lunes, 28 de abril de 2014

Por qué se UNEN en el FA

Hace exactamednte un mes el politólogo Carlos FARA anticipaba en 7 miradas los motivos que llevaron a los dirigentes de FA-UNEN a buscar una alternativa.+

Ni peronista ni kirchnerista
Por Carlos Fara
28 de marzo de 2014
Carlos Fara
(7 Miradas) Desde hace un año le preguntamos a la gente si le gustaría que el próximo presidente sea un peronista, un kirchnerista, o alguien que no sea ni peronista ni kirchnerista. Esta última categoría venía oscilando entre el 40 y el 45 % durante todo 2013, y ahora se ubica en el 50 %. Cuando un mismo indicador revela tal persistencia es porque no encontramos a una tendencia sólida y de largo plazo.

(7 Miradas) Unas semanas atrás dijimos que no había que ver a los jugadores sino a dónde va la pelota. Esto significa no prestarle tanta atención a los porcentajes de intención de voto de los candidatos hoy, sino a las tendencias de largo plazo de la opinión pública.

Desde hace un año le preguntamos a la gente si le gustaría que el próximo presidente sea un peronista, un kirchnerista, o alguien que no sea ni peronista ni kirchnerista. Esta última categoría venía oscilando entre el 40 y el 45 % durante todo 2013, y ahora se ubica en el 50 %. Cuando un mismo indicador revela tal persistencia es porque no encontramos a una tendencia sólida y de largo plazo.

La pregunta fina aquí es qué entienden los votantes por “ni peronista, ni kirchnerista”. Porque en teoría deberían figurar ahí Binner, Cobos, Sanz y Macri. Pero el tema es que el 35 % de ese 50 % (15 puntos de la muestra entrevistada) opta por Massa cuando se consulta por candidatos. El 20 % prefiere a un candidato kirchnerista, y en ese mercado la situación está más definida: el 40 % opta por Scioli y el resto por diversos candidatos indudablemente oficialistas. Ahí Massa solo cultiva el 5 %.

Solo el 15 % quiere votar a un peronista no kirchnerista. En ese segmento el 61 % se inclina por el tigrense y el 14 % por Macri.

Esto habla a las claras de lo arriesgado que es mensurar qué segmento es de qué postulante, ya que la realidad del mercado electoral es bastante confusa. Y va a seguir fluyendo.

Esto indica que:

1) no es tan cierto que Scioli compite electorado con Massa o con Macri;

2) si es correcto que Massa vino a desplazar el mercado potencial de Macri, pero también el de los candidatos del Frente Progresista;

3) Scioli no logra nada fuera del mercado k.

La aparición de Massa se ha convertido en un problema para toda la oposición pre existente, confirmando su perfil auténticamente transversal. Si Massa se desgastase ¿perdería votos en todos los segmentos de los cuales bebe, o solo en algunos?

Por su lado, Binner, Sanz y Cobos solo existen en un segmento, pero es el ampliamente mayoritario.

Por último, el 15 % no se pronuncia por ninguna de las 3 categorías propuestas: ahí vuelve a ganar Massa, seguido de Macri, pero todos tienen algo, salvo Scioli.

Será un galimatías para todos los estrategas saber dónde deberán pescar.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

