domingo, 29 de septiembre de 2013

 

Semblanteo popular

La Nación publicó una encuesta de Poliarquía sobre los resultados en la provincia de Buenos Aires y Clarín, una de Management & Fit de Capital, que plantean números previsibles, que no despiertan sorpresas.


Massa se despega y estira a 11 puntos su ventaja sobre Insaurralde


Cuando faltan cuatro semanas para las elecciones legislativas generales del 27 de octubre, Sergio Massa duplica la ventaja que le había sacado a Martín Insaurralde en lasprimarias del 11 de agosto .
El dato es la principal conclusión de una encuesta que Poliarquía Consultores hizo para LA NACION, según la cual el candidato a diputado por Buenos Aires del Frente Renovador atrae un 41,1 por ciento de intención de voto frente al 30,1 por ciento del postulante del Frente para la Victoria.
El intendente de Tigre ganó las PASO con 34,9 puntos y el jefe comunal de Lomas de Zamora quedó segundo, con 29,6. La diferencia de entonces (5,3%) saltó ahora, siempre según Poliarquía, a 11 puntos. Mientras Massa creció 6,2 puntos, Insaurralde sólo sumó 0,5%
El tercer puesto seguiría siendo de Margarita Stolbizer, que en las PASO se alzó con 11,1 puntos y que en las elecciones de dentro de cuatro domingos subiría apenas medio punto, hasta 11,6%.
Del estudio, realizado entre el martes y el viernes últimos, se desprende también que Francisco de Narváez es quien sufriría la mayor pérdida de votos. El candidato del Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo (FULT) retendría el cuarto puesto, pero pasaría del 10,5% cosechado en agosto al 6,9%.
Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), registra una intención de voto de 3,1% (en agosto lo votó el 3,9) y Gerónimo "Momo" Venegas, de Unión con Fe, sube a 2,2 por ciento desde el 1,5 de las PASO.
El análisis del detalle de la intención de voto a cada uno de los candidatos explica los movimientos.
El 90 por ciento de quienes en las primarias votaron a Massa dijeron que repetirán su voto, el 6% afirmó que cambiará de candidato y el 4% restante se reconoció indeciso.
Igual de estable aparece la intención de voto a Insaurralde: el 91% de los que lo eligieron en agosto dijo que volverá a hacerlo en octubre, el 6% que optará por otra opción y el 3 por ciento que todavía no decidió.
Bien distinta es la situación de De Narváez. Sólo el 52% de sus votantes en las PASO insistiría con su boleta dentro de cuatro domingos, mientras que el 43% migraría hacia otro postulante. El 5 por ciento restante todavía no sabe.
Esa fuerte sangría de intención de voto del actual diputado de Unión Celeste y Blanco explica el crecimiento de Massa y el aumento de la brecha con Insaurralde.
El panorama se completa con Stolbizer, que perdería al 20 por ciento de sus votantes y retendría al 75%.
Otra conclusión interesante de la encuesta de Poliarquía surge del cruce entre los resultados de las presidenciales de 2011 y la intención de voto para las próximas legislativas.
Esa comparación da cuenta de la heterogeneidad del voto a Massa. "Entre los votantes de Massa conviven un grupo significativo de electores que en 2011 optaron por Cristina Kirchner, hoy desencantados, con un conglomerado de las distintas expresiones opositoras de la ultima elección presidencial", explicó a LA NACION Fabián Perechodnik, director de Poliarquía.
El detalle de esa composición indica que el 32% de los que hace dos años votaron a Cristina Kirchner se inclinarían ahora por el tigrense.
Lo mismo haría el 48% de los votantes de Hermes Binner, el 45% de los de Ricardo Alfonsín y el 63% de los de Eduardo Duhalde.
Stolbizer, en cambio, sólo retiene el 31% de los votantes de Binner y el 40% de los de Alfonsín, que hoy lo secunda en la lista de candidatos a diputados del Frente Cívico y Social (FPCS).
Insaurralde cuenta entre sus adherentes al 58% de los electores de la Presidenta, a 5% de los de Binner y a 5% de los de Duhalde.
La encuesta se detiene por último en la figura de Massa. Entre quienes piensan votarlo, los atributos más valorados son "la gestión en Tigre" (lo eligió el 33%) y "que es creíble y honesto" (que mencionó el 11%).
Frente a la pregunta "qué es lo que menos le gusta de Sergio Massa", la mayoría de los que lo votarán contestó "nada" (41%).
El estudio de Poliarquía se elaboró sobre la base de 2500 casos, entre encuestas telefónicas y panel, y tiene un error estadístico de +/-2% para un nivel de confianza de 95%..
 
 
Del editor: qué significa.
El Gobierno hizo todo lo posible para revertir el cuadro de las PASO: bajó impuestos, acomodó su mensaje e inauguró obras. Si no lo dio vuelta hasta ahora...

Michetti saca ventaja en el Senado y Pino y Filmus pelean la tercera banca

POR SANTIAGO FIORITI

La candidata del PRO va adelante por 8 puntos. Solanas tiene una luz de diferencia sobre el candidato kirchnerista.
Gabriela Michetti volvería a demostrar que se trata de un extraño caso de la política argentina. Casi sin hacer campaña, sin confrontar fuerte con nadie y con seleccionadas apariciones mediáticas, la diputada ya le saca ocho puntos de ventaja a su principal rival en la carrera por el Senado y eso que, a cuatro domingos de la votación, todavía cerca de un diez por ciento no sabe a quién elegir o prefiere no revelar sus intenciones. Mucho más difícil la tienen el socio de Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas, y el kirchnerista Daniel Filmus, que marchan atrás, en ese orden, pero sin que esté dicha la última palabra.
Se supone que pelearán voto a voto por ver quién se queda con la tercera banca que hay en juego. Las dos primeras quedarían en manos del macrismo.
La disputa por la segunda ubicación es tal que, cuando a la gente se le pregunta por la boleta completa, los números se alteran: Filmus queda detrás de Michetti con el 20,2% y Solanas retocede al 16,4%. La candidata a senadora de Mauricio Macri, en dupla con el ministro de Espacio Público y Medio Ambiente, Diego Santilli, cosecha casi el 33 por ciento de los votos, un punto más que en las primarias abiertas y simultáneas de agosto aunque con una diferencia sustancial: en aquella contienda, si se suman todos los votos de los candidatos de la interna de UNEN, quedó relegada al segundo puesto. Ahora se impone con comodidad y la tendencia parece irreversible.
Michetti, según estas cifras, haría una elecció n similar a la de 2009,cuando obtuvo su banca de diputada, aunque en los laboratorios de campaña macrista creen que su delfín seguirá creciendo y que, cuando se decidan los que aún no tiene claro a quién votar, la distancia será mayor. El jefe de Gobierno, envalentonado por el efecto de la inauguración del Metrobús, dijo días atrás en una rueda de íntimos que la ex vicejefa podría trepar al 40% de los sufragios.
Los números que reflejan estas páginas pertenecen a la consultora Management&Fit, que entrevistó telefónicamente y en persona a mil ciudadanos de entre 16 y 70 años de 15 barrios de la Ciudad.
Como en la elección de cuatro años atrás, vuelve a quedar segundo Solanas. No por mucho margen: trepa casi al 25% pero Filmus le pisa los talones con el 22.
El rol de los indecisos será clave. Luego, sin ninguna chance de ir al Congreso, aparecen Claudio Dellecarbonara, del Frente de Izquierda, con el 3%, y quinto Claudio Lozano, de Camino Popular, con el 2,6%.
El mérito de Michetti es que mantiene el 92,2% de los votos que sacó en las primarias, a los que le suma los de Alberto Rodríguez Saá, quien bajó su candidatura, algo de los de Alfonso Prat Gay y también de Rodolfo Terragno.
Ambos quedaron relegeados de las elecciones generales por su pobre performance de agosto.
En contrapartida, Pino se ve perjudicado por el nuevo mapa electoral –sin sus aliados en la cancha–, aunque r etendría en octubre a la mayoría de sus votantes.
Su campaña estará enfocada en demostrar la utilidad de que la oposición se quede con la única banca que hay en juego por afuera de las que gane el PRO. Las posibilidades de crecer de Filmus serían más complejas: si bien se puede jactar de la fidelidad de quienes lo eligen, le cuesta sumar nuevos votantes. Salvo los de aquellos candidatos que no alcanzaron el piso electoral.

