domingo, 6 de noviembre de 2011

Y un día...


Y una día volvieron las novedades. Todas juntas. Destaquemos los principales hechos recientes:
+ La semana se inicia con presiones sobre el dólar alimentadas por una actitud represiva por parte de la AFIP.
+ La presidente argentina recibe el pedido de entrevista de su par norteamericano, Barak Obama. Las especulaciones rondan en torno de las relaciones latinoamericanas con China e Iràn.
+ Mientras viajaba a Cannes, Francia, por una nueva cumbre del G 20, reaparece el ministro Julio de Vido junto con Amado Boudou para anunciar una medida ortodoxa: el fin de los subsidios.
+ Cristina recibe el elogio de muchos presidentes del G20 por su reciente reelección, pero particularmente de dos figuras clave: Obama y Nicolas Sarkozy.
+ La bilateral resulta exitosa, según diversos ángulo analizados. Grata conferencia de prensa conjunta de Cristina y Obama. Aparentemente, la delegación estadounidense destaca que la Argentina es una de las tres principales reservas energéticas no convencionales.
+ Apenas regresada a la Argentina, Clarín informa que Bridas anuncia la caída del principal negocio petrolero del país en los últimos años. Los Bulgheroni y los chinos de la CNOOC no comprarán la parte de la inglesa BP por decisión de los socios argentinos.
+ Al mismo tiempo, Uruguay convoca a su embajador en Francia como expresión de rechazo a la catalogación de la Banda Oriental de "paraíso fiscal" dentro de en un listado enumerado por Sarkozy en la misma cumbre.
Es probable que sigamos conociendo consecuencias de tal cumbre bilateral en los próximos días, tanto en la Argentina como en los Estados Unidos. Tal vez de acceso al crédito internacional, o de inversiones energéticas.

Por otra parte destacamos cuatro imágenes, con miras al dibujo del sistema de partidos:
+ En la entrevista de Enfoques de La Nación al sociólogo Juan Carlos Torre, donde se le preguntan por la conformación futura de los partidos en nuestro país: "Estamos en aquellos momentos de la historia argentina que hay que empezar todo de vuelta. en el peronismo, pese a que ha revalorizado su cpacidad mutante, pero ciertamente del lado de la oposición. Los partidos radicales han desaparecido del mundo y si se han regenerado ha sido bajo otra matríz. ¿Porqué no imaginar en le futuro partidos radicales socialistas? Una complicada operación: los radicales son cada vez más una secta. Para ser radical hay que haber sido radical. Es el partido de la tautología. Es otra diferencia entre ambos: el partido peronista no pregunta de dónde viene sino qué quiere ser. El partido radical pregunta de dónde viene. El socialista es un partido que no sabemos cuán renovado está, pero sí que ha producido una gestión distrital, provincial, de eficacia y ha renovado su mandato. Hay que refundar el mundo de la oposición. (...) En principio, a sabiendas de que la centro izquierda está ahí y parte de esa opinión está dentro del Gobierno (...) La UCR y el socialismo tienen que regenerarse, tienen que encontrar alguna forma de convergencia más orgánica (...). La oposición está está en un estado de descomposición organizativa y esa dificultad, con la que vamos a tener que convivir,  quizás implique una larga temporada en la que seguramente lo que tendremos por delante es una historia hecha por peronistas". Una exposición sumamente lúcida.
+ Por su lado, los intendentes radicales parecen estar en sintonía cuando piden una modernización del partido, en la reunión de treinta jovenes alcaldes en Tanti, Córdoba. Pero no sabemos cuál es esa modernización.
+ Quién supo mostrar esa imagen fue Hermes Binner, en la 8va edición del Foro de la Cadena Agroindustrial, este martes, en Santa fe. La foto lo graficaba con Tabaré Vazquez quien, más allá de su último fallido, irradia la imagen de un estadista progresista.
+ Los que parecen totalmente fuera de foco son los del PRO, cuya identidad ideológica no aparece claramente definida. Su nuevo operador nacional, el peronista Emilio Monzó, para apuntalar la candidatura de Mauricio Macri en 2015 apunta a los intendentes radicales para acompañar a Gabriela Michetti. Un plan que ya evidenció sus debilidades en la provincia de Buenos Aires con Francisco de Narvaez. ¿Funcionará cambiando al Colorado por la Gaby? +)

No hay comentarios: