domingo, 29 de septiembre de 2013

Semblanteo popular

La Nación publicó una encuesta de Poliarquía sobre los resultados en la provincia de Buenos Aires y Clarín, una de Management & Fit de Capital, que plantean números previsibles, que no despiertan sorpresas.


Massa se despega y estira a 11 puntos su ventaja sobre Insaurralde


Cuando faltan cuatro semanas para las elecciones legislativas generales del 27 de octubre, Sergio Massa duplica la ventaja que le había sacado a Martín Insaurralde en lasprimarias del 11 de agosto .
El dato es la principal conclusión de una encuesta que Poliarquía Consultores hizo para LA NACION, según la cual el candidato a diputado por Buenos Aires del Frente Renovador atrae un 41,1 por ciento de intención de voto frente al 30,1 por ciento del postulante del Frente para la Victoria.
El intendente de Tigre ganó las PASO con 34,9 puntos y el jefe comunal de Lomas de Zamora quedó segundo, con 29,6. La diferencia de entonces (5,3%) saltó ahora, siempre según Poliarquía, a 11 puntos. Mientras Massa creció 6,2 puntos, Insaurralde sólo sumó 0,5%
El tercer puesto seguiría siendo de Margarita Stolbizer, que en las PASO se alzó con 11,1 puntos y que en las elecciones de dentro de cuatro domingos subiría apenas medio punto, hasta 11,6%.
Del estudio, realizado entre el martes y el viernes últimos, se desprende también que Francisco de Narváez es quien sufriría la mayor pérdida de votos. El candidato del Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo (FULT) retendría el cuarto puesto, pero pasaría del 10,5% cosechado en agosto al 6,9%.
Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), registra una intención de voto de 3,1% (en agosto lo votó el 3,9) y Gerónimo "Momo" Venegas, de Unión con Fe, sube a 2,2 por ciento desde el 1,5 de las PASO.
El análisis del detalle de la intención de voto a cada uno de los candidatos explica los movimientos.
El 90 por ciento de quienes en las primarias votaron a Massa dijeron que repetirán su voto, el 6% afirmó que cambiará de candidato y el 4% restante se reconoció indeciso.
Igual de estable aparece la intención de voto a Insaurralde: el 91% de los que lo eligieron en agosto dijo que volverá a hacerlo en octubre, el 6% que optará por otra opción y el 3 por ciento que todavía no decidió.
Bien distinta es la situación de De Narváez. Sólo el 52% de sus votantes en las PASO insistiría con su boleta dentro de cuatro domingos, mientras que el 43% migraría hacia otro postulante. El 5 por ciento restante todavía no sabe.
Esa fuerte sangría de intención de voto del actual diputado de Unión Celeste y Blanco explica el crecimiento de Massa y el aumento de la brecha con Insaurralde.
El panorama se completa con Stolbizer, que perdería al 20 por ciento de sus votantes y retendría al 75%.
Otra conclusión interesante de la encuesta de Poliarquía surge del cruce entre los resultados de las presidenciales de 2011 y la intención de voto para las próximas legislativas.
Esa comparación da cuenta de la heterogeneidad del voto a Massa. "Entre los votantes de Massa conviven un grupo significativo de electores que en 2011 optaron por Cristina Kirchner, hoy desencantados, con un conglomerado de las distintas expresiones opositoras de la ultima elección presidencial", explicó a LA NACION Fabián Perechodnik, director de Poliarquía.
El detalle de esa composición indica que el 32% de los que hace dos años votaron a Cristina Kirchner se inclinarían ahora por el tigrense.
Lo mismo haría el 48% de los votantes de Hermes Binner, el 45% de los de Ricardo Alfonsín y el 63% de los de Eduardo Duhalde.
Stolbizer, en cambio, sólo retiene el 31% de los votantes de Binner y el 40% de los de Alfonsín, que hoy lo secunda en la lista de candidatos a diputados del Frente Cívico y Social (FPCS).
Insaurralde cuenta entre sus adherentes al 58% de los electores de la Presidenta, a 5% de los de Binner y a 5% de los de Duhalde.
La encuesta se detiene por último en la figura de Massa. Entre quienes piensan votarlo, los atributos más valorados son "la gestión en Tigre" (lo eligió el 33%) y "que es creíble y honesto" (que mencionó el 11%).
Frente a la pregunta "qué es lo que menos le gusta de Sergio Massa", la mayoría de los que lo votarán contestó "nada" (41%).
El estudio de Poliarquía se elaboró sobre la base de 2500 casos, entre encuestas telefónicas y panel, y tiene un error estadístico de +/-2% para un nivel de confianza de 95%..
 
 
Del editor: qué significa.
El Gobierno hizo todo lo posible para revertir el cuadro de las PASO: bajó impuestos, acomodó su mensaje e inauguró obras. Si no lo dio vuelta hasta ahora...

