domingo, 28 de noviembre de 2010

Prudencia

Ayer se cumplió el primer mes de la muerte de Néstor Kirchner. Vale destacar que:
+ La Presidente Cristina Fernández reaccionó con hidalguía. Presentó dignamente su viudez. Retomó rápidamente sus actividades. Procuró ocupar algunos espacios que dejó vacantes su difunto marido. Realizó pocos cambios de fondo, pero intentó mostrar un estilo diferente. Decidió pagar al Club de Paris y aceptó analizar junto con el FMI una nueva metodología de mediciones estadísticas. El gabinete aparenta tener divisiones internas, pero no discute el liderazgo presidencial.
+ Los que se han movilizado mucho son los sindicalistas. A los dos días de terminado el duelo, los pilotos pararon y, de esa manera, dejaron de manifiesto las fallas en el operativo del cierre de Aeroparque. La Presidente se reunió con Hugo Moyano. Estaría preocupada por la espiral precios-salarios. Los gremialistas parecen más preocupados por la Justicia. El juez Claudio Bonadío continuó con sus investigaciones, que ya tienen en prisión al líder bancario Juan José Zanola, y continuó con sus investigaciones, llevando a prisión al enigmático Néstor Lorenzo. Las aguas sindicales, tanto dentro de la CGT como en la CTA no están para nada calmas. Ellos han sido los principales garantes de la paz social durante la hegemonía K; el contrapeso de la siempre agitada militancia social.
+ Por otra parte, una filtración judicial hizo que el juez Norberto Oyharbide haya tenido que profundizar las investigaciones sobre el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, dejando al descubierto una trama de aparente corrupción que amenaza a calar muy profundamente en el kirchnerismo. Hasta la misma esposa del superministro Julio de Vido aparece ahora sospechada en otro expediente judicial. José Pedraza sufre por el avance de la causa por el asesinato del ferroviario Mariano Ferreyra. Las causas judiciales, principalmente las que se ocupan de la corrupción, no abandonan los primeros titulares de la prensa.
+ Ciertamente, la oposición se quedó boxeando sola y perdió el Norte. Esto le dio un tiempo de gracia parlamentaria al Poder Ejecutivo. Pero no le facilita la gestión. Por el momento, no presenta alternativas a la propuesta oficial.
+ No obstante, hay modificaciones estructurales. Cambian las mayorías en torno del Consejo de la Magistratura. Hay una virazón en un poder que amenaza por estos días a la solidez del bloque político reinante. En la oposición se consolidan algunos nombres en el radicalismo y en el PRO.
+ El oficialismo se debate entre apoyar o no a Cristina para el 2011, ya que la Presidente ostenta altos índices de popularidad; para el caso de que ella quisiera volverse a su hogar -como aparentemente quisiera su hija Florencia-, sin aspirar a su reelección como los mandatarios chilenos, Daniel Scioli o Carlos Reuntemann podrían recibir el favor del justicialismo todo. Los peronistas, conocedores de la real politik y sabedores de que la suerte en política vira con facilidad, repiten como el Padrenuestro una frase críptica: prudencia, que en inglés se traduciría: "wait and see".+)

sábado, 20 de noviembre de 2010

La agenda de Moyano

El ex presidente Néstor Kirchner manejaba con cintura la relación con el titular de la CGT. No obstante, el margen se angostaba cada vez más. Ante la actual falta del fuelle de contención, el creciente protagonismo de Hugo Moyano implica concretamente la imposición de una agenda al Gobierno Nacional, a saber:
+ Presión sobre la inflación. La relación precio - salarios podría determinar la suerte política del Gobierno, si no pudiera contener esa tensión en niveles de razonabilidad.
+ Decisiones macroeconómicas. Mientras la Presidente esté atenta a los acuerdos entre gremios y empresas, la sobrevaluación del dólar, el mantenimiento de subsidios y el bajo nivel de las tarifas, no parecería que fueran a resolverse.
+ Calidad Institucional. La paz con Moyano podría acarrearle algunos compromisos con la Justicia. El dirigente sindical habría tomado como amenaza una broma de Cristina Fernandez respecto de la posibilidad de ir preso.
+ Los realineamientos. Habría que ver qué actitud toma el Partido Justicialista, básicamente los caudillos territoriales y las bancadas parlamentarias del Frente para la Victoria, en ese precario equilibrio que comparten con el camionero. El 2011 seduce fuertemente a la "rama política" del partido.
+ Progresismo. Acercarse a Moyano implica alejarse del progresismo y, concretamente, de algunos actores que eran cercanos, como la CTA y de parte del electorado.
+ Control de las calles. Arreglar o romper con el sindicalismo ortodoxo debe suponer un plan B, respecto de la posibilidad de recrudecimiento de la violencia callejera.
No parece poco lo que está en juego. La excesiva atención puede crear una peligrosa expectativa sobre la resolución del caso. Pero la aparente preocupación tampoco sería vista con tranquilidad por muchos sectores.
Está embarrada la cancha en la que debe moverse quien quiera conducir al equipo al otro lado del campo de juego.+

Todo Vuelve

Posted by Picasa

lunes, 15 de noviembre de 2010

domingo, 14 de noviembre de 2010

Con un ojo en las vacaciones

Pasada la tormenta, el cielo se aclara. Con la luz, las cosas se ven más claramente.

No pasó un mes que murió Néstor Kirchner y ya se pueden sacar algunas conclusiones:

+ Una gran parte de la oposición quedó desestructurada sin su principal pivote: un contrincante que le facilitaba el trabajo. Es un problema para el PRO más que para el radicalismo, ya que el PRO hurgaba votantes dentro del justicialismo. La renuncia de Carlos 'Lole' Reutemann a la conducción del peronismo disidente es muy elocuente: en el peronismo ahora hay menos disidencias. Los elogios de Daniel Scioli anuncian una convergencia.

+ El Gobierno quedó sin su principal mentor. La decisión de profundizar el rumbo en una circunstancia tan delicada era una operación para un cirujano muy experimentado en estas patologías. El escándalo en Diputados por la votación en torno del Presupuesto 2011 lo dejó de manifiesto.

+ Si bien hay dirigentes que empiezan a hablar de Cristina 2011, no parece estar en su ánimo. Terminar su mandato para irse a su casa sin buscar su propia reelección -como Lula, Bachelet y Ricardo Lagos- es algo que se escucha con esperanza entre el pinguinaje.

+ Voluntariamente o no, los propios voceros del Gobierno pusieron el interrogante en torno del ritmo inflacionario. No parece un tema promisorio dado que, como la inseguridad, son cuestiones tan sensibles para los argentinos como de difícil solución.

El oficialismo espera al verano como el boxeador a la campana salvadora.

Falta poco para el verano, mucho para las elecciones. Depende. Los tiempos son realidades que se experimentan en forma subjetiva.+

sábado, 6 de noviembre de 2010