domingo, 13 de abril de 2014

El sucesor

Rumbo a 2015 / La estrategia del Gobierno

En reserva, Cristina le ordenó a su círculo cercano apoyar a Scioli

La presidenta Cristina Kirchner ya planea su retirada y busca incidir en el nombre de su sucesor en 2015. Si bien alentó el lanzamiento de varios candidatos kirchneristas a ultranza, por lo bajo dio instrucciones a su círculo íntimo y a la agrupación La Cámpora para que respalden en la máxima reserva la postulación presidencial del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el peronista que mejor mide en las encuestas.
Por eso, por ejemplo, habilitó a su incondicional diputado Eduardo "Wado" De Pedro, de La Cámpora, para que actúe de nexo entre el ultrakirchnerismo y Scioli.
Según confiaron a LA NACION en la Casa Rosada, De Pedro y Scioli tienen un diálogo frecuente. Buscan diseñar políticas comunes para evitar el avance de la agenda de sus adversarios de 2015:el diputado Sergio Massa (Frente Renovador) y el jefe del gobierno porteño Mauricio Macri (Pro).
Los temas preponderantes son inflación, inseguridad y política partidaria. Así nació, por caso, el operativo para combatir el narcotráfico en Rosario con 1500 gendarmes y 500 prefectos, algunas medidas del ajuste económico del Gobierno y la conformación de una lista de unidad para conducir el PJ desde mayo próximo.
De Pedro tiene llegada directa a Cristina, al secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y es amigo personal de Máximo Kirchner, hijo de la Presidenta y jefe en las sombras de La Cámpora.
También Scioli tiene fluido trato con el diputado provincial José Ottavis, que se distanció del camporismo, pero que se reivindica peronista y kirchnerista.
Los voceros oficiales del sciolismo negaron a LA NACION contactos con La Cámpora. Dicen que Scioli "acordó para 2015 con el 90% del peronismo: gobernadores, legisladores e intendentes" detodo el país. Y aseguran que enfrentará en las primarias abiertas (PASO) de agosto de 2015 a cualquier candidato presidencial que apoyen Cristina y La Cámpora.
En ese lote, ubican al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; al ministro del Interior y Transportes, Florencio Randazzo; al jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.
La Casa Rosada dice otra cosa. "Cristina buscará alternativas, como Urribarri o Randazzo, para evitar ser un «pato rengo» y que el poder se le escurra antes de tiempo y todos hablen con Scioli. Pero, a su debido tiempo, lo apoyará, porque éste ganará las primarias y no quiere ser perdedora. Ella manejará sus tiempos. Esto será al final", señaló un operador oficial.
Desde La Plata contraponen: "No tenemos apoyo de Cristina. Si así fuera, mandarían más recursos a la provincia, pero eso no ocurre. No llega un peso más de lo estrictamente estipulado por la coparticipación". Parte de la estrategia de Scioli consiste en apoyar a Cristina, no salirse del PJ, pero tomar prudente distancia de ella para preservar el voto peronista y, además, seducir el de la clase media no kirchnerista.
Pero muchos dirigentes de La Cámpora comentaron en diversos ámbitos que Cristina les dio orden de "no matar a Scioli" porque a fin de este año o principios de 2015, éste será "el" candidato.
Así las cosas, el gobernador bendijo un acuerdo por la conducción del PJ porteño entre Víctor Santamaría, que presidirá el partido, y el camporista Mariano Recalde, titular de Aerolíneas Argentinas, que será su segundo.
También armó una reunión de gobernadores del PJ, en la que se unificó la conducción nacional del partido desde mayo.
Durante una reciente cadena nacional en Tecnópolis, Cristina sentó a su lado a Scioli y evocó en su discurso el año 2003 cuando juntos llegaron al gobierno. Fue un gesto poco usual en ella el de participar a Scioli de los gratos recuerdos.
La Presidenta y Scioli acordaron hace cinco meses que éste tendría autonomía en el diseño de su campaña y que ella haría gestos que a él no le gustarían. Los candidatos que se lanzarían en nombre de ella irían a hablar antes con Scioli. Y ello ocurrió al pie de la letra.
La Cámpora haría lo que ella ordenara. Scioli le creyó y, así, cerró filas con el Gobierno.
Sin embargo, algunos sciolistas sospechan que Cristina "no quiere que gane un peronista" porque ella perdería el poder en el PJ, y que sólo apoyaría en las formas a Scioli para "no pelearse con el peronismo y con los gobernadores".
Imaginan que ella podría preferir un opositor como Macri para ser la jefa de la oposición mientras asume la presidencia de la Unasur, con la ilusión de volver en 2019..

Los protagonistas de la transición


Rumbo a 2015 / Encuesta de Poliarquía

En un escenario muy fragmentado, Massa lidera las preferencias electorales

El diputado encabeza la intención de voto para presidente con el 25%, seguido por Scioli, con el 21%, y Macri, con el 16%;en la interna de la centroizquierda, Binner y Cobos están muy parejos, y muy cerca de ellos se ubica Elisa Carrió