Michetti saca ventaja en el Senado y Pino y Filmus pelean la tercera banca

POR SANTIAGO FIORITI

La candidata del PRO va adelante por 8 puntos. Solanas tiene una luz de diferencia sobre el candidato kirchnerista.
Gabriela Michetti volvería a demostrar que se trata de un extraño caso de la política argentina. Casi sin hacer campaña, sin confrontar fuerte con nadie y con seleccionadas apariciones mediáticas, la diputada ya le saca ocho puntos de ventaja a su principal rival en la carrera por el Senado y eso que, a cuatro domingos de la votación, todavía cerca de un diez por ciento no sabe a quién elegir o prefiere no revelar sus intenciones. Mucho más difícil la tienen el socio de Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas, y el kirchnerista Daniel Filmus, que marchan atrás, en ese orden, pero sin que esté dicha la última palabra.
Se supone que pelearán voto a voto por ver quién se queda con la tercera banca que hay en juego. Las dos primeras quedarían en manos del macrismo.
La disputa por la segunda ubicación es tal que, cuando a la gente se le pregunta por la boleta completa, los números se alteran: Filmus queda detrás de Michetti con el 20,2% y Solanas retocede al 16,4%. La candidata a senadora de Mauricio Macri, en dupla con el ministro de Espacio Público y Medio Ambiente, Diego Santilli, cosecha casi el 33 por ciento de los votos, un punto más que en las primarias abiertas y simultáneas de agosto aunque con una diferencia sustancial: en aquella contienda, si se suman todos los votos de los candidatos de la interna de UNEN, quedó relegada al segundo puesto. Ahora se impone con comodidad y la tendencia parece irreversible.
Michetti, según estas cifras, haría una elecció n similar a la de 2009,cuando obtuvo su banca de diputada, aunque en los laboratorios de campaña macrista creen que su delfín seguirá creciendo y que, cuando se decidan los que aún no tiene claro a quién votar, la distancia será mayor. El jefe de Gobierno, envalentonado por el efecto de la inauguración del Metrobús, dijo días atrás en una rueda de íntimos que la ex vicejefa podría trepar al 40% de los sufragios.
Los números que reflejan estas páginas pertenecen a la consultora Management&Fit, que entrevistó telefónicamente y en persona a mil ciudadanos de entre 16 y 70 años de 15 barrios de la Ciudad.
Como en la elección de cuatro años atrás, vuelve a quedar segundo Solanas. No por mucho margen: trepa casi al 25% pero Filmus le pisa los talones con el 22.
El rol de los indecisos será clave. Luego, sin ninguna chance de ir al Congreso, aparecen Claudio Dellecarbonara, del Frente de Izquierda, con el 3%, y quinto Claudio Lozano, de Camino Popular, con el 2,6%.
El mérito de Michetti es que mantiene el 92,2% de los votos que sacó en las primarias, a los que le suma los de Alberto Rodríguez Saá, quien bajó su candidatura, algo de los de Alfonso Prat Gay y también de Rodolfo Terragno.
Ambos quedaron relegeados de las elecciones generales por su pobre performance de agosto.
En contrapartida, Pino se ve perjudicado por el nuevo mapa electoral –sin sus aliados en la cancha–, aunque r etendría en octubre a la mayoría de sus votantes.
Su campaña estará enfocada en demostrar la utilidad de que la oposición se quede con la única banca que hay en juego por afuera de las que gane el PRO. Las posibilidades de crecer de Filmus serían más complejas: si bien se puede jactar de la fidelidad de quienes lo eligen, le cuesta sumar nuevos votantes. Salvo los de aquellos candidatos que no alcanzaron el piso electoral.

