viernes, 6 de septiembre de 2013

Granados

Foto: nuevodiarioweb.com.ar
El nombramiento de Alejandro Granados como ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires tiene una importantísima significación, basícamente porque:
+ Había trascendido el enojo presidencial por la movida de la media hermana del intendente de Ezeiza, Leonor Granados, que se fue con Sergio Massa; entreviendo un juego a dos puntas, la Presidente le dijo a gente de su entorno que echaría a la familia Granados de la órbita nacional.
+ Granados no es un intendente más. Es un actor influyente de la Tercera Sección Electoral. Habiendo perdido el oficialismo la Primera en favor del massismo, no se podía dar el lujo de empujar a Granados a brazos del retador provincial.
+ El kirchnerismo hizo trascender la maniobra como algo querido por el Ejecutivo Nacional. Sin embargo, la división de la cartera permite preservar al criticado Ricardo Casal en Justicia y poner en Seguridad a un partidario de la mano dura.
+ El episodio revela un crecimiento del peso de Daniel Scioli, aunque más no sea, en la propia esfera provincial.
+ Por otra parte, siendo Granados un ejecutor viseral es posible que consiga alguna clase de resultados en un área en donde la política viene fallando sistemáticamente desde hace lustros.+)

No hay comentarios: