viernes, 28 de marzo de 2014

Cambios culturales

Luego de tres lustros de permisivismo en materia de control de la calle, empiezan a crecer las iniciativas para normalizar el imperio de la ley y el respeto a la autoridad. La Presidente cada vez es más recurrente en criticar los cortes de las calles y, tal como destacó en la última presentación en el Congreso para el inicio del año legislativo, pedir a la Justicia una actitud más firme al respecto.
Casi como una respuesta, el lunes siguiente a su alocución -que fue un sábado-, la ciudad fue un caos por diversos cortes de calle. Pero el parixismo llegó con el discapacitado que que fue arrojado del puente Pueuyrredon por intentar eludir el bloqueo. establecido allí por los portuarios conducidos por Corvalán, para poder llevar a su mujer embarazada al médico.

El tema, que hasta ahora era territorio del discurso, llega ahora a la gestión parlamentaria con el proyecto de un importante referente del massismo, anterior baron del Conurbano K.+)






El FR presentó su proyecto para “ordenar” las protestas y el FpV confirmó que también analiza el tema

Giustozzi quiere “garantizar” el ejercicio del derecho a la petición social sin impedir el derecho a transitar y para ello propone que las manifestaciones se realicen en espacios públicos determinados. Desde el kirchnerismo confirmaron que elaboran un marco normativo.

27 de marzo de 2014, parlamentario.com



El jefe de los diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi, presentó formalmente este jueves el proyecto anunciado para “garantizar” el ejercicio del derecho a la petición social sin impedir el derecho a transitar, luego de que la presidenta Cristina Kirchner pidiera en su mensaje ante la Asamblea Legislativa pensar un marco normativo para regular las protestas sociales.




“Queremos consolidar el derecho a peticionar, ordenándolo. Así como se puede circular, pero no por cualquier lugar”, explicó el exintendente de Almirante Brown y planteó que con esta propuesta el massismo pretende “recuperar la convivencia y la normalidad que debería haber hecho el Poder Ejecutivo”.




La conferencia de prensa realizada en las oficinas del Frente Renovador estuvo plagada de ejemplos. “Queremos dar solución a que una ambulancia llegue al centro en horas establecidas. Que un trabajador no pierda el presentismo. Porque los que menos tienen son los que más se perjudican”, señaló Giustozzi.


Paradójicamente, mientras el diputado exponía su iniciativa una movilización de la CTA opositora convocada por el “dipusindical” Víctor De Gennaro cortaba el tránsito por la avenida Rivadavia frente al Palacio Legislativo en reclamo al tratamiento de un proyecto de ley para reactivar la industria naval.
El massismo planteó que “el artículo 14 de la Constitución Nacional consagra que todos los habitantes de la Nación gozan del derecho a peticionar a las autoridades y el derecho a transitar por el territorio argentino”. Pero advirtió que “ejercer un derecho implica no vulnerar ni limitar el derecho del otro”. “La oposición de intereses puede llevar a una confrontación, que es el principio de un germen de violencia que al multiplicarse irresponsablemente conspira contra la normal convivencia urbana y concordia social”, alertó.
En tal sentido, Giustozzi explicó que el proyecto pretende “subsanar un vacío legal y consolidar jurídicamente el derecho de petición”.
Para eso, la iniciativa establece que el Poder Ejecutivo deberá establecer “circuitos o espacios públicos” de carácter “idóneos y relevantes” para que “quienes busquen ser escuchados logren llegar a sus destinatarios”. Si los manifestantes no cumplen con estos requisitos, deberán ser sancionados con trabajos comunitarios, multas y “cursos de educación comunitaria”.
Giustozzi aseguró que existen antecedentes en Inglaterra, donde hay un parque establecido para este tipo de manifestaciones, y no dudó en afirmar que en la sociedad en general, y el Congreso en particular, “hay consenso mayoritario de terminar con esta modalidad pero nadie se anima a hacerlo”.
“Los piquetes se transformaron en actos violentos y, con la extensión en el tiempo, perdieron legitimidad”, concluyó.
El kirchnerismo prepara su propuesta
parlamentario.com consultó a una diputada de la “mesa chica” del Frente para la Victoria sobre la propuesta del massismo. Si bien esta fuente no leyó el proyecto, dijo conocerlo por su presentación en los medios de comunicación: “regular la protesta armando sambódromos no me parece serio”, sostuvo, aunque coincidió en la necesidad de anunciar lugar y hora de las manifestaciones para que las fuerzas de seguridad pueden protegerlos y prevenir actos de violencia.
firmó a este medio que el bloque oficialista está estudiando una iniciativa al respecto. Como fuera, manifestó que “hay que sacar las cuestiones marketineras de este tema porque acá se ven afectadas ambas partes”, los que protestas y lo que quieren circular libremente.
En tal sentido, la diputada consideró necesario revisar el rol de las fuerzas de seguridad, jueces, fiscales y dirigentes gremiales. “¿Cómo puede ser que el fiscal llegó tres horas tardes al corte en el puente Pueyrredón? El dirigente de SUPA no puede decir que no sabía quiénes eran sus dirigentes”, se despachó la bonaerense.

Disminuyen los subsidios

Queda poco por realizar para terminar de efectuar el llamado "giro al pragmatismo" que venimos anunciando desde hace casi un año. Esta es una medida muy importante en esa dirección. Faltan unos cuantos detalles. Lo importante es que llegue a normalizar su acceso al crédito en los mercados internacionales.+)

El ajuste en marcha // En gas afecta a 8 millones de usuarios y en agua, a 2 millones

Amplia reducción de subsidios: sube hasta 284% la tarifa de gas y 406% la de agua

De Vido y Kicillof anunciaron ayer la aplicación del mayor aumento en servicios públicos en diez años; quienes bajen por lo menos 20% el consumo de gas no estarán afectados; los clientes de Aysa estarán casi todos incluidos
Por   | LA NACION

El Gobierno puso en marcha un plan masivo para reducir los subsidios al gas y al agua en los próximos seis meses . La medida, que está entre las más antipáticas dentro del manual del kirchnerismo y se tomó luego de varias marchas y contramarchas, provocará aumentos de hasta 406% en las boletas de agua de la región metropolitana y de hasta 284% en el caso del gas en el nivel nacional, según la información que se difundió ayer de manera oficial.
Los ajustes afectarán a más de ocho millones de clientes de gas y a poco menos de dos millones de conexiones en el caso del agua.
Los ministros de Economía, Axel Kicillof , y de Planificación, Julio De Vido , encabezaron el anuncio, que se hizo en el microcine del Palacio de Hacienda. Durante dos horas, explicaron las bondades de la política de subsidios, que el kirchnerismo mantiene desde 2003 y ahora parece dispuesto a revisar; repitieron que no se trataba de un ajuste y hasta consideraron que el eventual aumento en las facturas tendrá un efecto positivo sobre la inflación.
Ambos, también, hicieron especial esfuerzo en no expresar los futuros aumentos bajo la forma de porcentajes, se enojaron con los cronistas de distintos medios ante las preguntas sobre ese punto y prefirieron hablar de números absolutos.
De acuerdo con la presentación de De Vido, un usuario de gas que hoy paga $ 20 (un 27% de los usuarios) por bimestre sufrirá una reducción de subsidios de $ 8 a partir del consumo de abril, de $ 6 en junio y de otros $ 6 a partir de agosto. En total, sufrirá un recorte en los aportes del Estado a su consumo de 17%, que equivalen a $ 20. Así, deberá pagar $ 40 al final del período; es decir, un 100% más que en su última factura.
Para un usuario que gasta $ 44 por bimestre, la quita de subsidios será de $ 76 (un 23%), por lo que deberá desembolsar 172% más que ahora.
Mientras tanto, quienes pagan $ 325 por bimestre, conocidos en la jerga del sector como clientes R3-4 (los de mayor consumo), tendrán una reducción de 80% en los subsidios, que equivale a $ 825. Pagarán para el consumo de agosto $ 1175; es decir, 261% más. Esa categoría incluye a clientes de gas con consumos superiores al ejemplo. Por eso, aunque los ministros no lo especificaron, las subas podrían ser mayores para ellos.
La quita de subsidios al gas tendrá un fuerte efecto en el GNC, el combustible que utilizan principalmente taxis y remises. El valor del insumo en boca de pozo (mayorista) pasará de $ 0,5983 el metro cúbico (m3) a $ 0,7324, con una suba de casi 23%. Ese ítem explica más de un 90% del costo final del insumo para las estaciones de servicio, que en la Capital Federal lo venden a razón de $ 2,5. Las estaciones suelen poner los precios que creen convenientes, con mucha variación según las zonas, por lo que se estima que pasarán los mayores costos al valor final de venta.
Mientras tanto, un usuario barrial de Aysa (de las zonas menos acomodadas) que paga una factura bimestral de $ 27 afrontará una quita escalonada de 30% en los subsidios a partir de agosto, por lo que pagará $ 73, un 170% más. En la otra punta, un usuario enmarcado en la zona denominada "Alta", como Recoleta, Belgrano, Palermo u Olivos, sufrirá una quita de 80% y pagará una factura de $ 162, un 406% más que ahora.

POR EL AHORRO

La reducción de subsidios fue presentada como la "consolidación del uso racional y eficiente del gas natural y el agua". Esa premisa se basa en un premio que puso el Gobierno para quienes menos consuman.
Kicillof informó que "no habrá quita ni reducción alguna para quienes consigan reducir el consumo de gas un 20% en la comparación bimestral interanual, y también será gradualmente menor para los ahorros de consumo que oscilen entre 5 y 20%, lo que claramente representa un premio para el consumo responsable".
En el caso del agua, sin embargo, el incremento resultará inevitable.
Los recortes en los subsidios alcanzarían los $ 15.000 millones anuales, casi 12% de los 134.114 millones en subvenciones que el Estado transfirió en 2013. Pero De Vido y Kicillof ensayaron distintos argumentos para justificar que el recorte de subsidios a la energía no es un ajuste. El ministro de Economía sostuvo: "Es central explicar por qué hablamos de quita, pero con redistribución: lo que se genere de facturación adicional por la quita de subsidios se va a destinar íntegramente a cubrir los gastos de las distribuidoras y transportadores [para obras], pero lo que quede por encima de eso se destinará a la Asignación Universal por Hijo y al [plan] Progresar, por eso hablo de redireccionamiento".
En todos los casos se trata de iniciativas y programas que ya tienen asignadas partidas presupuestarias, por lo que es esperable una menor erogación del Tesoro. Además, como la mayor parte se destina a cubrir importaciones que se encarecieron tras la devaluación, es posible que el ajuste sirva sólo para compensar los mayores gastos del Estado.
El Gobierno elaboró una larga lista de usuarios exceptuados que no sufrirá quitas. Entre ellos, los beneficiarios de la AUH y los jubilados que perciban el haber mínimo. Tampoco los "pensionados ni quienes reciban asignaciones familiares con ingresos inferiores a 5200 pesos, pensiones no contributivas, subsidio por desempleo y quienes acrediten certificado de discapacidad", informó la Anses.

Las medidas casi no bajarán el déficit, pero afectarán el consumo

El estudio del economista Diego Petrecolla, presidente de la consultora GPR Economía, indica que, con las nuevas medidas, el rojo energético llegaría a US$ 6100 millones, frente a US$ 6700 millones del año pasado, con una reducción cercana al 0,5% del PBI respecto del 5% registrado en 2013. Si bien en estas páginas se justifica la necesidad del gradualismo en la aplicación de la suba de tarifas y del retiro de los subsidios, este informe detalla la verdadera magnitud del ajuste.
Petrecolla dijo a LA NACION que "el Gobierno seguirá aumentando las tarifas en etapas y tratará de reducir los subsidios a aquellos que mayores ingresos tienen, pero eso es bastante más difícil de implementar de lo que se cree" en los hechos.
Esta estrategia de recorte gradual "no contribuirá a reducir los subsidios en la magnitud que se necesita". Los subsidios alcanzaron 24.000 millones de dólares (5,3% del PBI) en 2013, de los cuales 17.000 millones corresponden al sector energético. Del total de subsidios asignados por el Estado, cerca de 80% correspondieron al sector energético.
Cammesa se llevó el 43% del total de los subsidios corrientes; el 38%, Enarsa; el 11%, los productores de crudo, y el 8%, para el resto del sector. De los subsidios totales, los de energía equivalieron al 3,6% del PBI (frente al 1,6% del transporte), con el mayor porcentaje correspondiente a Cammesa (con el 1,34%) y Enarsa (con el 1,24 por ciento del PBI).
La balanza energética, que había alcanzado su pico superavitario en 2006, entró en terreno negativo a principios de 2011, antes de que se adoptara el cepo cambiario.
Petrecolla aclaró que, si no se hubieran tocado los subsidios, a fin de año, la cuenta negativa habría sido de US$ 7000 millones, mientras que ahora, con este retiro parcial, llegaría a US$ 6100 millones.
"Con la hipótesis de elasticidad considerada, la reducción de los subsidios sería del orden de los US$ 570 millones anuales por reducción de importaciones de gas al precio marginal, que es el de GNL", se precisó en el informe de Petrecolla.
LA NACION le preguntó al economista si podía llegar a ocurrir algo que pasó en el sector del transporte, donde aumentó la tarifa, pero igualmente aumentan los subsidios. "No puede ocurrir esto, salvo que la demanda crezca por una suba en el PBI, lo que difícilmente sucederá. Las subas en la tarifas tendrán como consecuencia alguna reducción en el consumo y una caída en los subsidios", contestó.
¿Cómo se puede desarrollar un plan para proteger en forma efectiva a la población de bajos ingresos de una suba fuerte en las tarifas residenciales?, se le insistió. Según Petrecolla, "hay que implementar un sistema de tarifa social para que los subsidios lleguen sólo a los pobres y un programa de uso racional de la energía para ahorrar energía".
El economista dice no prever un ahorro fiscal significativo. "No, para nada; una parte del ahorro irá a los transportistas y distribuidoras, que no van a ganar más, sino que perderán menos. Y el resto, si sobrara, iría a la Asignación Universal por Hijo", afirmó.
Petrecolla concluyó que una revisión tarifaria en transporte y distribución tendría menor efecto sobre la tarifa final que la eliminación de los subsidios mayoristas. En este caso, los subsidios podrían pasar del 5,3 al 2,8% del PBI, mientras que el aumento de tarifas en ambos sectores implicaría una caída del déficit energético del 45 por ciento.
Habrá que ver cómo y cuándo el Gobierno agrega el capítulo de la electricidad a este ajuste en etapas..

sábado, 22 de marzo de 2014

La transición partidaria

El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, cumple con su rol de denunciar la intromisión del Gobierno Nacional en el PJ, con el objetivo de acotar su influencia partidaria.

Acá, en una entrevista con Leonardo Míndez, de Clarin.com

22/03/14

¿Qué balance hace de la reunión de gobernadores peronistas del jueves?


A mí me había invitado Gioja a una reunión para tratar temas de gestión y políticos. Entre los temas de gestión estaban las huelgas salvajes de los últimos tiempos, la tasa vial, la coparticipación. Empezamos a charlar de esos temas. Después Scioli y Beder Herrera plantearon la necesidad de reorganizar el partido. Dijeron que habría que ir con lista única. Yo en cambio planteé que habría que ir a elecciones internas. Que en el PJ no se vota hace mucho tiempo y sería bueno votar. Me dijeron que no hay tiempo por la intimación judicial (NdR: los mandatos están vencidos hace dos años y la Justicia podría dictaminar la caducidad del partido). Y cuando estábamos discutiendo eso, apareció Zannini y el jefe de Gabinete. Y ahí dejó de ser una reunión de gobernadores y se convirtió en otra cosa.

¿Por qué?


Porque enseguida nos dio una clase de política internacional, como hace habitualmente.

¿Capitanich o Zannini?


Noooo. Zannini sólo habla de China. Es chino. En cambio el jefe de Gabinete es la conciencia ilustrada del Gobierno. Cuando empezó con su clase, primero se paró Beder, que parece que estaba apurado y después me paré yo discretamente. Los saludé a todos. Dije muchas gracias y me fui. A mí me habían invitado a una reunión de gobernadores. No para que me vengan a dar una lección de parte del gobierno nacional. Pero no quise ser descortés con mis pares y posé para la foto al lado de Scioli. Después me llamaron, me pidieron disculpas, me dijeron que no estaba previsto. Pero yo con Zannini quiero hablar del dinero que me debe el gobierno nacional, de gestión, no de política.

¿Y de qué cosas hablaban los gobernadores sin Zannini?


Todos tenemos la preocupación de la inflación, de la inseguridad, de los problemas importantes del país. Yo no creo que nadie en la Argentina esté preocupado por la organización del Partido Justicialista. Eso se puede arreglar. Pero los gobernadores tenemos responsabilidades de gestión y lo que nos preocupa es lo que no está pudiendo arreglar el Gobierno: la inflación y la inseguridad.

¿Entonces no va a participar de la reorganización del PJ?


No. Soy respetuoso de los que quieran hacerlo. Pero yo nunca fui miembro del Consejo Nacional del partido. Ni siquiera estoy en el de mi provincia. Es un tema que deben decidir ellos. Yo me dedico a gobernar y tratar de resolver los problemas de la gente. Nunca he visto tanto miedo como el que tiene hoy la gente. Miedo a los asaltos, a los asesinatos. Eso hay que resolver.

¿Por qué no se quedó a decirle eso mismo a Zannini?


No vale la pena. Quiero hablar con la Presidenta a la que le vengo pidiendo audiencia hace dos años. Yo me voy a sentar siempre a la mesa de diálogo. Pero quiero un país donde haya diálogo en serio y no gritos.

¿Tuvo alguna respuesta sobre lo que dialogó con Capitanich a fin del año pasado?


Ninguna. Es un diálogo de una sola vía porque no hay respuesta del otro lado. En realidad, la respuesta la dio Capitanich el otro día en el Senado, que dijo que a Córdoba no le van a dar nada hasta que no desista de sus reclamos judiciales. Y eso es imposible. Me están pidiendo que no cumpla con mi deber como gobernador.

viernes, 21 de marzo de 2014

¡... y eso que son maestros...!























Son maestros, aunque no parezcan. ¿Qué debemos esperar de sus alumnos?
La agresión a la autoridad, física y moral, de parte de la patota sindical docente contrasta con la hidalguía de los funcionarios bonaerenses. ¿De quién debemos aprender? ¿Se invirtieron los roles?
Van a ser dos semanas sin clases. Chicos y familias están en apuros.
Episodios como éste, en el que la agresión llega hasta la cámara de TN, como se puede ver en el video, y la frase de Roberto Baradel, que remite al escrache nazi ("los vamos a seguir hasta el último rincón de la provincia") son hitos importantes para los tiempos que corren.


LA PLATA.- El gobierno de Daniel Scioli dio por terminada ayer la discusión salarial con los docentes bonaerenses y otorgó por decreto un incremento de 30,9 % a pagarse en dos partes. La decisión oficial fue adoptada tras fracasar una mediación en la Defensoría del Pueblo, en la que los maestros volvieron a rechazar una nueva oferta y anunciaron que continuarán por tiempo indeterminado con el paro, que hoy cumple 13 días.

Por eso anoche, el defensor del Pueblo, Carlos Bonicatto, preparaba una acción de amparo para que sea la Justicia la que ordene a los maestros que comiencen de una vez por todas el ciclo escolar 2014. "Estamos terminando de redactar el documento, que se presentará mañana", dijo a LA NACION un vocero de la Defensoría.

Tras el fracaso de la mediación, los ministros de Economía, Trabajo, Educación y el jefe de Gabinete fueron agredidos, escupidos e insultados cuando regresaban caminando a la Gobernación bonaerense. El hecho generó el repudio del mandatario provincial y de los sindicatos de maestros, que difundieron comunicados en solidaridad a los funcionarios agredidos.

Scioli consideró que detrás del conflicto docente hay un trasfondo político. "Ya se sabrá [quién esta detrás de todo], el tiempo aclara todo. Ustedes saben la prudencia de mis palabras, pero ya llega un momento que es muy extraño y se sabrá. Porque precisamente llevar esto a una situación de estas características, 12 días sin clases, tener a 3 millones y medio de chicos en las casas, con las complicaciones que esto genera a sus padres, no es casual", dijo.

Los docentes insisten en que sólo volverán a las aulas si la provincia realiza una propuesta que llegue a un incremento salarial del 35%. Y aseguran que las ofertas que ahora ha realizado la administración bonaerense rondan el 26%.

Video: Así agredieron a los funcionarios de Scioli (TN)

"Es mentira que nos ofrecen un incremento del 30,9%. Eso sería sólo para el 20% de los maestros. El gobernador informa mal: para la mayoría de los docentes el aumento es del 21%. Por eso nosotros insistimos en que tenemos mandatos de las bases para rechazar este tipo de protesta y continuar con las medidas de fuerza", dijo el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

Por su parte, Scioli brindó su punto de vista: "Formulamos una propuesta del 25% que fue rechazada. Luego la bajamos de tres tramos a dos tramos, y fue rechazada; luego a partir de buscar esfuerzos extenuantes en cada una de las áreas fuimos con toda nuestra buenas intención, a plantear un 30,9% readecuándonos con dos tramos. Hoy como pedido del defensor del Pueblo, buscamos algún tipo de adelantamiento del segundo tramo, que genera un impacto a los ingresos. Todas fueron rechazadas sistemáticamente. Entonces evidentemente no es una negociación, es imponer lo que se pretende, no acercar posiciones".

Ayer, la administración bonaerense había propuesto trasladar dos o tres puntos del segundo tramo del incremento de 30,9 para que el porcentaje de la primera cuota sea mayor. De esta manera, la masa salarial destinada a los aumentos docentes pasaría a rondar los $11.000 millones, confió a LA NACION una fuente con acceso a las negociaciones. Scioli aseguró que la oferta formulada en la mediación de la Defensoría quedó sin efecto al ser rechazada por los sindicatos, y aseguró que comenzarán a liquidar el primer tramo de la mejora salarial, que ronda el 21,9%. En agosto se incorporaría el segundo tramo, de 9%.. LA NACION

De la camisa. Los manifestantes agreden a un empleado del Gobierno. Los gremios repudiaron los incidentes. / TN

LA PLATA. CLARÍN, CORRESPONSAL - 21/03/14

Luego del levantamiento de las negociaciones en la Defensoría del Pueblo, cuando los funcionarios bonaerenses abandonaban el edificio, medio centenar de personasidentificadas con los gremios agredieron a la delegación con piedras y empujones. La ministra de Economía, Silvina Batakis, resultó lesionada por el rebote de una piedra.

A un empleado de la Gobernación le arrancaron la camisa. “Menos mal que el ladrillazo que voló no pegó en la cabeza de alguno de nosotros. Por suerte me pegó en la pierna”, dijo Batakis a Clarín.

-¿Quién la agredió?

- Había un grupo que nos insultaba, nos agredía. No entiendo esa violencia. Se trataba de buscar un acercamiento de las partes.

-¿Concurrieron a la reunión sin custodia?

- No era necesaria. Era una conciliación.

-¿Denunciará en la fiscalía penal de turno?

- No lo sé. Esto me entristece muchísimo. Siento que se haya llegado a este punto de violencia. Hace años que venimos perdiendo la posibilidad de una convivencia civilizada, aún en el conflicto.

- Roberto Baradel había anticipado que a los funcionarios los iría “a buscar a todos lados”. ¿No presagiaron el escrache?

- No. Aunque debo aceptar que el manejo verbal también responde a una escalada que termina en episodios violentos.

Por la tarde, en conferencia de prensa, Baradel repudió la agresión sufrida por Batakis “en nombre de los docentes”, aunque aseguró que si el gobierno provincial cierra la paritaria por decreto “va a haber un conflicto interminable”.

jueves, 20 de marzo de 2014

Señales contradictorias

Por negativo que parezca, el anuncio inflacionario de febrero fue bien visto por el mercado. Porque implica un sinceramiento. De hecho, no es casualidad que justo al día siguiente Francia haya dado su apoyo a la Argentina en su negociación con el Club de París.
Así lo ve el mercado, pero la gente sólo percibe el costo social del ajuste. De allí a la caída en la percepción popular de las expectativas económicas.+)

miércoles, 19 de marzo de 2014

Aleccionador

Con los nuevos tiempos, hay un nuevo sindicalismo. En los 70 los gremios industriales, de cuello azul, eran los más importantes: principalmente, los metalúrgicos.
El viernes pasado, la ciudad colpasó por un paro de colectiveros en protesta por un chofer asesinado en un asalto. Pero la nueva UOM, puramente de cuello blanco, son los maestros y docentes, que llevan once días sin clases.

LA PLATA.- El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires se agravó ayer cuando el gobierno de Daniel Scioli confirmó que, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo en la paritaria, aplicará en forma unilateral un aumento salarial de 30,9% a los maestros.

El anuncio sorprendió a los gremialistas, que dijeron que, si se sigue adelante con esa medida, el paro que tiene sin clases a 3,5 millones de chicos se mantendrá por tiempo indeterminado. Los docentes aseguraron que hasta ahora no fueron notificados formalmente de la decisión de aplicar el incremento por decreto, mientras que el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, informó que mañana empezarán a liquidar los sueldos de los maestros con el primer tramo de la mejora salarial, que ronda el 21,9%. En agosto se pagaría el segundo tramo, de 9%.