Carrió desplaza a Bergman y lidera en el voto para Diputados

La diputada de UNEN saca tres puntos de ventaja al candidato del macrismo. Cabandié, la apuesta kirchnerista, llega en tercer lugar, algo más atrás. Altamira aparece cuarto y supera a los otros aspirantes de la izquierda.
Es probable que mucha gente crea que Elisa Carrió, aun con los reproches que suele recibir por su intransigencia y por la forma con la que condujo las fuerzas que ella misma fundó, es una carta imprescindible en el Congreso. Dos años después de su peor excursión por las urnas –menos del dos por ciento de los votos– y cuando muchos la ponían con un pie afuera de la política, la dirigente que nació en Chaco se recupera notablemente y lidera la intención de voto a diputados por la Ciudad. Si la tendencia se mantiene podría dar el batacazo y ganarle al macrismo en su bastión electoral.
De acuerdo con la última medición de Management & Fit, la dupla Carrió-Martín Loustea u le lleva tres puntos al rabino Sergio Bergman, que va en tándem con el economista Federico Sturzenegger. Es una ventaja relativa y por eso las próximas cuatro semanas será vitales. Mauricio Macri saldrá fuerte a pedir que voten la boleta completa del PRO y Carrió se moverá junto con Pino Solanas en busca del voto progresista “útil”, en un desafío abierto contra el Frente para la Victoria. Un dato: el 14,2 por ciento de los mil entrevistados que respondió la requisitoria de la consultora dijo que aún no decidió a quién va a elegir.
Hay que decir, sin embargo, a favor del macrismo y en contra de Carrió, que la inclinación de los porteño s se modifica cuando se deja de preguntar por un candidato y una competencia puntual y se pasa a indagar por la boleta completa, que incluye senadores, diputados y legisladores porteños.
Ante esa cuestión, Michetti-Bergman-Iván Petrella se imponen con el 25,8% y Solanas y Carrió –junto con Gustavo Vera, el candidato a legislador de UNEN– retroceden al tercer puesto. Este es el mejor escenario para el Frente para la Victoria: Filmus–Cabandié–Taiana quedan segundos y a sólo cinco puntos del PRO. En este ítem, el número de indecisos es alto: más del 20 por ciento.
El primer puesto que ostenta Carrió se basa en los números que consiguió en las primarias, pero a la vez en los votos que le aporta Martín Lousteau, quien en agosto la desafió en la interna, y que ahora comparte boleta con la diputada. Casi el 60 por ciento de los que eligieron al economista mantiene su sufragio. A Carrió también la beneficia que Ricardo Gil Lavedra no haya conseguido el piso para participar de las generales: el 75% de quienes lo vieron como la mejor opción en agosto se inclinarán por ella.
El rabino Bergman, la apuesta del jefe de Gobierno, marcha segundo con el 26,2 por ciento. Tercero queda Cabandié, el representante de La Cámpora, con el 20,5% y cuarto Jorge Altamira con el 3,7%. El candidato del Frente de Izquierda se juega en estas cuatro semanas la posibilidad de ir al Congreso. Necesita llegar a un piso de 6. Lo mismo que Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, que queda algo más relegado, con el 2,7%.

Esa odiosa intrusa

Muy interesante análisis de Joaquín Morales Solá en La Nación de hoy sobre los hechos recientes que evocan a la violencia.

Violencia entre victorias y derrotas

Sergio Massa podría haber muerto en La Matanza. Es la conclusión de lo que sucedió, pero, sobre todo, de lo que podría haber sucedido. El ataque con gomeras fue sólo una emboscada para desviar la columna del candidato hacia un territorio aún más feroz. Massa no modificó el trayecto de su caravana y evitó así, sin saberlo, una tragedia.
Esa brutalidad política puede analizarse desde la perspectiva electoral, que no ha hecho más quefavorecer a Massa . Pero merece también una reflexión sobre los trazos violentos que existen bajo las apariencias de una sociedad pacífica.
El kirchnerismo sabe que va a perder. No se equivoca. Massa superaría al cristinismo el 27 de octubre por 11 puntos, según la encuesta de Poliarquía que publica hoy LA NACION.
Ampliaría su ventaja en más de cuatro puntos con respecto de las elecciones primarias de agosto. Expolió de votos a Francisco de Narváez, porque Massa cumple ahora, simplemente, el rol que le tocó a aquél en 2009. El acierto más comprobable de Massa es el de haberse presentado como una alternativa anticristinista en el momento oportuno. Es cierto que también ha hecho otras cosas, como anunciar proyectos que presentaría como diputado, pero nada superó aquella precisión en la elección de la circunstancia. Esa condición de alternativa, justo cuando sucede la decadencia, es lo que provoca la furia del cristinismo contra Massa. El sustrato de violencia, verbal sobre todo, que siempre existió en el kirchnerismo, impulsó el resto.
El resto no fue poco. El proyectil de plomo que le pegó a Massa en el pecho, en La Matanza, podría haberlo dejado sin un ojo o sin la vida por una diferencia de pocos centímetros. El caso es todavía peor cuando se conocen algunos testimonios que ya se hicieron ante la Justicia. El ataque con gomeras fue un ardid para cambiar el rumbo de la caravana. En el camino alternativo lo esperaban a Massa con armas de fuego. Estaba preparada la puesta en escena de un supuesto enfrentamiento entre bandos contrarios. No se conocen más detalles. El massismo ha rodeado a los testigos de una densa malla de protección. Teme por ellos.
¿Quién fue el instigador? Creemos que fueron grupos que querían quedar bien con el kirchnerismo. Creemos, pero no lo sabemos, dicen muy cerca de Massa. Absuelven de la sospecha al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y apartan categóricamente de los hechos al gobernador Daniel Scioli. Sería un Scioli que no conocemos y lo conocemos bastante, precisaron. Puede explicarse la generosidad con Espinoza. Gran parte de los intendentes supuestamente kirchneristas trabaja ya sólo para conseguir su propia mayoría en los concejos deliberantes locales. ¿Recomiendan votar por Cristina o por Massa? Por el candidato que la gente quiera, siempre que vote por los concejales del intendente. Pragmatismo peronista. Importa el poder, no la lealtad.
El barrio de La Matanza donde sucedió la agresión a Massa es donde reina Luis D'Elía como un monarca del suburbio. El mismo día en que sucedió la violencia, D'Elía la justificó con argumentos ideológicos que sólo delataban a su autor. No hay ninguna prueba, no obstante, que conduzca a D'Elía. Dicen que Cristina Kirchner se enfureció con el pintoresco caudillo matancero y mandó decirle que se rectifique. Se rectificó. Pero D'Elía forma parte de la subcultura violenta que creció a la sombra del kirchnerismo. Supuestos principios antiimperialistas justifican lo bueno, lo malo y lo insoportable. Como el antisemitismo. El domingo de las elecciones de agosto, los votantes del barrio de D'Elía debieron cruzarse con dos o tres punteros antes de llegar a los lugares de votación. Les preguntaban por quién votarían. Los ciudadanos eran insultados o maltratados cuando se escudaban en la condición secreta del voto.
No fue sólo La Matanza. Una semana antes, en Lomas de Zamora, el territorio de Martín Insaurralde, Massa no pudo entrar por la puerta principal a la universidad de ese municipio. Un grupo de militantes kirchneristas quemó neumáticos en el acceso central de la casa de estudios, donde el candidato dio una conferencia invitado por el rector. Massa debió ingresar a la universidad por una puerta lateral. En la misma Lomas de Zamora, el alcalde de Tigre tropezó antes con piqueteros, también identificados como kirchneristas, que le impedían avanzar a su caravana.
Massa se envalentonó anunciando que sólo pensaba en regresar a La Matanza. El anuncio fue prematuro, porque todavía no conocía los detalles más salvajes de aquella agresión. Ahora hay un debate interno sobre la conveniencia -o no- de volver al municipio más poblado y desigual de la provincia de Buenos Aires. No podemos dar señales de temor, dicen algunos. Tampoco podemos correr el riesgo de la seguridad física, replican otros. Un país vive una situación más grave que sus engañosas apariencias cuando se plantea una discusión política de esa naturaleza.
La violencia está en una parte de la sociedad argentina. Seguramente es una parte minoritaria, pero se trata de minorías iridiscentes que muchas veces logran sus objetivos. La ocupación de colegios porteños, en reclamo por una reforma educativa del gobierno nacional que ni siquiera se aplicó todavía, fue apoyada por una asamblea de padres. ¿De cuántos padres? Fueron unos 100 padres de alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires. Hay unos dos mil padres de estudiantes de ese colegio. Los que no fueron seguramente no estaban de acuerdo con la ocupación. De hecho, muchos estudiantes abandonaron los colegios porteños ocupados hace dos años durante varios días. Se fueron de la escuela pública a la privada. También entonces los alumnos fueron apoyados por una minoría activa de padres. Muchos de esos padres se han propuesto transmitirles a sus hijos sus propias y frustradas agitaciones de juventud.
Esta vez hubo una profanación que carece de cualquier explicación. Un grupo de estudiantes ocupó, destruyó e incendió parte de la parroquia más antigua de Buenos Aires, la de San Ignacio de Loyola. El problema era por una reforma de la educación secundaria dispuesta por el gobierno de Cristina Kirchner. No había ningún reclamo a la Iglesia, aunque ningún reclamo hubiera justificado la profanación de un templo. Fue un injusto agravio para millones de personas que tienen fe y que profesan no sólo la religión católica, aunque ésta haya sido la más ultrajada. Es más que probable que los estudiantes que cometieron semejante vandalismo no hayan conocido ni siquiera el valor simbólico adicional de esa iglesia. Está dedicada al santo, Ignacio de Loyola, que fundó la orden de los jesuitas a la que pertenece el papa Francisco.
La violencia se desata cómo puede y dónde puede. La campaña electoral en la Capital es pacífica, tal vez porque los porteños están eligiendo entre alternativas claramente diferentes. Las luchas son más violentas cuando provienen del mismo tronco partidario, como sucede en Buenos Aires. Pero la violencia no deja de marcar su presencia en la Capital. Una sensación de que todo es posible, y de que todo será finalmente impune, parece haber conquistado a una parte de la sociedad argentina.
Los gobernantes hablan y actúan desde hace diez años como si siempre pudieran hacer lo que quisieran. Las costumbres sociales fueron contagiadas de esa cultura política. La retórica oficial tiene una enorme carga de confrontación. La violencia, que es la consecuencia del fanatismo verbal, tiene las puertas abiertas.
La peor herencia del kirchnerismo será la de esa sociedad sin límites ni medidas. Una sociedad acostumbrada a la violencia del discurso y de los hechos. Cristina Kirchner no deja pasar ni un día sin referirse violentamente a los periodistas. Ella llegó a la conclusión de que no perdió ni perderá por los muchos errores de su gobierno, sino por la prédica del poco periodismo independiente que va quedando. ¿Cuánto falta para que la violencia tome como presa a algún periodista o a algún medio? ¿Cuánto, para que el gobierno se lamente, tarde y mal, por algún hecho trágico que habrán provocado sus propias palabras?
El atentado a Massa es superior al propio Massa. La profanación de un templo es mucho más que la alegre rebeldía de estudiantes atolondrados. Son avisos para indiferentes. Señales cabales de graves conflictos sociales, que resaltarán más allá de un domingo próximo de victorias y derrotas.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Virazón en el más antiguo mundo

No hay casualidades. A menos de un mes de la reunión del G20 en San Petersburgo, Rusia, se produjeron en un mismo día tres grandes sucesos en torno del proceso político en Medio Oriente: el diálogo entre los presidentes norteamericano e iraní, que no tiene antecedentes desde 1979 a la fecha; el notablemente coincidente encuentro entre los cancilleres argentino y de ese país por la causa de la AMIA, única que inculpa a funcionarios persas por terrorismo, y la declaración del consejo de Seguridad de la ONU para mantener la paz en Siria.
En este proceso se han destacado el Papa Francisco, que evitó una guerra que parecía irreversible, y el presidente Vladimir Putin, que logró ejecutar las maniobras diplomáticas necesarias para hacer retroceder a los Estados Unidos de sus aprestos bélicos. Este blog también cree que la Argentina viene jugando un activo papel en este proceso, y así lo hemos venido reflejando cada vez que hizo falta destacarlo, a pesar de las voces críticas que suelen observar la política obviando el contexto internacional. Se consignan tres notas de Página 12, que se suele lucir en materia de información de política internacional.+)
Fuente: www.emol.com


 EL ENCUENTRO DE HOY ENTRE EL CANCILLER HECTOR TIMERMAN Y SU PAR IRANI, JAVAD ZARIF

Una noticia positiva para Washington

La subsecretaria de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, valoró que los cancilleres se reúnan, aunque se mostró cauta: dijo que espera ver del nuevo gobierno de Irán hechos que respondan a la expectativa creada.
Por Fernando Cibeira
Desde Nueva York
Como cierre de su agenda en las Naciones Unidas, el canciller Héctor Timerman mantendrá hoy su bilateral más importante aquí cuando se reúna con su par iraní, Javad Zarif, con el objetivo de poner en marcha el Memorándum de Entendimiento firmado por ambos países para el esclarecimiento del atentado a la AMIA. El canciller estuvo ayer repartido en otras cuestiones –habló anoche en la reunión del Consejo de Seguridad que aprobó la resolución sobre Siria– pero quien sí se refirió al encuentro de hoy fue la subsecretaria de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, quien lo consideró una noticia positiva pero que esperaba ver, de parte del nuevo gobierno iraní, hechos que respondan a la expectativa creada.
La reunión se celebrará por la mañana en alguna sala del edificio de las Naciones Unidas, que en estos días tiene varios lugares acondicionados para las múltiples encuentros que se celebran a diario, incluyendo unos box especiales para bilaterales. El conflicto en Siria y la reanudación del contacto con Irán por la causa AMIA fueron los dos ejes principales del mensaje que la presidenta Cristina Kirchner ofreció el martes en la Asamblea General. Uno quedó encarrilado anoche en el Consejo de Seguridad, el otro podía seguir hoy el mismo camino. En cambio, para la delegación iraní –gran protagonista de esta semana en Nueva York– será su primer acercamiento al atentado a la mutual judía, ya que durante estas horas se ocuparon exclusivamente de sosegar los reclamos de las potencias sobre su plan nuclear. Hasta hoy, el gobierno del reformista Hassan Rohani no ha dicho una palabra sobre el memorándum.
En principio, el gobierno argentino quiere saber si Irán considera aprobado el acuerdo, ya que el anterior gobierno de Mahmud Ahmadinejad lo hizo por decreto y –por lo que se sabe– nunca pasó por el Parlamento. En caso de que, como se cree, hoy Zarif responda que lo consideran aprobado, entonces Timerman pedirá que se establezca una fecha para la conformación de la Comisión de la Verdad –cinco juristas que se dedicarán a estudiar las pruebas acumuladas en la causa– y otra fecha para el viaje del juez federal Rodolfo Canicoba Corral y del fiscal Alberto Nisman a Teherán con el fin de interrogar a los cinco sospechosos iraníes que tienen el alerta roja de Interpol.
Roberta Jacobson, la funcionaria encargada de América latina del gobierno de Barack Obama, dio ayer una conferencia de prensa en el piso 10 del edificio que la delegación de Estados Unidos tiene cruzando la calle desde la sede de la ONU. Habló bastante del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro –quien finalmente no concurrió a Nueva York– y de los reclamos de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, por el espionaje informático. Hubo un tramo dedicado a Argentina. Confirmó que hubo un pedido oficial de parte del gobierno de Cristina Kirchner al Departamento de Estado para que la causa AMIA sea incluida en el diálogo que las seis potencias iniciarán con Irán, pero explicó que las negociaciones estaban fuera de su área, así que no podía decir qué temas estarán dentro y cuáles fuera de ellas porque la agenda estaba muy cargada.
Por otro lado, recordó que ella había manifestado tiempo atrás públicamente su escepticismo respecto del resultado que podría arrojar el acuerdo con Irán por la AMIA y que, de hecho, “no parece haber habido ningún movimiento respecto de la constitución de la comisión”. Pero que ahora la comunidad internacional estaba “esperanzada” con la posibilidad de que se produzcan cambios en Irán a partir de la llegada de un gobierno reformista. Pero, advirtió, “la esperanza no es una política”. “Nosotros también hemos sido claros en que tenemos que ver resultados, tenemos que ver acciones”, subrayó, y añadió que entendía que lo mismo podía decirse para la posición de Argentina y su reclamo por la causa AMIA. “Mientras que todos tenemos la esperanza de que esto significa movimientos más positivos, la comunidad internacional ha estado preocupada durante demasiado tiempo. Como decimos, ‘el jurado todavía no se expidió’”, deslizó.
Hoy por la mañana, en las Naciones Unidas, comenzará a develarse la incógnita.
Fuente: yahoo.com