Carrió desplaza a Bergman y lidera en el voto para Diputados

La diputada de UNEN saca tres puntos de ventaja al candidato del macrismo. Cabandié, la apuesta kirchnerista, llega en tercer lugar, algo más atrás. Altamira aparece cuarto y supera a los otros aspirantes de la izquierda.
Es probable que mucha gente crea que Elisa Carrió, aun con los reproches que suele recibir por su intransigencia y por la forma con la que condujo las fuerzas que ella misma fundó, es una carta imprescindible en el Congreso. Dos años después de su peor excursión por las urnas –menos del dos por ciento de los votos– y cuando muchos la ponían con un pie afuera de la política, la dirigente que nació en Chaco se recupera notablemente y lidera la intención de voto a diputados por la Ciudad. Si la tendencia se mantiene podría dar el batacazo y ganarle al macrismo en su bastión electoral.
De acuerdo con la última medición de Management & Fit, la dupla Carrió-Martín Loustea u le lleva tres puntos al rabino Sergio Bergman, que va en tándem con el economista Federico Sturzenegger. Es una ventaja relativa y por eso las próximas cuatro semanas será vitales. Mauricio Macri saldrá fuerte a pedir que voten la boleta completa del PRO y Carrió se moverá junto con Pino Solanas en busca del voto progresista “útil”, en un desafío abierto contra el Frente para la Victoria. Un dato: el 14,2 por ciento de los mil entrevistados que respondió la requisitoria de la consultora dijo que aún no decidió a quién va a elegir.
Hay que decir, sin embargo, a favor del macrismo y en contra de Carrió, que la inclinación de los porteño s se modifica cuando se deja de preguntar por un candidato y una competencia puntual y se pasa a indagar por la boleta completa, que incluye senadores, diputados y legisladores porteños.
Ante esa cuestión, Michetti-Bergman-Iván Petrella se imponen con el 25,8% y Solanas y Carrió –junto con Gustavo Vera, el candidato a legislador de UNEN– retroceden al tercer puesto. Este es el mejor escenario para el Frente para la Victoria: Filmus–Cabandié–Taiana quedan segundos y a sólo cinco puntos del PRO. En este ítem, el número de indecisos es alto: más del 20 por ciento.
El primer puesto que ostenta Carrió se basa en los números que consiguió en las primarias, pero a la vez en los votos que le aporta Martín Lousteau, quien en agosto la desafió en la interna, y que ahora comparte boleta con la diputada. Casi el 60 por ciento de los que eligieron al economista mantiene su sufragio. A Carrió también la beneficia que Ricardo Gil Lavedra no haya conseguido el piso para participar de las generales: el 75% de quienes lo vieron como la mejor opción en agosto se inclinarán por ella.
El rabino Bergman, la apuesta del jefe de Gobierno, marcha segundo con el 26,2 por ciento. Tercero queda Cabandié, el representante de La Cámpora, con el 20,5% y cuarto Jorge Altamira con el 3,7%. El candidato del Frente de Izquierda se juega en estas cuatro semanas la posibilidad de ir al Congreso. Necesita llegar a un piso de 6. Lo mismo que Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, que queda algo más relegado, con el 2,7%.

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]