martes, 19 de agosto de 2014

Reaccionó el empresariado

Tras muchos años años de acompañar al Gobierno, las seis entidades históricamente más reconocidas realizaron un pronunciamiento sobre la embestida legislativa del Gobierno.

Las entidades de la producción, el comercio y los servicios expresaronsu unánime rechazo al proyecto de Ley de Abastecimiento



Los presidentes de la Cámara Argentina de la Construcción, la Unión Industrial Argentina, la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino, la Cámara Argentina de Comercio,  la Bolsa de Comercio y la Sociedad Rural Argentina, se reunieron hoy en la sede de la Unión Industrial para discutir el potencial impacto del proyecto de Ley de Abastecimiento sobre la actividad económica, la inversión y el empleo en cada uno de los sectores.

Los participantes destacaron la relevancia de mejorar la normativa de defensa del consumidor, tal como establece en sus objetivos uno los proyectos de ley enviados al Congreso.  Sin embargo, otra de las iniciativas, conocida como proyecto de Regulación de la Producción y el Comercio (modificatoria de la Ley de Abastecimiento), tiene como objetivo incrementar sustantivamente la intervención del Estado en toda la actividad privada.

En este sentido, se remarcó que en un momento donde se debe generar confianza y certidumbre para promover la inversión, la generación de empleo de calidad y el crecimiento económico, iniciativas como ésta, además de su inconstitucionalidad, van claramente en sentido contrario a estos objetivos que el propio Gobierno Nacional manifiesta promover.
  
La experiencia internacional demuestra fehacientemente que las economías funcionan y se desarrollan satisfactoriamente en los países en los que el Estado no interviene en forma arbitraria y, por el contrario, en aquellos pocos donde prevaleció el intervencionismo discrecional se profundizó el desabastecimiento, el racionamiento de bienes y servicios, y el desdoblamiento del mercado de cambios, creciendo exponencialmente el mercado informal.
Esto terminó fomentando la competencia desleal,  la caída de la inversión, el deterioro del mercado de trabajo y el aumento de precios y costos.   

Ante esta situación, los empresarios expresaron la importancia que los diferentes espacios políticos con representación en el Congreso Nacional manifiesten su posición frente a un proyecto que, claramente, afecta la división de poderes de la República al otorgar facultades extraordinarias a órganos delegados.  



Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Cámara Argentina de Comercio

Cámara Argentina de la Construcción

Sociedad Rural Argentina


Unión Industrial Argentina

domingo, 17 de agosto de 2014

Hipótesis sobre el ébola

Alertan que el Ébola podría ser un “arma biológica”, parlamentario.com
La diputada Berta Arenas se refirió a las sospechas de funcionarios estadounidenses y rusos; pidió al Gobierno adoptar medidas urgentes para prevenir la propagación del virus en Argentina.
    
    
15 de agosto de 2014
La vicepresidenta primera de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Berta Arenas (Compromiso Federal), presentó un proyecto de resolución mediante el cual insta a los ministerios de Salud y de Defensa de la Nación a “adoptar medidas urgentes y efectivas” frente al brote mundial del mortífero virus conocido como Ébola.

La legisladora fundamentó su presentación al señalar que, según funcionarios rusos y estadounidenses, el virus podría usarse como “arma biológica”.

Al respecto, Arenas citó a Amy Derrick-Frost, una portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, quien señaló al Washington Post que “el Ébola está entre las varias enfermedades emergentes y reemergentes que históricamente han sido exploradas como un arma biológica potencial”.

La diputada señaló que la misma opinión es compartida por Vladimir Nikiforov, director del departamento de enfermedades infecciosas de la Agencia Biológica Federal rusa. “La posibilidad existe”, declaró Nikiforov en una rueda de prensa en Moscú recogida por la agencia rusa Ria Novosti y el portal de noticias web ruso RT. “De hecho, este virus puede usarse como spray, lo que puede suponer un enorme problema”, añadió dicho experto.

En este marco, Arenas remarcó la necesidad de contar a la “brevedad posible” con el tratamiento específico y la vacuna correspondiente, a cargo de los laboratorios estatales

Arenas, médica de profesión, también solicitó al Gobierno que “elabore y dé a conocer los protocolos de actuación pertinentes ante la aparición de un caso sospechoso de la enfermedad”, y que “provea a las provincias de las partidas presupuestarias necesarias para afrontar la emergencia, ajustándose a un criterio federal”.

La iniciativa de la diputada puntada se suma a la ya presentada por su colega de bloque Ivana Bianchi para interpelar al ministro de Salud, Juan Mansur, por el mismo tema. Ambas legisladoras representan a la provincia de San Luis y responden al senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

Hipótesis sobre el ébola

Alertan que el Ébola podría ser un “arma biológica”, parlamentario.com
La diputada Berta Arenas se refirió a las sospechas de funcionarios estadounidenses y rusos; pidió al Gobierno adoptar medidas urgentes para prevenir la propagación del virus en Argentina.
    
    
15 de agosto de 2014
La vicepresidenta primera de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Berta Arenas (Compromiso Federal), presentó un proyecto de resolución mediante el cual insta a los ministerios de Salud y de Defensa de la Nación a “adoptar medidas urgentes y efectivas” frente al brote mundial del mortífero virus conocido como Ébola.

La legisladora fundamentó su presentación al señalar que, según funcionarios rusos y estadounidenses, el virus podría usarse como “arma biológica”.

Al respecto, Arenas citó a Amy Derrick-Frost, una portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, quien señaló al Washington Post que “el Ébola está entre las varias enfermedades emergentes y reemergentes que históricamente han sido exploradas como un arma biológica potencial”.

La diputada señaló que la misma opinión es compartida por Vladimir Nikiforov, director del departamento de enfermedades infecciosas de la Agencia Biológica Federal rusa. “La posibilidad existe”, declaró Nikiforov en una rueda de prensa en Moscú recogida por la agencia rusa Ria Novosti y el portal de noticias web ruso RT. “De hecho, este virus puede usarse como spray, lo que puede suponer un enorme problema”, añadió dicho experto.

En este marco, Arenas remarcó la necesidad de contar a la “brevedad posible” con el tratamiento específico y la vacuna correspondiente, a cargo de los laboratorios estatales

Arenas, médica de profesión, también solicitó al Gobierno que “elabore y dé a conocer los protocolos de actuación pertinentes ante la aparición de un caso sospechoso de la enfermedad”, y que “provea a las provincias de las partidas presupuestarias necesarias para afrontar la emergencia, ajustándose a un criterio federal”.

La iniciativa de la diputada puntada se suma a la ya presentada por su colega de bloque Ivana Bianchi para interpelar al ministro de Salud, Juan Mansur, por el mismo tema. Ambas legisladoras representan a la provincia de San Luis y responden al senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

jueves, 14 de agosto de 2014

Trágedia Política en Brasil

La muerte de Campos obliga a cambiar estrategias para las presidenciales en Brasil

POR THIAGO DE ARAGAO. Especial para BAE Negocios 14/08/2014

El accidente aéreo en el que murió el candidato presidencial y ex gobernador de Pernambuco Eduardo Campos no sólo cobró su vida sino que derrumbó la construcción de un sueño de una de las familias políticas más tradicionales de Brasil. Nieto de Miguel Arraes, ex gobernador de Pernambuco en los años ’80 y fuerte opositor al régimen militar, Eduardo Campos fue educado para ser el presidente que nunca será. Su capacidad política aún era conocida por unos pocos a nivel nacional, pero poseía miles, si no millones, de seguidores en la región nordeste de Brasil.

Eduardo Campos, el fallecido candidato presidencial y ex gobernador de Pernambuco.

El éxito de su gobierno en el estado de Pernambuco catapultó la condición de semimito local y trascendió las fronteras de los estados del nordeste.
Líder indiscutible del Partido Socialista Brasileño, Eduardo Campos fue una pieza clave en el gobierno de Lula en la década de 2000, llegando a ser ministro de Ciencia y Tecnología en 2005.
Con el surgimiento de Dilma Rousseff como sucesora de Lula, Eduardo Campos –que tenía una gran admiración por el estilo de la presidenta Dilma– se alejó del gobierno e inició un camino de oposición. Esta oposición, sin embargo, no era emocional, pero aprovechó el conocimiento de los éxitos del gobierno de Lula para dar ataques quirúrgicos contra las equivocaciones cometidas por la presidenta Dilma.
La decisión de lanzar la candidatura presidencial no fue sólo un deseo personal para ocupar el más alto cargo político en el país, sino también como la expresión de la necesidad de independencia del PSB en busca de protagonismo a pesar de ser una fuerza media en la gran escena política brasileña.
Su candidatura llenó de dudas e incertidumbre y generó una situación complicada con el ex presidente Lula, un amigo personal que nutría la esperanza de ver a Eduardo como sucesor de Dilma Rousseff en 2018.
Su campaña se basó en exponer los errores y caminos equivocados tomadas por la campaña de Rousseff, pero sin atacar el legado del ex presidente Lula. Y cada crítica la acompañó con propuestas.
Su capacidad de crecer era muy grande a pesar de tener 8% de los votos en las últimas encuestas. El equipo de campaña tenía puestas las esperanzas en los avisos de televisión que empezaban la próxima semana y hasta se ilusionaban con la posibilidad de ingresar en una segunda ronda electoral.
El candidato que no gane este año sería el gran favorito para las presidenciales de 2018. Por eso, su candidatura no era sólo una prueba sino la presentación nacional y la demostración del poder que había conquistado en gran parte del nordeste.
Con sólo 49 años de edad y padre de cinco hijos, Eduardo aspiraba a obtener entre 18% y 20% con la confianza de que de los actuales líderes políticos era el único que tenía el potencial de crecer de forma exponencial en los próximos cuatro años.
Una presidencia de Eduardo iba a tener un fuerte sesgo social y a la vez una característica más amistosa con los empresarios.
Eduardo creía en el Mercosur, pero no en la forma en que había estado trabajando. Planteaba que Brasil necesita a Argentina tanto como Argentina necesita de Brasil.

DINÁMICA ELECTORAL
La trágica muerte de Eduardo Campos no es sólo una pérdida política y humana para Brasil sino que tiene una incidencia muy alta en el resultado de las próximas elecciones, aunque las últimas encuestas sólo le adjudicaban un 8% en la intención de voto.
Las mismas encuestas daban una proyección de crecimiento hasta 15% a 20%, capturando votos tanto de la presidenta Dilma Rousseff como de su principal desafiante, Aecio Neves, aumentando las posibilidades de una eventual segunda vuelta electoral.
Marina Silva, compañera de fórmula de Eduardo Campos, fue candidata a la presidencia de la República en 2010. En ese momento Marina fue capaz de recibir 20 millones de votos casi poniendo en tela de juicio la elección de Dilma Rousseff.
Sin embargo, en los cuatro años siguientes Marina se quedó dormida y no surgió como una figura importante en el escenario político brasileño.
La posibilidad de que asuma la candidatura presidencial en lugar de Campos puede rescatar parte del éxito que logró en 2010 y cambiar un poco el balance de la campaña.
Para Dilma, la obligación es ganar en la primera ronda. Sabe que si la disputa va a la segunda ronda, donde las condiciones de propaganda electoral en la televisión son idénticas entre los candidatos, su victoria pueda verse gravemente amenazada. Toda su estrategia se basa en el esfuerzo de ganar la primera ronda. Con Marina en disputa, que lograría un número de votos superior al que potencialmente tenía Eduardo, el escenario de la segunda vuelta es más factible. En ese momento, los votos de Marina harán una gran diferencia para definir entre Dilma o Aecio.
Además, una campaña que hasta el momento tiene un fuerte componente pragmático, a partir de ahora incorpora uno emocional importante. En un entorno económico desfavorable, Dilma también tiene limitaciones para llegar emocionalmente al votante. En cambio Aecio Neves comparte con Eduardo la juventud y puede tener incidencia para atraer los votos que en la actualidad permanecen indecisos.
La ley 9.504 otorga diez días para el luto y las negociaciones políticas que permitan establecer la nueva fórmula. El hecho de que el corazón de Marina está con su partido, la REDE, puede ser un obstáculo para que el PSB la sostenga como candidata.
Queda la pregunta acerca de la capacidad de transferencia de votos de Marina, que deberá ser resuelto una semana después del inicio de la propaganda electoral gratuita. Campos fue la garantía de contención ideológica. Se cree que Marina tendrá dificultades para ser asimilada por el PSB, que con sus aliados de la REDE tienen fuertes desacuerdos. Su elección fue una decisión personal de Campos y el PSB no tiene un liderazgo natural a nivel nacional con la expresión política equivalente a Marina. La tragedia puso el PSB en sus manos.
No se descarta que la sustitución de Campos pueda ser otra persona, pero un análisis de nombres disponibles no alienta esta idea. Roberto Amaral, quien asumió la presidencia; Renato Casagrande, secretario general; Carlos Barros, Márcio Francia (candidato al Senado en coalición con Alckmin del PSDB) y Beto Albuquerque, líder del PSB en la Cámara, son parte de la burocracia del partido, pero no candidatos a la sucesión.

DOLOR EN LA DIRIGENCIA POLÍTICA Y TRES DÍAS DE LUTO
El socialista Eduardo Campos, candidato a la Presidencia de Brasil en las elecciones de octubre, murió ayer cuando el avión en que viajaba cayó en la ciudad de Santos, estado de San Pablo, y conmocionó la arena política paralizando la campaña a menos de dos meses de los comicios. El dirigente del Partido Socialista Brasileño (PSB) viajaba en la avioneta que cayó en un área residencial de Santos junto con miembros de su campaña electoral, de los que ninguno sobrevivió, según confirmaron desde el propio partido. Fuentes del PSB indicaron que siete personas se encontraban en el avión y aclararon que ni la esposa de Campos ni ninguno de sus hijos estaban a bordo.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que busca la relección, se manifestó “tristísima”, decretó tres días de duelo y canceló su campaña. El ex presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, se sumó a las adhesiones de luto al igual que su compañera de fórmula, Marina Silva, y el arco político del país.

Nubarrones y vientos fuertes

Por Willy Kohan, Cronista.com 14/08/2014
Cristina Kirchner parece dispuesta a profundizar el estatismo económico como respuesta a las dificultades que se precipitan con el default, al fracasar en lo inmediato el plan para financiar con nueva deuda la transición política y el aumento permanente del gasto público. Está en peligro la fórmula con la que la Presidenta supone que la recordarán bien sus gobernados cuando se vea obligada a dejar el poder.
Las cuentas del default en lo inmediato se presentan a la vista: claramente habrá menos dólares disponibles. Y eso determina menos actividad, porque para reactivar hay que importar. El economista Carlos Melconian estima que el proceso recesivo es irreversible. La inflación, por la emisión monetaria que tiende a espiralizarse y se agrava con el default, seguirá comiendo el poder adquisitivo de los salarios, En esas circunstancias, no hay forma de recuperar el consumo popular que ya viene en franca caída desde el segundo trimestre. Todo con menos crédito disponible, dólar y precios más altos, y golpeando el empleo por la recesión sostenida.
La respuesta del Gobierno a las nuevas dificultades hielan la sangre entre empresarios y banqueros: más pesos a la calle, más subsidios, impresión de moneda sin respaldo, súper emisión monetaria, tasas negativas, y una serie de iniciativas políticas para promover leyes que permitan a los funcionarios perseguir a las empresas y a la actividad privada, todo con el objeto de planificar desde el Estado la redistribución de la riqueza y los márgenes de ganancia que a cada sector debe tocarle, según la lógica arbitraria del Gobierno. Un experimento neo keynesiano para un país ya agobiado con la inflación en 40% anual y un déficit que ya supera 5 puntos de producto. Más aún, con proyectos para sovietizar el manejo económico que difícilmente convoquen a la inversión.
Todos los economistas del país, desde la heterodoxia de Aldo Ferrer hasta la ortodoxia de Daniel Artana, coinciden en pronosticar severas turbulencias si el Gobierno insiste en ese camino. Observan a coro que con el actual desequilibrio fiscal, con el gasto público indexado por salarios y subsidios crecientes, si todavía el Gobierno se dispone a cebar más la inflación y el dólar con emisión de pesos y tasas negativas, es obvio que se agravará la inflación, el atraso cambiario y la parálisis económica. Y por supuesto que todo será peor si la respuesta política del Gobierno es más represión de precios con persecución a empresas y personas.
Un modelo de control estatal que sigue acercándose a regímenes deprimentes que han fracasado en todo el mundo, que Cristina y una minoría de economistas y seguidores con ideas muy poco actualizadas busca imponerle a la sociedad argentina que ha rechazado esa opción. No luce muy equilibrado para una Jefa de Estado en el final de su mandato y luego de haber perdido las elecciones el año pasado. A pesar de que 7 de cada 10 argentinos votaron en contra de la inflación, el cepo y el modelo estatista de Cristina y Axel Kicillof; la Presidenta gobierna como si no fuera a irse nunca. Insiste y promete profundizar la dosis, aún contra la voluntad popular.
De hecho las últimas encuestas revelan que cada vez hay menos apoyo a la aventura de Cristina contra los fondos buitre, si esto alarga el default y las penurias económicas. Y el funcionario que más influye hoy en las decisiones presidenciales, Axel Kicillof, es quien aparece, medido por su gestión y resultados, con peor imagen en todos los sondeos. Resultó bastante pobre, por cierto, la convocatoria al Luna Park que lanzó el cristinismo ultra para celebrar la malvinización contra los buitres y presentar a Kicillof como el candidato más puro para representar al oficialismo el año próximo. Ni se presentó el Ministro, y la noche de La Cámpora terminó muy deslucida, con figuras en el escenario que no parecen las más apropiadas para sumar votos en una elección. Se abrió Daniel Scioli, tampoco estuvieron los intendentes del peronismo y hasta se ausentaron los movimientos sociales kirchneristas que no quieren una radicalización del gobierno y el gabinete contra el peronismo
Aún así juega libre todavía la Presidenta. El peronismo la seguirá acompañando hasta la puerta del cementerio y la oposición no junta voluntades para frenar esta nueva aventura. Como quienes le ganaron las elecciones el año pasado ya están peleando por anticipado su sucesión, no logran ni siquiera acordar una estrategia común frente al escándalo político que supone la figura de Amado Boudou en la vice-presidencia. Mucho menos una propuesta unificada para evitar el default, más bien opiniones encontradas entre ellos y sus economistas respecto de lo que había que hacer. Tampoco está claro que la oposición pueda lograr frenar en el Congreso las leyes que el oficialismo quiere votar para profundizar el control de precios y la persecución a comercios y empresas. Por eso desde las centrales empresarias se anunció que la pelea terminará en la Justicia, ya que se denuncian como inconstitucionales varios aspectos de la iniciativa oficial. Sobre todo el hecho de que los funcionarios que apliquen las sanciones contra las empresas podrán hacerlo sin que medie la intervención de un juez. Nunca visto, al menos en democracia.

martes, 12 de agosto de 2014

Se complica el globo

LA CUARTA PÁGINA

Tiempos de crispación y antagonismo

Si hasta los noventa la globalización se percibía como sinónimo de prosperidad, por muchos de sus logros y promesas, en el siglo XXI está asociada a la inseguridad por el desempleo y la desindustrialización

NICOLÁS AZNAREZ
Un modo de aproximarse a los complejos asuntos contemporáneos es intentando definir la característica principal del sistema global. A mi entender, una de sus más relevantes características actuales es que se trata de un sistema sobrecargado; con exceso de contradicciones, presiones y dilemas que, más temprano que tarde, requerirán de un ajuste.
Este sistema recargado puede ser visto a través de cuatro tableros: el internacional, el mundial, el institucional y el interno. El internacional remite a las relaciones específicamente interestatales. En este tablero, el dato fundamental es la acelerada redistribución de poder, riqueza e influencia de Occidente y del Norte en la dirección de Oriente y el Sur. Como lo muestra la historia de las relaciones entre Estados, todo reacomodo sustantivo de poderío genera tensiones y puede conducir a conflictos mayúsculos. La propia experiencia de Occidente corrobora lo señalado. Ahora bien, dos notas parecen acompañar el actual power shift: una, elocuente; la otra, conjetural. La nota elocuente es la creciente resistencia de Occidente a perder, en parte, privilegios, autoridad e incidencia a favor de la multiplicidad de países intermedios, poderes emergentes y potencias reemergentes, que antes eran de la periferia. La nota conjetural genera un interrogante: ¿es la decadencia occidental una condición estructural? Hay signos —en lo demográfico y económico, por ejemplo— que tienden a confirmar ese rasgo profundo y prolongado. Así, resulta esperable una mayor conflictividad en el ámbito internacional ahora que la redistribución de poder se orienta por fuera de Occidente.
El tablero mundial toma en cuenta no solo los convencionales actores estatales, sino también a los actores no gubernamentales, desde grandes corporaciones multinacionales y calificadoras de riesgo estadounidenses hasta ONG y grupos criminales transnacionales. En ese marco, la globalización ha sido el proceso fundamental que ha marcado la política mundial en las últimas décadas. La diferencia esencial es que si hasta los noventa la globalización se percibía como sinónimo de prosperidad por varios de sus logros y muchas de sus promesas, en el siglo XXI —y con más fuerza en el último lustro— la globalización se relaciona con la inseguridad por el desempleo y la desindustrialización generados y por la reducción de sus beneficiarios (básicamente, el capital financiero). En el corazón de esa sensación de inseguridad está el auge de la desigualdad confirmada por numerosos informes y estudios. Según el World Ultra Wealth Report 2013 del banco UBS, 2.170 multibillonarios poseen una riqueza de 6.500 billones de dólares, una cantidad superior al PIB combinado de Alemania y Francia en 2013. De acuerdo con el Global Wealth Report 2013 del Credit Suisse Group, el 1% de la población posee el 46% de los activos globales y un 10%, el 86%: el 50% inferior apenas tiene el 1% del total. Según la investigación de 2011 de Vitali, Glattfelder y Battiston del Swiss Federal Institute of Technology, 147 firmas controlan, a través de una red de acciones y relaciones de propiedad, 43.060 corporaciones transnacionales. No debe sorprender entonces el incremento de las protestas sociales urbi et orbi, así como el aumento de la polarización interna en países del viejo Centro y de la nueva Periferia, por igual. No se trata de un malestar subjetivo, sino que hay razones objetivas para la crispación y el antagonismo.
La arquitectura institucional de Occidente es cada vez menos
creíble y más ilegítima
El tablero institucional hace referencia a las organizaciones de distinto tipo y al conjunto de regímenes que han predominado desde la Guerra Fría. La falta de reformas en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la incompetencia del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, el debilitamiento de la Unión Europea y la recurrente tentación de la OTAN de convertirse en un gendarme mundial, así como la inoperancia del G-7, del G-20 y otras tantas G que se idealizan (por ejemplo, el presunto duopolio entre Washington y Beijing), han llevado a una arquitectura institucional, básicamente occidental, cada vez menos creíble y más ilegítima. El fracaso del régimen internacional antidrogas, la frustración extendida frente al principio de la responsabilidad de proteger (R2P), el persistente doble estándar frente a la no proliferación nuclear, la parálisis global respecto a los compromisos efectivos en torno a la cuestión ambiental y el gradual desinterés de las potencias establecidas hacia los asuntos del desarrollo, solo refuerzan las percepciones y creencias de quienes están saturados con la duplicidad de Occidente en un amplio abanico de temas. En ese contexto, hay que localizar iniciativas diferentes como las de la Organización de Cooperación de Shanghái, la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) que intentan mantener bien lejos de sus proyectos y propósitos a Estados Unidos y Europa. Con el diagnóstico anterior, es de subrayar el verdadero desgaste y el potencial descalabro de instituciones y regímenes. Hecho inquietante, pues las organizaciones y acuerdos internacionales son importantes, entre otras cuestiones, para limitar la arbitrariedad de los poderosos y para crear mecanismos de coordinación y consenso. Instituciones fallidas y regímenes malogrados son las precondiciones del unilateralismo agresivo y el multilateralismo oportunista. Y esto trasciende el tipo de liderazgo que tengan la Casa Blanca y las principales capitales europeas.
El último tablero es el interno. Y en ese terreno, el elemento más perturbador es el estado de la democracia. Desde hace años avanza, en distintas naciones, un manifiesto desencanto por la democracia liberal. Además, crecen los ensayos de democracia mayoritaria y participativa, con todos los pros y contras que manifiestan. Aumentan las plutocracias y cleptocracias en democracias más o menos instaladas que terminan bajo dominio de los ricos, de los pícaros, o de ambos. Las autocracias y regímenes autoritarios abundan. Las primaveras de liberalización se anuncian por doquier, pero colapsan de modo vertiginoso. Ya sea en virtud de presuntos requerimientos de mayor seguridad o de indispensables concesiones a favor del mercado, la democracia, ya sea formal o sustantiva, es la que termina cediendo. No es inusual entonces que conflictos de clase, étnicos y religiosos sigan elevándose en intensidad y alcance. Si los noventa prometían una nueva ola democratizadora, la última década muestra frenos y regresiones en el campo de la democracia.
Desde hace años avanza, en distintas naciones, un manifiesto desencanto por la democracia liberal
Asistimos, en breve, a un sistema global sobrecargado, ya que en todos los tableros, de manera intensa y simultánea, crecen y se entrecruzan los desencuentros, las fricciones, los peligros, las luchas, los disensos y la hostilidad. Si este diagnóstico resulta verosímil, entonces la pregunta que se impone es ¿qué esperar de tal situación sistémica? Quizá la forma más sencilla de explicación resulte la siguiente: el lector o la lectora de esta nota tiene, muy seguramente, un ordenador personal. Cualquiera que sea la marca del mismo en algún momento emite una señal de alarma consistente en indicar que el “sistema” está “sobrecargado”. Ello significa la existencia de un exceso y la imposibilidad de continuar adelante; lo cual demanda, por tanto, un ajuste. La opción disponible es reducir o eliminar algunos programas y archivos, con lo que se recupera el funcionamiento temporal. Tomando este símil como un equivalente funcional, la cuestión es: ¿qué es lo que se debe eliminar o reducir en un sistema global sobrecargado?
La fórmula de ajuste puesta en práctica en los años setenta, y que marcó el rumbo de las fuerzas y fenómenos que hoy conocemos, fue limitar gradualmente la democracia interna, la institucionalidad internacional y la legalidad mundial para preservar una globalización que resultó cada vez más inequitativa, un poder que se concentró en menos manos, un Occidente que mantuvo su centralidad pero tornándose esclerótico y un Leviatán estadounidense hipermilitarizado.
Sin duda es hora de cambiar la fórmula. Pero ello exige, entre otras, un Occidente dispuesto a entender el mundo y no a moldearlo según su inercia y antojo.
Juan Gabriel Tokatlian es director del Departamento de Ciencias Políticas y Estudios Internacionales de la Universidad Torcuato di Tella, de Buenos Aires.

