miércoles, 19 de marzo de 2014

 

Aleccionador

Con los nuevos tiempos, hay un nuevo sindicalismo. En los 70 los gremios industriales, de cuello azul, eran los más importantes: principalmente, los metalúrgicos.
El viernes pasado, la ciudad colpasó por un paro de colectiveros en protesta por un chofer asesinado en un asalto. Pero la nueva UOM, puramente de cuello blanco, son los maestros y docentes, que llevan once días sin clases.

LA PLATA.- El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires se agravó ayer cuando el gobierno de Daniel Scioli confirmó que, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo en la paritaria, aplicará en forma unilateral un aumento salarial de 30,9% a los maestros.

El anuncio sorprendió a los gremialistas, que dijeron que, si se sigue adelante con esa medida, el paro que tiene sin clases a 3,5 millones de chicos se mantendrá por tiempo indeterminado. Los docentes aseguraron que hasta ahora no fueron notificados formalmente de la decisión de aplicar el incremento por decreto, mientras que el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, informó que mañana empezarán a liquidar los sueldos de los maestros con el primer tramo de la mejora salarial, que ronda el 21,9%. En agosto se pagaría el segundo tramo, de 9%.

Además, el funcionario anunció que empezarán a descontar los días de clases perdidos por la huelga, que hoy cumple 11 días hábiles consecutivos. Fuentes de la gobernación también adelantaron que si pasado mañana los docentes no aceptan la propuesta, presentarán un amparo judicial que obligue a levantar la medida de fuerza.

"No queremos que nos impongan unilateralmente un incremento salarial. Creemos en las negociaciones paritarias. Pero si esto ocurriera, lo único que lograría el gobierno bonaerense es acentuar la conflictividad con los docentes", dijo ayer Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), a LA NACION.

Los maestros bonaerenses exigen un incremento en el sueldo básico del 35 %. Por eso, la semana pasada rechazaron la oferta del 30,9% y desestimaron el llamado a la conciliación obligatoria.

"Mi paciencia es inagotable, pero en un momento determinado tengo que tomar decisiones entre lo ideal y lo posible", advirtió Scioli, quien volvió a pedir que los docentes comiencen las clases.

"Hay situaciones que generan consecuencias sociales, como para un padre no poder llevar a los chicos a la escuela o lo que significa para un alumno alterar su rutina todos los días", añadió el mandatario provincial.

Los gremios docentes tienen programado marchar hoy, a partir de las 9, a la gobernación bonaerense. Prometen un gran acto en la plaza San Martín y prevén sumar a una buena parte de los médicos y empleados de la administración pública bonaerense. El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, dijo que no sería bueno "dejar de lado la negociación", porque se deslegitima el ámbito de la paritaria.

En caso de efectivizarse el aumento por decreto, "la provincia va a estar en conflicto todo el año, independientemente de la metodología de protesta", disparó el dirigente gremial. Una fuente del entorno de Scioli aseguró a LA NACION que la postura de los sindicatos de maestros desconcierta al gobierno bonaerense. "Se les da un aumento importante y lo rechazan. Se llama a conciliación obligatoria y no la acatan. Ahora dicen que con un incremento por decreto se deslegitima la paritaria. La verdad es que ni ellos saben lo que quieren", dijo.

El informante agregó que por estas horas la administración bonaerense analiza si el incremento se formaliza por decreto o se liquida por medio de un trámite administrativo en la Dirección General de Cultura y Educación. Para el gobierno bonaerense, el día clave es mañana: si para entonces no hay una rectificación en la postura gremial, avanzarán con las medidas.

"Por más que haya una decisión administrativa de liquidarnos los sueldos con aumentos, nosotros vamos a seguir luchando para que continúe abierta la paritaria", dijo a LA NACION Raúl Calamante, secretario de Interior de Suteba.

Ayer, el defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bonicatto, ofreció su organismo como espacio para realizar una nueva conciliación entre los docentes y el gobierno bonaerense.

El encuentro fue fijado para las 10 de mañana y fueron convocados los representantes de la FEB, del Suteba, de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop). Alberto Pérez anticipó que concurrirá a la reunión junto con la directora general de Cultura y Educación, Nora de Lucía.

Sin embargo, los gremios docentes aún no confirmaron su presencia. Dijeron que una vez que terminen con la marcha se sentarán a evaluar si asisten o no a ese encuentro. "Por ahora estamos con los preparativos de la marcha. La convocatoria nos llegó, pero recién vamos a definir qué hacemos después de la manifestación de mañana [por hoy]", dijo Calamante.

Si bien el ámbito de la Defensoría parece a priori un espacio neutral para las negociaciones salariales, durante los últimos días Bonicatto había expresado su apoyo a la idea oficial de que los docentes regresen al aula y luego continúen con las negociaciones.

"La prolongación del conflicto con las aulas vacías no hace más que vulnerar los derechos del colectivo representado por miles y miles de familias de escasos recursos que utilizan el sistema gratuito de educación y sufren las consecuencias negativas para sus recursos y derechos", había dicho el defensor del pueblo.

Por su parte, la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, aseguró que la provincia estaba dispuesta a negociar una "redistribución" del presupuesto de 10.500 millones de pesos que fijaron para otorgar las subas salariales a los docentes. "No podemos ampliar ese presupuesto porque implicaría un aumento impositivo que la provincia no resiste", concluyó la funcionaria.

No obstante, una fuente oficial aseguró a LA NACION que en esa reunión se espera que el defensor del pueblo ofrezca su mediación para que el gobierno de Scioli no aplique el incremento por decreto y a cambio pediría que los docentes levanten el paro y retomen las negociaciones salariales con el Ministerio de Trabajo provincial..



Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]