domingo, 15 de julio de 2012

Doble decapitación


Fiel a la audacia y al estilo confrontativo que caracterizó al gobierno de los Kirchner, la Presidente encaró con decisión sendos combates contra el gobernador Daniel Scioli y del sindicalista Hugo Moyano.
Se trata de cabezas visibles de problemas más profundos.
La humillación que sufrió Scioli esta semana en el acto de Gral. Rodríguez -que se ilustra arriba con foto- fue una muestra de lo que todos los intendentes y gobernadores pueden sufrir en caso de aparecer involucrados en conciliábulos destituyentes. No sólo lo comparó con Hermes Binner -es decir, con un opositor- sino que lo abofeteó en frente a la Nación toda por cadena nacional.
Pero la falta de fondos y, más aùn, de un proyecto superador de la actual coyuntura pone a todos los caudillejos justicialistas cerca de la deliberación. Hay gobernadores que ya tienen emitidos bonos provinciales por cualquier eventualidad.
La situación de Moyano también se parece a la descuartización de la lombriz que, como se sabe, no se muere sino que se multiplica. Y la multiplicación del gremialismo en competencia es más peligroso que seccionar a una lombriz.
Ciertamente, Cristina hace gala de decisión y de carácter, pero uno supone que sus oficiales ruegan para que no se le acaben la caja ni la buena imagen.+)

No hay comentarios: