miércoles, 30 de marzo de 2011

Perdedores

Ciertamente, era medio nuevo en esto. Pagará un alto costo Ernesto Sanz por envalentonarse contra el dueño de los corazones radicales, ridiculizar al popular Julio Cobos y terminar bajándose abruptamente de esa temprana interna partidaria.
Al final, dirigentes como Cobos o Elisa Carrio, tenían sus razones al mantenerse "sueltos". Tal vez comprendían mejor la veleidosa conducta de la dirigencia empresarial y de los medios, y la falta de compromiso de las grandes masas.
El empresariado va siempre a la delantera, anticipándose a los acontecimientos, y no toma posiciones que no sean de corto plazo. No es posible construir un proyecto con base tan inestable.
La gran masa no se interesa por nada y, en la medida que su supervivencia no esté urgentemente en juego, no se preocupa por nada que no sean sus cosas.
Los medios no kircheristas intentan seguir los vaivenes de la gente que, a su vez, reacciona de acuerdo a lo que le presentan los medios. Un circulo vicioso.
La prensa no contribuyó con la difusión de estas internas anticipadas y la gente no se interesó por ellas. Radicales y federales temían por la baja participación. Los primeros ya se bajaron; veremos cómo actúan los disidentes.
Así, Ricardo Alfonsín y Mauricio Macri seguirán siendo precandidatos sin ser formalizados; o, tal vez, haya que buscar una fórmula superadora de estas facciones.
Hasta tanto, la góndola continuará dominada por un solo producto.+)

domingo, 27 de marzo de 2011

Desequilibrios

La reacción del oficialismo de dejar trascender la visita del presidente colombiano y el relanzamiento de la relación con Italia, en el contexto de una visita que en junio hará la Presidente a Roma son digos de consideración política. Corren por izquierda y por derecha, procurando evitar caer exclusivamente en la progresía. "No se traguen lo de (Hugo) Chavez", parecerían decir.
Pero el bloqueo que impidió por primera vez desde la restauración democrática la salida de un periódico los equipara con el bolivariano. Más aún, la nota de Perfil de ayer en la que trascendió que la Argentina dejará de investigar el atentado a la AMIA -como si la Justicia fuera un mecanismo del ejecutivo- a cambio de potenciar las relaciones comerciales con Irán los sitúa en medio del Eje del Mal, en la terminología de Gerge W. Bush. No es una cal y otra de arena.
¿Es que no controlan sus fuerzas?
¿A quién le puede convenir impedir la distribución que se lee más en internet que en su versión papel? ¿O es que hicieron enojar a la bestia, pensando que lo podían controlar, y ahora cuando rompe todo nadie puede detenerlo? Porque ha trascendido que habría sido el intendente de Lomas de Zamora, martín Insaurralde, quien promovió la acción de los suizos. ¿Lo hizo como yerno de Hugo Toledo, hombre de Eduardo Duhalde, o lo hizo como intendente K?
Es reiterativo pero válido insistir en que este año será tan agitado como imprevisible.+)

miércoles, 23 de marzo de 2011

Buscapié

Para un lado y para el otro va la fuerza de Hugo Moyano.
Cuando se peleó con el Gobierno por la cuestión del exhorto suizo y llamó a inmovilizar el país le generó un problema al Gobierno, ciertamente, porque es un incordio para la gente y porque el efecto del triunfo catamarqueño quedaba diluido.
Pero también le hacía un favor. En un año electoral, una pelea con Moyano le venía de perillas a la Presidente.
Probablemente, el camionero se dio cuenta y buscó el abrazo del oso. Levantó el paro (hay quienesn dicen que no tuvo apoyo para mantenerlo) y criticó a dirigentes de la oposición, que no podían haber elegido un mejor jefe de campaña.
En el éxtasis de la ilusión, el oficialismo depositó sus esperanzas en Chubut. Es una realidad contundente que los dos candidatos que apoyó la Rosada han tenido un significativo aumento del caudal electoral. Sin embargo, el lamento y la queja por la realización de un eventual fraude aguaron lo que había sido un logro en sí mismo: el empate técnico. Pero el que se queja del réferi por el resultado adverso suele ser el perdedor, y el Gobierno emitió esa imagen al hacer tanta alaraca en el fraude más que en el resultado.
Ahora volvió Macri de su gira internacional y se revitalizó su campaña, al mismo tiempo que los radicales apagan motores y hasta se habla de la no realización de las preinternas radical y del peronismo federal.
Si Macri nombrara en estos días a su sucesor, su postulación sería más creíble y podría empezar a encolumnar dirigentes y a mejorar en las mediciones.
En cambio, si el radicalismo sorprendiera con Lilita Carrio como candidata a jefa de Gobierno como punta de un acuerdo con la Coalición Cívica y con el GEN, se constituiría como el contendiente del Frente Para la Victoria, que ha logrado pararse en el medio del ring.+)

