viernes, 28 de marzo de 2014

 

Cambios culturales

Luego de tres lustros de permisivismo en materia de control de la calle, empiezan a crecer las iniciativas para normalizar el imperio de la ley y el respeto a la autoridad. La Presidente cada vez es más recurrente en criticar los cortes de las calles y, tal como destacó en la última presentación en el Congreso para el inicio del año legislativo, pedir a la Justicia una actitud más firme al respecto.
Casi como una respuesta, el lunes siguiente a su alocución -que fue un sábado-, la ciudad fue un caos por diversos cortes de calle. Pero el parixismo llegó con el discapacitado que que fue arrojado del puente Pueuyrredon por intentar eludir el bloqueo. establecido allí por los portuarios conducidos por Corvalán, para poder llevar a su mujer embarazada al médico.

El tema, que hasta ahora era territorio del discurso, llega ahora a la gestión parlamentaria con el proyecto de un importante referente del massismo, anterior baron del Conurbano K.+)






El FR presentó su proyecto para “ordenar” las protestas y el FpV confirmó que también analiza el tema

Giustozzi quiere “garantizar” el ejercicio del derecho a la petición social sin impedir el derecho a transitar y para ello propone que las manifestaciones se realicen en espacios públicos determinados. Desde el kirchnerismo confirmaron que elaboran un marco normativo.

27 de marzo de 2014, parlamentario.com



El jefe de los diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi, presentó formalmente este jueves el proyecto anunciado para “garantizar” el ejercicio del derecho a la petición social sin impedir el derecho a transitar, luego de que la presidenta Cristina Kirchner pidiera en su mensaje ante la Asamblea Legislativa pensar un marco normativo para regular las protestas sociales.




“Queremos consolidar el derecho a peticionar, ordenándolo. Así como se puede circular, pero no por cualquier lugar”, explicó el exintendente de Almirante Brown y planteó que con esta propuesta el massismo pretende “recuperar la convivencia y la normalidad que debería haber hecho el Poder Ejecutivo”.




La conferencia de prensa realizada en las oficinas del Frente Renovador estuvo plagada de ejemplos. “Queremos dar solución a que una ambulancia llegue al centro en horas establecidas. Que un trabajador no pierda el presentismo. Porque los que menos tienen son los que más se perjudican”, señaló Giustozzi.


Paradójicamente, mientras el diputado exponía su iniciativa una movilización de la CTA opositora convocada por el “dipusindical” Víctor De Gennaro cortaba el tránsito por la avenida Rivadavia frente al Palacio Legislativo en reclamo al tratamiento de un proyecto de ley para reactivar la industria naval.
El massismo planteó que “el artículo 14 de la Constitución Nacional consagra que todos los habitantes de la Nación gozan del derecho a peticionar a las autoridades y el derecho a transitar por el territorio argentino”. Pero advirtió que “ejercer un derecho implica no vulnerar ni limitar el derecho del otro”. “La oposición de intereses puede llevar a una confrontación, que es el principio de un germen de violencia que al multiplicarse irresponsablemente conspira contra la normal convivencia urbana y concordia social”, alertó.
En tal sentido, Giustozzi explicó que el proyecto pretende “subsanar un vacío legal y consolidar jurídicamente el derecho de petición”.
Para eso, la iniciativa establece que el Poder Ejecutivo deberá establecer “circuitos o espacios públicos” de carácter “idóneos y relevantes” para que “quienes busquen ser escuchados logren llegar a sus destinatarios”. Si los manifestantes no cumplen con estos requisitos, deberán ser sancionados con trabajos comunitarios, multas y “cursos de educación comunitaria”.
Giustozzi aseguró que existen antecedentes en Inglaterra, donde hay un parque establecido para este tipo de manifestaciones, y no dudó en afirmar que en la sociedad en general, y el Congreso en particular, “hay consenso mayoritario de terminar con esta modalidad pero nadie se anima a hacerlo”.
“Los piquetes se transformaron en actos violentos y, con la extensión en el tiempo, perdieron legitimidad”, concluyó.
El kirchnerismo prepara su propuesta
parlamentario.com consultó a una diputada de la “mesa chica” del Frente para la Victoria sobre la propuesta del massismo. Si bien esta fuente no leyó el proyecto, dijo conocerlo por su presentación en los medios de comunicación: “regular la protesta armando sambódromos no me parece serio”, sostuvo, aunque coincidió en la necesidad de anunciar lugar y hora de las manifestaciones para que las fuerzas de seguridad pueden protegerlos y prevenir actos de violencia.
firmó a este medio que el bloque oficialista está estudiando una iniciativa al respecto. Como fuera, manifestó que “hay que sacar las cuestiones marketineras de este tema porque acá se ven afectadas ambas partes”, los que protestas y lo que quieren circular libremente.
En tal sentido, la diputada consideró necesario revisar el rol de las fuerzas de seguridad, jueces, fiscales y dirigentes gremiales. “¿Cómo puede ser que el fiscal llegó tres horas tardes al corte en el puente Pueyrredón? El dirigente de SUPA no puede decir que no sabía quiénes eran sus dirigentes”, se despachó la bonaerense.

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]