ando faltan 16 meses para las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que en 2015 definirán los candidatos con chances para pelear por la Presidencia, el escenario político argentino ofrece dos señales: un marcado nivel de fragmentación general y sólo tres postulantes instalados, liderados por el diputado del Frente Renovador Sergio Massa.
Ésa es la principal conclusión de una encuesta que Poliarquía Consultores hizo para LA NACION, en la que el ex intendente de Tigre y líder del Frente Renovador registra una intención de voto del 25 por ciento de los electores consultados, seguido por el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, con el 21 por ciento , y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, con el 16 por ciento.
Por detrás de ellos aparece otra terna de candidatos que pertenecen a un mismo espacio político, el Frente Amplio-UNEN. El grupo de tres diputados es liderado por el ex gobernador santafecino Hermes Binner, con el 9% de intención de voto, seguido por el ex vicepresidente Julio Cobos, con el 8%, y se cierra con una sorpresa: la legisladora Elisa Carrió, con el 6% de acompañamiento.
La lista se completa con el líder del Partido Obrero, Jorge Altamira, como la opción del Frente de Izquierda y los Trabajadores, con el 4% de intención de voto. En todos los casos, ante la hipótesis de que los comicios se realizaran hoy.
Los resultados de la encuesta permiten delinear un escenario preliminar y provisional, más aún si se considera la alta volatilidad de la política local, pero interesante como punto de partida para ordenar el campo de acción de los candidatos.
"Lo primero que muestra la encuesta es un escenario de alta fragmentación. Pero la proximidad de los candidatos nos ofrece otra lectura: si estos números se mantienen, la Argentina se enfrenta por primera vez a un escenario de segunda vuelta, donde ninguno de los candidatos parece tener el capital necesario para llegar por sí solo a la Presidencia", destacó Fabián Perechodnik, director de Poliarquía.
"Las candidaturas de Massa, Scioli y Macri parecen basarse, ante todo, en la fortaleza de sus personalidades políticas. Ellos ya están en carrera. Por el contrario, el conglomerado integrado por radicalismo, el socialismo y UNEN exhibe varias figuras, cuyo liderazgo se definirá en las internas. Por eso, aún no puede mensurarse el peso electoral de ese espacio, aunque es muy probable que sea competitivo", agregó Eduardo Fidanza, director de Poliarquía.
El estudio también exhibe las preferencias de los votantes sobre el eje "continuidad-cambio" de las políticas del Gobierno. En ese sentido, el 46% expresó que votaría a un candidato que "cambie algunas cosas y continúe otras", el 33% indicó que elegiría a alguien que "cambie la mayoría de las cosas" y el 15% advirtió que preferiría a quien "continúe la mayoría".
"Hasta aquí la mayoría del electorado no quiere cambios absolutos respecto de lo que hizo el kirchnerismo, sino relativos. Hay una línea de continuidad, referida al valor del salario, el empleo y el consumo, que quiere conservarse. En cambio, existe la expectativa de que el nuevo gobierno mejore la seguridad y combata la inflación. Éste es un dato clave: el candidato que mejor lo interprete tendrá mejores chances", agregó Fidanza.
La encuesta también aporta resultados interesantes al adentrarse en la dinámica de las fuerzas que disponen más de un candidato potencial a la Presidencia, como el Frente para la Victoria y el Frente Amplio-UNEN.
Entre quienes dijeron que participarían en las internas del Frente para la Victoria, un 48% indicó que votaría a Scioli, que quedó como el referente mejor posicionado del oficialismo, seguido de lejos por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, con el 16%.
 
 
Pero también resultó interesante ver qué otros dirigentes completaron la lista kirchnerista: el senador nacional Aníbal Fernández y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ambos con el 10% de adhesiones, y, por último, el gobernador preferido por la Presidenta, el entrerriano Sergio Urribarri, con el 6%.
Cuando a los encuestados se les propuso un escenario con sólo los dos postulantes mejor posicionados, un 67% se inclinó por Scioli, mientras que Randazzo cosechó la adhesión del 26% restante.
"Se ve con claridad que Scioli es, por ahora, el candidato excluyente del Gobierno, más allá de lo que piense y desee el kirchnerismo. Si hubiera PASO hoy, el gobernador le ganaría con comodidad a cualquier competidor", señaló Fidanza.
"El caso de Urribarri se puede explicar porque a los mandatarios del interior les cuesta lograr un nivel de instalación que los haga competitivos a nivel nacional. Lo contrario de Fernández, que logró un alto nivel de conocimiento por su recorrido en los medios, que compensa su imagen negativa", interpretó Perechodnik.
Entre los encuestados que dijeron que podrían participar en las primarias del Frente Amplio-UNEN, un 26% eligió a Binner y a Cobos, un 21% a Carrió, un 12% al diputado Ricardo Alfonsín, un 7% al senador Fernando "Pino" Solanas y un 5% al senador Ernesto Sanz. Sin embargo, ante un escenario con sólo dos candidatos, Cobos cosechó el 47% de los apoyos, por encima de Binner, con el 42%.
"Llamó la atención tanto la paridad entre Binner y Cobos como la fuerte competitividad de Carrió dentro del frente, que tiene la responsabilidad de trasladar a nivel nacional el éxito de la interna de UNEN del año pasado en la elección porteña", señaló Perechodnik, para agregar otro condimento: "Si Macri lograra un entendimiento con este frente, el escenario vuelve a modificarse".
El estudio de Poliarquía se elaboró sobre la base de 1000 encuestas telefónicas a personas residentes en 40 centros urbanos de más de 10.000 habitantes, mayores de 18 años. Tiene un error estadístico de +/-3,2% para un nivel de confianza de 95%..
Del editor: qué significa. La encuesta es una foto de la línea de partida electoral. En 2015 no sólo termina un gobierno, también habrá un cambio de ciclo, el primero en doce años