 EL PRESIDENTE NORTEAMERICANO, BARACK OBAMA, CONVERSO POR TELEFONO CON SU PAR IRANI, HASSAN ROHANI

Primer contacto directo entre EE.UU. e Irán

La conversación telefónica fue el primer contacto directo entre los presidentes de Estados Unidos e Irán desde la revolución islámica de 1979, y se produjo cuando avanzan las negociaciones sobre el control del programa nuclear iraní.
Barack Obama conversó en la tarde de ayer por teléfono con el presidente de Irán, Hassan Rohani, un hito histórico que puede ser el primer paso para la reconciliación de dos países que han sido enemigos acérrimos durante más de tres décadas. La conversación, según relató el presidente norteamericano en una comparecencia imprevista, demostró que es posible encontrar una solución pacífica a las diferencias sobre el programa nuclear iraní y crear “una nueva relación” a medio plazo entre dos de las naciones con más influencia en las principales crisis internacionales.
Esta conversación telefónica fue el primer contacto directo entre los presidentes de Estados Unidos e Irán desde la revolución islámica de 1979, y se produjo después de que no fuera posible organizar un breve saludo cuando ambos coincidieron esta semana en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Rohani declaró el jueves en una rueda de prensa que ese encuentro en la ONU no tuvo lugar porque faltó tiempo para prepararlo adecuadamente, pero añadió que se encontraba alentado por el nuevo tono que había escuchado de los gobernantes norteamericanos. En sus respectivas intervenciones ante la Asamblea General de la ONU, el pasado martes, tanto Obama como Rohani expresaron su voluntad de entendimiento y su confianza en que ambos gobiernos consigan acercarse sobre la base del respeto y los intereses mutuos.
El primer obstáculo para ese acercamiento es el programa nuclear iraní. Obama dijo el jueves que Irán debe tomar “acciones significativas, transparentes y verificables” en ese terreno. Rohani anunció que, en la reunión acordada para el próximo 15 de octubre en Ginebra, su gobierno presentará propuestas para que el mundo compruebe que Irán no tiene la intención de producir armas nucleares. Obama reconoce el derecho de Irán a enriquecer uranio para fines pacíficos, y aseguró públicamente –la última vez en su discurso en la ONU– que no pretende un cambio de régimen en Teherán. El presidente iraní ha repetido varias veces, también durante su visita a Nueva York, que el recurso del armamento atómico no está contemplado ni lo estará nunca dentro del sistema de seguridad de su país.
La conversación telefónica entre Obama y Rohani fue precedida el jueves por la primera reunión de un secretario de Estado norteamericano y un ministro iraní de Relaciones Exteriores desde 1979. John Kerry y Javad Zarif se sentaron a la misma mesa, junto con sus colegas de Rusia, China, Francia, Reino Unido, Alemania y la Unión Europea, que forman el grupo de seguimiento y negociación del programa nuclear iraní. En esa reunión, Zarif aseguró que su país está interesado en negociaciones “sustantivas” sobre ese problema.
En su rueda de prensa del jueves, Rohani afirmó que tiene el deseo de resolver el problema nuclear “en poco tiempo”. Anteriormente, en declaraciones a la prensa, pronosticó que las negociaciones sobre ese asunto podrían durar entre tres y seis meses. “En todo caso, meses, no años”, dijo a The Washington Post.
Un acuerdo sobre el programa nuclear no sólo abriría la puerta a la reconciliación con EE.UU. y al retorno de Irán a la primera línea de la comunidad internacional sino que podría poner fin a las sanciones económicas que ese país sufre desde hace ya varios años, y que han debilitado su economía hasta un grado extremo.
Por otra parte, representantes de Irán y el OIEA finalizaron ayer en Viena una reunión para cerrar un plan más detallado de inspecciones del programa nuclear iraní; no hubo acuerdo, pero sí el compromiso de un nuevo encuentro el 28 de octubre. El inspector jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Herman Naeckerts, calificó de “constructivas” las negociaciones de hoy, y anunció que las dos partes volverán a verse en octubre para mantener “conversaciones sustanciales sobre todos los asuntos pendientes”.
“Revisamos lo discutido en reuniones previas y llevaremos eso como inicio para la próxima reunión”, señaló. El representante del OIEA dijo a los periodistas, tras cuatro horas con la delegación iraní, que ambas partes revisarán los tratados en reuniones previas, y sobre esa base se iniciará el próximo encuentro. “Hemos acordado reunirnos de nuevo el 28 octubre”, precisó Naeckerts, quien señaló que en esa fecha esperan adelantar las negociaciones con el fin de “resolver todos los asuntos pendientes”.
La delegación iraní coincidió con el OIEA en que el encuentro de ayer, celebrado en la Embajada de Irán en Viena, fue positivo. “Tuvimos una discusión constructiva sobre una serie de asuntos. Acordamos seguir las negociaciones el 28 de octubre para que continúe nuestra cooperación”, manifestó el embajador iraní ante el OIEA, Reza Nayafi. “Esperamos poder llegar a un acuerdo lo antes posible”, agregó Nayafi, aunque ninguna de las partes precisó el lugar del próximo encuentro.
El encuentro de Viena se produjo en medio del optimismo sobre un posible acercamiento entre Irán y Occidente, palpable el jueves en Nueva York en una reunión ministerial entre la República Islámica de Irán y las potencias del Grupo 5+1, compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania.
Naeckerts manifestó su satisfacción por lo sucedido ayer en Nueva York, pero recalcó que la negociación sobre inspecciones con el OIEA es un camino “independiente” de las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán con el Grupo 5+1.
La de ayer fue la undécima reunión en casi dos años para alcanzar un acuerdo sobre las inspecciones del OIEA en Irán, ante la sospecha de algunos países, encabezados por Estados Unidos, de que su programa nuclear tiene una vertiente militar destinada a fabricar armas. Teherán niega que su programa militar tenga fines armamentistas, y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.
Una de las cuestiones que enfrentaron a Irán y el OIEA es la reiterada petición de la organización de la ONU de visitar la base militar de Parchin, en las afueras de Teherán, rechazada por los iraníes, que afirman que no es una instalación nuclear y por tanto está fuera de lo contemplado por el Tratado de No Proliferación (TNP).
Irán es signatario del TNP nuclear, por lo que está obligado a facilitar la inspección de instalaciones nucleares por el OIEA, pero no firmó el Protocolo Adicional al acuerdo, que permitiría la vigilancia de instalaciones no nucleares por parte de los inspectores de la ONU.
Fuente: www.elcomercio.com
LOS QUINCE MIEMBROS DEL CONSEJO DE SEGURIDAD VOTAN UN BORRADOR SOBRE DESARME, TRAS DOS AÑOS DE INDECISION

Acuerdo en la ONU por el arsenal químico sirio

Si Siria no acata las condiciones del desarme, la disposición de la ONU abre la puerta a invocar el Capítulo VII (uso de fuerza), pero sujeto a la aprobación de una nueva resolución. La negociación establece que habrá “consecuencias” si no cumple.