Además, el funcionario anunció que empezarán a descontar los días de clases perdidos por la huelga, que hoy cumple 11 días hábiles consecutivos. Fuentes de la gobernación también adelantaron que si pasado mañana los docentes no aceptan la propuesta, presentarán un amparo judicial que obligue a levantar la medida de fuerza.

"No queremos que nos impongan unilateralmente un incremento salarial. Creemos en las negociaciones paritarias. Pero si esto ocurriera, lo único que lograría el gobierno bonaerense es acentuar la conflictividad con los docentes", dijo ayer Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), a LA NACION.

Los maestros bonaerenses exigen un incremento en el sueldo básico del 35 %. Por eso, la semana pasada rechazaron la oferta del 30,9% y desestimaron el llamado a la conciliación obligatoria.

"Mi paciencia es inagotable, pero en un momento determinado tengo que tomar decisiones entre lo ideal y lo posible", advirtió Scioli, quien volvió a pedir que los docentes comiencen las clases.

"Hay situaciones que generan consecuencias sociales, como para un padre no poder llevar a los chicos a la escuela o lo que significa para un alumno alterar su rutina todos los días", añadió el mandatario provincial.

Los gremios docentes tienen programado marchar hoy, a partir de las 9, a la gobernación bonaerense. Prometen un gran acto en la plaza San Martín y prevén sumar a una buena parte de los médicos y empleados de la administración pública bonaerense. El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, dijo que no sería bueno "dejar de lado la negociación", porque se deslegitima el ámbito de la paritaria.

En caso de efectivizarse el aumento por decreto, "la provincia va a estar en conflicto todo el año, independientemente de la metodología de protesta", disparó el dirigente gremial. Una fuente del entorno de Scioli aseguró a LA NACION que la postura de los sindicatos de maestros desconcierta al gobierno bonaerense. "Se les da un aumento importante y lo rechazan. Se llama a conciliación obligatoria y no la acatan. Ahora dicen que con un incremento por decreto se deslegitima la paritaria. La verdad es que ni ellos saben lo que quieren", dijo.

El informante agregó que por estas horas la administración bonaerense analiza si el incremento se formaliza por decreto o se liquida por medio de un trámite administrativo en la Dirección General de Cultura y Educación. Para el gobierno bonaerense, el día clave es mañana: si para entonces no hay una rectificación en la postura gremial, avanzarán con las medidas.

"Por más que haya una decisión administrativa de liquidarnos los sueldos con aumentos, nosotros vamos a seguir luchando para que continúe abierta la paritaria", dijo a LA NACION Raúl Calamante, secretario de Interior de Suteba.

Ayer, el defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bonicatto, ofreció su organismo como espacio para realizar una nueva conciliación entre los docentes y el gobierno bonaerense.

El encuentro fue fijado para las 10 de mañana y fueron convocados los representantes de la FEB, del Suteba, de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop). Alberto Pérez anticipó que concurrirá a la reunión junto con la directora general de Cultura y Educación, Nora de Lucía.

Sin embargo, los gremios docentes aún no confirmaron su presencia. Dijeron que una vez que terminen con la marcha se sentarán a evaluar si asisten o no a ese encuentro. "Por ahora estamos con los preparativos de la marcha. La convocatoria nos llegó, pero recién vamos a definir qué hacemos después de la manifestación de mañana [por hoy]", dijo Calamante.

Si bien el ámbito de la Defensoría parece a priori un espacio neutral para las negociaciones salariales, durante los últimos días Bonicatto había expresado su apoyo a la idea oficial de que los docentes regresen al aula y luego continúen con las negociaciones.

"La prolongación del conflicto con las aulas vacías no hace más que vulnerar los derechos del colectivo representado por miles y miles de familias de escasos recursos que utilizan el sistema gratuito de educación y sufren las consecuencias negativas para sus recursos y derechos", había dicho el defensor del pueblo.

Por su parte, la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, aseguró que la provincia estaba dispuesta a negociar una "redistribución" del presupuesto de 10.500 millones de pesos que fijaron para otorgar las subas salariales a los docentes. "No podemos ampliar ese presupuesto porque implicaría un aumento impositivo que la provincia no resiste", concluyó la funcionaria.

No obstante, una fuente oficial aseguró a LA NACION que en esa reunión se espera que el defensor del pueblo ofrezca su mediación para que el gobierno de Scioli no aplique el incremento por decreto y a cambio pediría que los docentes levanten el paro y retomen las negociaciones salariales con el Ministerio de Trabajo provincial..