sábado, 12 de abril de 2014

Tradicional Paseo de los Tribunales


Justicia

Enriquecimiento: Jaime es el primer funcionario kirchnerista procesado

El ex secretario de Transporte fue acusado junto con sus familiares por no poder justificar bienes por $ 12,5 millones; también es investigado por dádivas
Por   | LA NACION

 ex secretario de Transporte Ricardo Jaime , hombre de máxima confianza de Néstor Kirchner , se convirtió ayer en el primer funcionario kirchnerista en ser procesado porenriquecimiento ilícito.
Después de investigarlo durante seis años, la Justicia determinó que no pudo justificar bienes por 12,5 millones de pesos, entre los que se cuentan un lujoso jet privado, una veintena de autos, un hotel, departamentos en Brasil y en el barrio porteño de Retiro, casas en countries y hasta medios de comunicación de Córdoba.
Para la Justicia, Jaime se valió de su ex mujer, de los hijos de ella, de su hermano, de sus ex consuegros, de su jefe de asesores, de empresarios ligados al transporte y de indigentes como testaferros. Todos ellos quedaron procesados y embargados hasta la suma de 40 millones de pesos.
Jaime, que estuvo en su cargo desde 2003 hasta 2009, es el ex funcionario kirchnerista más complicado en la Justicia, ya que además de este caso, ya fue condenado por intentar ocultar pruebas de esta investigación.
También espera tres juicios orales por dádivas, ya que habría aceptado que empresarios a los que debía controlar le pagaran viajes en aviones privados para él y su familia, que se hicieran cargo del alquiler de los departamentos en los que vivió en Buenos Aires y que para sus viajes particulares le dieran autos de alta gama destinados al uso del Estado.
El procesamiento de Jaime y sus familiares fue firmado por el juez federal Sebastián Casanello, luego de la investigación del fiscal Carlos Rívolo y del juez Norberto Oyarbide cuando subrogó en ese juzgado.
Lo hizo con su entonces secretario Jorge García Davini, actualmente juez federal subrogante en General Roca, Río Negro. El juez entendió que faltan aún elementos para probar si un yate Altamar 64, valuado en un millón de dólares se le puede adjudicar a Jaime, por lo que dispuso dictar la falta de mérito a Raúl Viola y a Carlos Lluch, quienes figuran en poderes para disponer de la embarcación que está en Florianópolis. Lluch integró TBA y está en juicio por la tragedia de Once.
El juez Casanello sí procesó a Jaime, a su hermano Eduardo Jaime, a su ex mujer Silvia Reyss, a su jefe de asesores Manuel Vázquez, a su hijo Julián, a la criadora de perros ovejeros Nina Lozeva, al arquitecto que trabajó en Transporte Hugo Álvarez Picasso, y a Alfredo Pielach, de la empresa que maneja la terminal de ómnibus de Retiro. También procesó a Silvano Mazzucchelli y Julián Soba Rojo, sus testaferros en Córdoba; a Pedro Martínez, un humilde garajista, a Lorena y Agustina Jayo, hijas de Reyss, a sus ex consuegros Graciela Vigna y Norberto Ledantes y a Lisandro López y Raúl Glories.
En cambio fueron sobreseídos las hijas de Jaime, Gimena , Romina y Julieta, y el ex marido de esta última, Sebastián Ledantes.
Casanello entendió que Jaime se valió de intermediarios para adquirir el Lear Jet 31, matrícula N786YA. El funcionario empezó a usarlo luego de que fue denunciado por viajar en vuelos pagados por empresarios del transporte. Se desplazaba a su Córdoba natal con su familia y a Brasil, donde vive una hija suya y su hermano.
Este Lear Jet 31 fue comprado por Pegasus Equity Investments SA por US$ 4.083.000. Se pagaron sólo con algunas cuotas. Los apoderados eran los Vázquez. Julián se encargó de traerlo al país y pagar a los pilotos y el combustible, mientras Jaime lo usaba. Al menos seis custodios de Jaime declararon cómo lo llevaban a San Fernando a abordar la máquina. Él y su entorno hicieron 107 viajes en esa máquina, dijo el juez.
La búlgara Nina Lozeva, que tiene un criadero de perros en La Plata y el arquitecto Álvarez Picasso, aparecieron como presidentes sucesivos de Clamaran S.A., empleada para comprar un piso en. Figueroa Alcorta 3060 piso 5° "B". Las expensas las pagaba Jaime.
Mazzucchelli y Soba Rojo eran los titulares de Delome SA, que, para el juez, es de Jaime. Esta empresa contrató con la pareja, el hermano y la hija de su mujer, bienes como un Toyota Corolla, un Volkswagen Passat, una casa para Reyss y es dueña del 90 por ciento de una sociedad que tenía una radio y un diario en Córdoba. Mazzucchelli, por su parte, pagó US$ 30.000 de seña por el piso de Figueroa Alcorta.
A Reyss, la ex mujer de Jaime, la Justicia le enrostra haber usado dinero y las conexiones de su marido para adquirir un Peugeot 307 xs Premium triptronic 2.0 año 2005, 0 Km por $ 64.990, el yate Cohiba de $ 180.000, una casa en Río Gallegos, una casa en el country Cuatro Hojas, de Mendiolaza, Córdoba, en $ 341.990, un Peugeot 307 por $ 139.000, un Honda Fit por $ 83.658, y un departamento en Rua Das Algas N°443, Edificio Porto Das Algas, apartamento 301, de Florianópolis, Brasil.
"Es notorio que el explosivo aumento de su patrimonio y nivel de vida comenzó a generarse a partir de que su compañero ejerciera la función pública", dijo el juez que entendió que "la mujer usufructuaba los beneficios ilícitos asociados al espacio de poder ocupado por su pareja". Incluso se valió de Martínez para comprar un Honda Legend a su nombre.
Las Jayo quedaron procesadas por comprar autos y propiedades en Córdoba, y Eduardo Jaime por adquirir vehículos.
Alejandro Pielach, ex ejecutivo de la Terminal de Ómnibus de Retiro, está acusado de comprar un hotel en Villa Carlos Paz en nombre de Jaime para que lo usara su hija.
Constituyó la sociedad Lago Azul con la que compró el Hotel Saint Tropez, en 400.000 pesos y un Kia Carnaval . El domicilio legal era el de los consuegros de Jaime y luego se mudó allí su hija Julieta y su entonces marido Sebastián Ledantes. El hotel lo manejaba Julieta.
"El verdadero propietario de los bienes incluidos en el patrimonio era el ingeniero Jaime", escribió el juez. Los padres de Ledantes, ex consuegros de Jaime, quedaron procesados porque compraron una casa por cuenta y orden de Julieta en 250.000 pesos en Villa Carlos Paz. "El verdadero dueño, oculto detrás de quienes prestaron el nombre para la operación de compra del bien, no era otro que Ricardo Jaime, que tenía la capacidad económica real e ilícita, pero no tenía la posibilidad de figurar como verdadero dueño, debido al carácter ilegítimo del enriquecimiento", dijo Casanello.

BAJO LA LUPA

Los bienes atribuídos a Jaime
  • Avión Lear Jet 31 A, matrícula N786YA.
  • Departamento en Figueroa Alcorta 3060 (CABA).
  • Un hotel y otro inmueble en Villa Carlos Paz.
  • Dos casas en un country y un Spa en Córdoba.
  • "Más de 5 autos de lujo", dentro de un total de 18 vehículos investigados.
  • El 90% de acciones de MISA, vinculada a dos radios y un diario (Córdoba).
  • Un departamento en Florianópolis, Brasil.
  • Un inmueble en Boulogne, San Isidro.

Paró todo


Tensión gremial / Una protesta con fuerte impacto

Paralizó a casi todo el país la mayor huelga contra el kirchnerismo

El sindicalismo opositor y la izquierda encabezaron el paro con una batería de demandas; la adhesión del transporte y los bloqueos en los accesos a los centros urbanos fueron claves; el Gobierno buscó minimizar la protesta y volvió a vincularla con Massa
Por   | LA NACION
 
A las 13.48. La zona del Obelisco reflejó el alcance de la medida: hubo poca gente y ningún transporte público,13 hs.. Foto: LA NACION / Mariana Araujo
 
Apoyado en la adhesión casi total del transporte público y en más de medio centenar de piquetes que dificultaron el ingreso a las ciudades, el segundo paro general del sindicalismo opositor contra el gobierno de Cristina Kirchner se sintió ayer con mucha fuerza en todo el país y se convirtió en la manifestación gremial más contundente de la era kirchnerista.
La jornada dejó además en evidencia la colisión de dos lógicas de reclamo: la de las centrales obreras, que reivindicaron la huelga como instrumento de lucha y cuestionaron los piquetes, y la de las organizaciones de izquierda, que desde un lugar de revitalizado protagonismo defendieron los bloqueos como forma de visibilizar las demandas y se atribuyeron buena parte del éxito de la jornada.
Por otra parte, y pese a las advertencias que en la previa habían agitado desde ambos sectores, no hubo episodios de violencia, salvo un incidente menor en un piquete en la autopista Panamericana (ver página 12).
Video: El resumen de una jornada de paro nacional
Otra novedad de la huelga de ayer, impulsada por las CGT de Hugo Moyano Luis Barrionuevo, y por la CTA de Pablo Micheli, fue que casi no hubo transporte público, a diferencia del primer paro conjunto de las centrales enfrentadas con la Casa Rosada, en noviembre de 2012.
No trabajaron los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y dos gremios ferroviarios, por lo que no hubo trenes. La adhesión de tres sindicatos aeronáuticos impidió la salida de vuelos. Además, en medio de una nueva disputa entre la UTA y los metrodelegados, tampoco funcionó el subterráneo.
Esa parálisis impidió la llegada de miles de personas a sus lugares de trabajo y se sumó a los piquetes en los principales accesos a la ciudad y en el interior del país. La combinación entre falta de colectivos y trenes y los bloqueos convirtió la ciudad en un desierto (ver aparte).
"Ha sido una jornada muy, pero muy importante. El acatamiento superó el 90 por ciento. Una inmensa mayoría expresó claramente su disconformidad por la falta de respuesta del Gobierno a sus reclamos", celebró por la tarde un Moyano eufórico en la evaluación formal del paro (ver página 10).
El líder del gremio de los camioneros compartió una extensa conferencia de prensa con Barrionuevo y Micheli en la sede de su CGT, en Azopardo 802. Decidido a transmitir armonía y continuidad en la alianza con ambos, Moyano cuestionó que se haya vinculado el éxito del paro con los bloqueos.
 
Impactante vista de la 9 de Julio desierta.  Foto:  LA NACION  / Mariana Araujo
Foto 1 de 15
"Algunos quieren hacer creer que porque hubo piquetes la gente no fue a trabajar, pero ha sido un paro extraordinario . La gente voluntariamente dijo: «No voy a trabajar porque me sumo a los reclamos del movimiento obrero organizado»", afirmó.
También Micheli criticó esa lectura. Dijo que el paro "fue muy contundente" aun en ciudades donde no hubo piquetes, y reivindicó la "unidad de acción" de las centrales opositoras "pese a las diferencias".
A su turno, Barrionuevo, que ayer fue el principal blanco de las críticas del Gobierno, aprovechó para retrucar. "Qué pequeños pigmeos los que piensan que un político nos va a decir lo que tenemos que hacer. Lo único que faltaba es que piensen que un político nos manda a actuar de tal o cual manera", desafió.
Por la mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había acusado a Barrionuevo de "desbancar" a Moyano como "líder del espacio opositor sindical" y de representar los intereses de Sergio Massa. Además, había intentado minimizar el impacto de la protesta al describirla como "un gran piquete nacional con paro de transporte " (ver página 10).
La protesta de ayer se decidió después de meses de debate hacia dentro del sindicalismo opositor sobre la conveniencia de volver a desafiar al Gobierno con un paro general.
Finalmente, activaron la huelga por un amplio abanico de demandas: la lucha contra la inflación y la pérdida del poder adquisitivo del salario; las paritarias libres; la eliminación del impuesto a las ganancias; la devolución de las retenciones "injustas" al sistema de obras sociales sindicales, y un "urgente" aumento a los jubilados. A último momento, con un ojo puesto en la coyuntura, sumaron la preocupación por el avance del narcotráfico y de la inseguridad.
También de la mano de la fuerte adhesión del transporte, el paro fue rotundo en casi todo el país. Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Misiones y Salta registraron los mayores niveles de acatamiento (ver página 14).
A partir de su contundencia, la huelga de ayer deja planteados varios interrogantes: si el Gobierno reaccionará con alguna respuesta a los reclamos, el impacto que tendrá en la pragmática alianza entre el sindicalismo opositor y la izquierda, y cuál será su efecto en el sindicalismo alineado con la Casa Rosada.