El consejo de Seguridad de las Naciones Unidas consiguió un acuerdo importante sobre el conflicto en Siria. Según trascendió en la tarde del jueves, los cinco miembros permanentes lograron ponerse sorpresivamente de acuerdo en un borrador de resolución para eliminar el arsenal químico de ese país de Medio Oriente, un paso que pone fin a más de dos años de indecisión en este órgano clave de la ONU. Al cierre de esta edición, los 15 países miembros continuaban debatiendo antes de someter el borrador a votación.
El acuerdo ha sido calificado como un “avance importante” en el conflicto, así como una decisión “histórica y sin precedentes”. No es para menos: fuentes diplomáticas señalan que, si se aprueba, será la primera resolución vinculante sobre el conflicto sirio, algo que parece probable. Hasta la fecha, Rusia y China –dos aliados importantes del presidente sirio Bashar al Assad– habían utilizado su poder de veto para frenar resoluciones propuestas por países de Occidente contra el régimen sirio. Pero Rusia y Estados Unidos sí llegaron en Ginebra a un acuerdo para la eliminación de las armas químicas, y el acuerdo de este jueves es un resultado directo de lo que se consiguió en Suiza.
El borrador aprobado por las principales potencias representa un cambio concreto en comparación con la forma como se estaba desarrollando hace apenas unas semanas la respuesta de Washington a los ataques químicos en Siria de finales de agosto. Todavía están frescos en la memoria los comentarios del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre la parálisis del Consejo de Seguridad y cómo estaba dispuesto a atacar Siria sin el apoyo del ente internacional por excelencia.
Hace exactamente un mes, una de las portavoces del Departamento de Estado, Marie Harf, había dicho enfáticamente que no había razones para pensar que los esfuerzos en el Consejo de Seguridad terminarían siendo distintos a los fallidos esfuerzos previos. De ahí que un funcionario de esa misma entidad gubernamental dijera este jueves, en condición de anonimato y tras el anuncio, que “hace apenas dos semanas nadie pensaba que esto pudiera ser posible”. Por eso, este paso, aunque todavía es preliminar, recuerda que en términos políticos hay giros abruptos y decisiones que en poco tiempo pueden dejar de ser tan contundentes y definitivas como parecían en un principio.
Los representantes de Rusia y Estados Unidos ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin y Samantha Power, respectivamente, comparecieron el jueves por separado ante la prensa para anunciar un borrador de resolución que sería sometido a votación ayer. “El secretario general Ban Ki-moon ha pedido de forma persistente unidad en el Consejo, y como parece que vamos en esa dirección, está esperanzado”, dijo el portavoz de la ONU, Martin Nesirky. Asimismo, anunció ante la prensa que antes de la reunión del Consejo, Ban participará con el mediador internacional, Lajdar Brahimi, y otros actores internacionales en un encuentro de alto nivel para preparar la conferencia de paz de Ginebra.
Los principales puntos del acuerdo y las posibles sanciones que recibirá el gobierno de Al Assad son que “no podrá utilizar, desarrollar, producir, adquirir, almacenar o retener armas químicas, ni transferir, directa o indirectamente, armas químicas a otros Estados o actores no estatales”. La prohibición se aplica tanto para los rebeldes como para el régimen. En caso del incumplimiento de esta resolución, “se impondrán medidas bajo el Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas”, que regula la imposición de sanciones e, incluso, el uso de la fuerza autorizado por la ONU. Exige que actores no estatales “no desarrollen, adquieran, fabriquen, posean, transporten, transfieran o usen armas nucleares, químicas o biológicas, y sus métodos para lanzarlas”, y demanda que los Estados, en particular los países vecinos de Siria, denuncien “de inmediato” cualquier violación de este apartado al Consejo de Seguridad.
Siria deberá cumplir con “todos los aspectos” de la decisión del Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) sobre la “expedita destrucción” de las armas de destrucción masiva del régimen y su “rigurosa verificación”. Se establecerá una revisión de forma regular de la aplicación de la decisión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ y de esta resolución, y solicitará que el director general de esa organización presente, cada mes, un informe al Consejo de Seguridad. Por último, reafirma que todos los Estados miembros evitarán proveer cualquier tipo de apoyo a actores no estatales que intenten conseguir, transferir o utilizar “armas nucleares, químicas o biológicas”, así como los medios para lanzarlas.
Estados Unidos, con el apoyo de Francia y Reino Unido, proponía un texto que invoque al Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que abriría la puerta a sanciones o incluso el uso de la fuerza, a lo que se oponía Rusia, tradicional aliado del régimen sirio. Al final se optó por un texto en el que se abre la puerta a invocar a ese Capítulo VII, pero sujeto a la aprobación de una nueva resolución, y que establece que habrá “consecuencias” si Siria no cumple con sus compromisos internacionales.
Este acuerdo está firmado por Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China, y se estima que los diez miembros restantes, que no son permanentes, también podrían firmarlo en las próximas horas. Estos últimos son: Argentina, Australia, Azerbaiyán, Guatemala, Luxemburgo, Marruecos, Pakistán, Corea, Ruanda y Togo.

jueves, 26 de septiembre de 2013

La Secuencia Destituyente, según Luis Luis D'Elia

CÍRCULO ROJO MAGNETTO ROCCA BRITO 26/10 GANA MASSA 8/11 CACEROLUDOS 10/12 PONEN PTE DEL SENADO/DIPUTADOS CHORRA/LOCA/ESTADO PARLAMENTARIO