viernes, 18 de marzo de 2011

No sabemos

Tal como se ve en la foto, el martes atardeció con corderitos. Esas nubes indican lluvia próxima. "No llega al jueves, como está pronosticado", pensé. Así fue, esa madrugada se anticipó la precipitación de agua.
Hay otros signos que llaman la atención del analista:
+ Se dice que la Presidente puede ganar en primera vuelta. Para eso tiene que conseguir 40 por ciento de los votos y una diferencia de diez puntos del segundo, u obtener 45 por ciento, como en 2007.
Pasaron muchas cosas desde 2007. El oficialismo perdió las elecciones legislativas y es muy difícil creer que recuperará el nivel de las elecciones en las que fue votada hasta por el campo.
Es cierto que pegó un salto de imagen tras la muerte de su marido, pero también que lo bajó y que su intención de voto sumaba 33 por ciento en los meses del verano, según algunos consultores. Es extraño que algunos dejen trascender guarismos cercanos al 40, unas semanas después. ¿Qué pasó en ese lapso de tiempo? Nada que significativo que justifique semejante variación. Resulta increíble.
Insistimos en que los tres meses que restan para la presentación de listas pueden deparar muchas sorpresas para el electorado y modificar esta sensación de invencibilidad gubernamental, aún cuando lograra ganar este domingo en Chubut.
+ La economía aguanta.
El comportamiento de los commodities que favoreció a nuestra economía durante estos últimos años indica, principalmente, la inquietud de los mercados. La inestabilidad en el magreb y en oriente medio, sumada a los estragos producidos por el movimiento sísimico nipón, pueden desestabilizar a la economía mundial.
Nadie sabe cómo puede impactar esos cambios en nuestra economía, básicamente porque nadie sabe cómo reaccionarán los mercados centrales.
+ Variables fijas. Todo estará como ahora.
La inflación es una bestia desbocada; la inseguridad, una amenaza, y la paz mundial, una incógnita. Son muchos los interrogantes. No tiene sentido seguir enumerándolos. Por el momento, falta mucho para las elecciones. Afortunadamente, la Presidente consigue un objetivo de mínima: la gobernabilidad.+)

martes, 8 de marzo de 2011

Monitorear la divisa

Los últimos días se empezaron a escuchar reiteradas manifestaciones de preocupación sobre el rumbo de la economía argentina e internacional.
Tal vez la más interesante la leí el 24 de febrero último en el blog de Alejandro Colle, que está consignado en la sección Bloguerío de este sitio. Otro que también escribió sobre la muerte del modelo K en La Nación fue Carlos Pagni, replicando algunas de estas cuestiones.
Es evidente que la puja distributiva y la alta inflación son malos condimentos para el oficialismo, que debe enfrentar un disputado escenario electoral. La negativa del Club de Paris a la propuesta argentina, tal vez derivada del enquistamiento de los Estados Unidos con el kirchnerismo como consecuencia del episodio del avión, y el llamado efecto Cisne Negro, que se asoma sobre la economía mundial desde el balcón magrebí, son ingredientes venenosos para cualquier menú de paz social.
Habrá que empezar a seguir esta variable, así como el comportamiento del dólar en el mercado porteño, para ir adivinando la suerte que pueda tener la candidatura de Cristina Fernández.+)