LAS CLAVES DE UNA JORNADA COMPLICADA

Los gremios y la izquierda
Hubo dos planes de lucha superpuestos: los gremios con el paro y la izquierda con los piquetes
El transporte, clave
A diferencia de otras medidas de fuerza, la falta de transporte fue esencial para generar impacto
El efecto en el interior
Hubo réplicas de la medida de fuerza en todo el país. Eso le dio una magnitud nacional.

jueves, 10 de abril de 2014

Ajuste a destajo

El ajuste es mucho mayor al ya anunciado.

Con subas de hasta 765%, el tarifazo en gas se notará más en el interior

Las subas son mayores en las provincias que en Buenos Aires; aún no se conocen los precios de la Capital

Por   | LA NACION


El aumento en las tarifas de gas que el Gobierno puso en marcha anteayer parece inspirado en el extraño concepto de federalismo que utilizó el kirchnerismo durante la última década para fijar los precios de los servicios públicos en todo el país.

Al menos eso sugiere el análisis de la batería de resoluciones que difundió el Enargas (ente regulador del sector), donde dispuso ajustes mucho mayores en las provincias que en el Gran Buenos Aires.

A partir de agosto, cuando entren en vigor los aumentos plenos de tarifas para todos los usuarios que no ahorren al menos un 5% del gas que consumieron en el mismo período del año pasado, los clientes tucumanos de Gasnor tendrán el triste privilegio de sufrir los mayores ajustes. Para los denominados R3-4, un lote que abarca a los mayores consumos, el metro cúbico (m3) pasará a costar $ 1,86, 765% más que los precios vigentes hasta el mes pasado.

En la categoría R-1, que incluye a los que menos gas utilizan, el salto en el metro cúbico será de 218%, hasta $ 0,362. En ese renglón, también en porcentaje, Tucumán se llevó el ajuste más importante de acuerdo con la documentación que difundió el Gobierno hasta ahora.

Un cliente R3-4 de Distribuidora de Gas del Centro, que atiende a las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca, siempre que no ahorre, sufrirá un ajuste de 654% a partir de agosto, mientras que quien se ubica en la primera categoría de consumo enfrentará un incremento de 188 por ciento.

En Mendoza, los clientes de Distribuidora de Gas Cuyana pagarán por metro cúbico $ 0,419 en la categoría más baja y $ 1,736 en la más alta, con una suba de 187% y de 609% en cada caso. Y para la misma categoría de usuario en Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires, los aumentos serán de 172% y de 605%, respectivamente.

En todos los casos, el porcentaje de aumento en el precio del metro cúbico es mayor que el que enfrentará un usuario de Gas Natural Fenosa, distribuidora que tiene a cargo la prestación del servicio en la mayor parte del Gran Buenos Aires.

El mayor incremento será de 493%, muy lejos del 765% que afrontarán los tucumanos, mientras que entre quienes menos consumen el aumento será de 158%, también por debajo del 218% de aquella provincia.

Aún no se difundieron los nuevos cuadros de Metrogas, la mayor distribuidora del país, que atiende a la Capital Federal.

Fuentes del Ministerio de Planificación, que conduce Julio De Vido, relativizaron los aumentos. Justificaron las subas diferenciales en que la distribuidora del Gran Buenos Aires ya había recibido un ajuste de tarifas en 2007.

