser lo que son.
Lo que es más evidente es la campaña sucia. Todo el episodio de la efedrina, desde el llamado a declarar como por la acusación de Mario Segovia contra el juez Faggionatto Marquez, así lo revelan. La marcha de los taxistas también, aunque es muy riesgosa; la gente lo lee con tanto detalle estas manifestaciones.
La economía también aparenta haber encontrado un piso.
Una dosis de ansiolíticos nos calma toda esta locura que hemos vivido en los últimos tiempos. Tapa los síntomas pero no nos cura de aquello que los provocaron.+)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Encuesta de Ricardo Rouvier para Capital


Nos hacen llegar los resultados de una encuesta que fue publicado en los medios días pasados. Sorprende lo ajustado de la diferencia entre el PRO y la Coalición: Gabriela Michetti, 28,8 por ciento; Prat Gay - Elisa Carrió, 22,3; Aníbal Ibarra, 9,1; Carlos Heller, 8,5; Pino Solanas, 8,0; Luis Zamora, 5,0; Héctor Polino, 2,1; Vilma Ripoll, 0,8; otros, 0,3; ninguno/en blanco, 5,0; no sabe, 10,1.

martes, 12 de mayo de 2009

Extrañezas

Llamativa fue la iniciativa radical para impugnar la candidatura de Néstor Kirchner porque, según se desprende de las encuestas, su postulación resta al justicialismo más que lo que le aporta. ¿Qué lo habrá motivado? ¿Habrá habido algún acuerdo o es que temen que Kirchner vaya por sus fueros?
Lo mismo respecto de la afectación a la presentación del actual gobernador bonaerense, Daniel Scioli. La Constitución le prohibe ocupar ambos puestos, por lo que se supone que renunciará a la gobernación para asumir la banca. Nunca dijo lo contrario. ¿Qué estará imaginando Scioli para el 29-J? Más interesante sería especular con la gobernación de Alberto Balestrini, que no parece ser tan atractivo para el público como la candidatura del motonauta. Nadie está analizando ese escenario.
Todas estas cosas generan más dudas que certezas respecto del 29-J. ¿Cómo será esa larga transición? Un semestre muy agitado en el que gobernarán autoridades viejas, deslegitimadas, mientras se desgastan los legisladores electos por efecto del desuso. Un semestre de expectativas insatisfechas. Malo para el sistema político.
La calle sigue hirviendo. Al acto de la CGT Azul y Blanca de ayer se sumó el paro de la CTA para el 27 de mayo próximo. Cada vez cuesta más desplazarse por Buenos Aires.
En medio de este candombe apareció Gran Cuñado, en el programa de Marcelo Tinelli quien por ahora aparece muy cuidadoso. Hubo algunas chicanas, como cuando se recordó el enfrentamiento de Clarín con Kirchner. Pero también pareció funcional al oficialismo al presentar al ex presidente como jueguetón y hasta simpático y al defenestrar, delarruizándolo, al Vicepresidente. Mauricio Macri y Francisco de Narvaez, en cambio, fueron preservados de la sátira. Lo malo de la sola aparición de esta parodia es el deja vu del 2001.
Lo más grave no parecen ser las candidaturas testimoniales, por más que afecten enormemente a la separación de poderes y a la desinstitucionalización de la política, sino la presentación de familiares cuyo mérito fundamental es la portación de parentesco. El nepotismo no desvirtúa sino que afecta directamente al buen funcionamiento institucional. Más aún cuando el parlamentarismo empieza a sonar cada vez más fuerte en el oído de la dirigencia política, de cara al desgobierno que se percibe que afectará a la Argentina en el 29-J.
Tal es así, que nadie espera que los obispos reunidos en la asamblea plenaria de Pilar vayan a hacer una declaración rimbombante. Para evitar agregar nafta al fuego.
Todos se cuidan. Nosotros también nos cuidamos, pero del dengue y de la gripe porcina. Todo conspira, pobre Presidente.+)

miércoles, 6 de mayo de 2009

La pata gremial y la calle

El acto que organizó la CGT el jueves 30 de abril último para conmemorar el día del Trabajador debe haber sido una de las manifestaciones sindicales más importantes de los últimos años y uno destacado hecho político.
Haber decidido llenar la avenida 9 de julio, negar el uso de la palabra a todo funcionario del ejecutivo -y, particularmente, a Néstor Kirchner-, y no tener que lamentar ningún acto de violencia ni desmanes, es algo digno de mención. Más aún para quienes aún recordamos el reciente traslado de los restos mortales del Presidente Perón a la Quinta de San Vicente, y que terminó en una gresca entre camioneros y obreros de la construcción.
¿Qué quiso hacer Hugo Moyano? Veamos. La representación gremial se encuentra dividida en tres: CGT, CTA y CGT Azul y Blanca. El reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que puso en duda el monopolio de la representación gremial activó a la segunda, la que orienta Hugo Yasky; aunque, curiosamente, la CTA se movilizó más que nunca y se distanció más del Gobierno al observar que lo que se prometía en voz baja no se convertía en un cambio de actitud oficial en la OIT ni en un cambio de carácter legal. La otra central opositora, la que se mantiene alineada al PJ Disidente, en cambio, no estaba muy activa en términos gremiales, pero presenta un futuro político promisorio de la mano de sus aliados.
Desde que se anunció la marcha del Día del Trabajador las negociaciones entre Moyano y Kirchner se tradujeron en beneficios en obras sociales y promesas electorales por parte del Gobierno. Los trabajadores llegaron a reclamar leyes y el propio hijo de Moyano pidió un ministerio para los trabajadores.
La maniobra de Moyano, además de propender a recuperar el protagonismo de la columna vertebral del movimiento justicialista, buscó adueñarse de la calle. Entonces Luis D'Elía anunció una marcha a la Plaza de Mayo para mañana. Una suerte de extorsión para forzar a Kirchner a que lo incluya en la lista del Frente Justicialista para la Victoria. Pero la palabra "justicialista" no está ahí por casualidad, y éso es lo que está intentando la CGT: el monopolio de la calle es del PJ, y no de los aliados circunstanciales.
La gresca gastronómica de ayer y la manifestación metalúrgica de hoy se encuentran en ese mismo terreno, el dominio de la calle.+)