También sostuvieron que el impacto final sobre la factura será, medido en porcentajes, inferior al ajuste de la tarifa del metro cúbico de gas, porque la boleta incluye otros ítems, como el Cargo Gas, que se destina a pagar una parte de las importaciones, y el Fosegas, un fondo creado para financiar obras que también cubre la demanda. Ésos son los argumentos que utilizó ayer el interventor del Enargas, Antonio Pronsato, para relativizar los ajustes.

Sostuvo que "ésta es la quita de subsidios anunciada, ya que la mejora del valor del gas en boca de pozo implica una reducción de los incentivos que el Estado paga a las empresas productoras de gas en forma de compensaciones".

En términos absolutos, sin embargo, un tucumano de alto consumo pagará por el metro cúbico más que un bonaerense..

miércoles, 9 de abril de 2014

Ajuste a destajo

El ajuste es mucho mayor al ya anunciado.

Con subas de hasta 765%, el tarifazo en gas se notará más en el interior

Las subas son mayores en las provincias que en Buenos Aires; aún no se conocen los precios de la Capital

Por   | LA NACION


El aumento en las tarifas de gas que el Gobierno puso en marcha anteayer parece inspirado en el extraño concepto de federalismo que utilizó el kirchnerismo durante la última década para fijar los precios de los servicios públicos en todo el país.

Al menos eso sugiere el análisis de la batería de resoluciones que difundió el Enargas (ente regulador del sector), donde dispuso ajustes mucho mayores en las provincias que en el Gran Buenos Aires.

A partir de agosto, cuando entren en vigor los aumentos plenos de tarifas para todos los usuarios que no ahorren al menos un 5% del gas que consumieron en el mismo período del año pasado, los clientes tucumanos de Gasnor tendrán el triste privilegio de sufrir los mayores ajustes. Para los denominados R3-4, un lote que abarca a los mayores consumos, el metro cúbico (m3) pasará a costar $ 1,86, 765% más que los precios vigentes hasta el mes pasado.

En la categoría R-1, que incluye a los que menos gas utilizan, el salto en el metro cúbico será de 218%, hasta $ 0,362. En ese renglón, también en porcentaje, Tucumán se llevó el ajuste más importante de acuerdo con la documentación que difundió el Gobierno hasta ahora.

Un cliente R3-4 de Distribuidora de Gas del Centro, que atiende a las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca, siempre que no ahorre, sufrirá un ajuste de 654% a partir de agosto, mientras que quien se ubica en la primera categoría de consumo enfrentará un incremento de 188 por ciento.

En Mendoza, los clientes de Distribuidora de Gas Cuyana pagarán por metro cúbico $ 0,419 en la categoría más baja y $ 1,736 en la más alta, con una suba de 187% y de 609% en cada caso. Y para la misma categoría de usuario en Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires, los aumentos serán de 172% y de 605%, respectivamente.

En todos los casos, el porcentaje de aumento en el precio del metro cúbico es mayor que el que enfrentará un usuario de Gas Natural Fenosa, distribuidora que tiene a cargo la prestación del servicio en la mayor parte del Gran Buenos Aires.

El mayor incremento será de 493%, muy lejos del 765% que afrontarán los tucumanos, mientras que entre quienes menos consumen el aumento será de 158%, también por debajo del 218% de aquella provincia.

Aún no se difundieron los nuevos cuadros de Metrogas, la mayor distribuidora del país, que atiende a la Capital Federal.

Fuentes del Ministerio de Planificación, que conduce Julio De Vido, relativizaron los aumentos. Justificaron las subas diferenciales en que la distribuidora del Gran Buenos Aires ya había recibido un ajuste de tarifas en 2007.

También sostuvieron que el impacto final sobre la factura será, medido en porcentajes, inferior al ajuste de la tarifa del metro cúbico de gas, porque la boleta incluye otros ítems, como el Cargo Gas, que se destina a pagar una parte de las importaciones, y el Fosegas, un fondo creado para financiar obras que también cubre la demanda. Ésos son los argumentos que utilizó ayer el interventor del Enargas, Antonio Pronsato, para relativizar los ajustes.

Sostuvo que "ésta es la quita de subsidios anunciada, ya que la mejora del valor del gas en boca de pozo implica una reducción de los incentivos que el Estado paga a las empresas productoras de gas en forma de compensaciones".

En términos absolutos, sin embargo, un tucumano de alto consumo pagará por el metro cúbico más que un bonaerense..