De buitres y aves negras

Quiénes son los abogados de Argentina detrás del negocio multimillonario del juicio eterno
LPOCleary defiende a Argentina desde 2002 con penosos resultados. Su plan para un nuevo canje y multiplicar los juicios.
Jonathan Blackman, abogado del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, no se bancó que lo acusaran de hacerse un “festín” con la Argentina y de ser “el verdadero buitre” en la disputa entre el país y los holdouts en Nueva York. Fue la primera vez que reaccionó en una audiencia ante Griesa y exigió que los lobbystas de ATFA dejen de agraviarlo. Fue una actitud que nunca se le vio para defender a Argentina.


La feroz crítica de la American Task Force Argentina sobre la actuación de Blackman no difiere demasiado de algunos pases de factura que surgieron hace algunas semanas en el seno del Gobierno acerca de cierta actitud pasiva de Cleary en la defensa de Argentina. En ambos casos, el trasfondo de la crítica gira en torno a la estrategia del estudio para prolongar el juicio el máximo posible y hacerse de suculentos honorarios.
ATFA recordó que Blackman junto a Carmine Boccuzzi y Carmen Corrales fueron quienes elaboraron un memo en el que recomendaron al Ministerio de Economía forzar el default y luego lanzar un nuevo canje de deuda. Si Argentina acepta ese consejo no hará otra cosa que desencadenar una nueva ola de juicios y Cleary seguirá embolsando eternos honorarios.
Los antecedentes de Cleary
Cleary Gottlieb Steen & Hamilton fue fundado en Nueva York en 1946 por Henry J. Friendly, un ex juez de la Corte de Apelaciones para el Segundo Distrito de esa ciudad, el mismo tribunal que condenó a Argentina. Además de Friendly, los otros fundadores fueron George Ball, ex subsecretario de Estado y embajador en las Naciones Unidas, y Fowler Hamilton, ex director de la Agencia para el Desarrollo Internacional.
El estudio abrió en 1971 sus oficinas en Londres, lo que lo situó en una posición de liderazgo en Europa, acompañado del prestigio que adquirió por su vínculo con Jean Monnet, el padre de la Comunidad Económica Europea.
Actualmente, Cleary está integrado por 1.200 abogados y figura en el puesto 8 de los cien estudios más prestigiosos de los Estados Unidos. Tiene sedes en más de diez países, incluyendo la Argentina, donde ocupan el cuarto piso de Quintana 529, en pleno Recoleta. Además de Blackman y Bocuzzi, el otro abogado que trabaja directamente para Argentina es Derek M. Bush.
El vínculo de Cleary con los gobiernos de Latinoamérica es de larguísima data. Cuando se estructuró el Plan Brady entre 1990 y 1995, el estudio se encargó de las negociaciones y asesoró a los países deudores como México, Argentina, Chile, Uruguay y Ecuador. Luego, continuó el asesoramiento a estos países, y también se sumó a Brasil y Bolivia.
Además de esos países, Cleary tiene entre sus clientes a las instituciones bancarias y financieras más importantes del mundo, como el Citibank, ABN AMRO, Citigroup Global Markets, Bank of America, HSBC, Goldman Sachs, Royal Bank of Canada, Deustche Bank, BN Paribas, Credit Suisse, Credit Lyonnais, BBVA, Societé Generale, entre otras. Algunos de esos bancos, hoy negocian para comprarle la deuda argentina a los buitres.
El contrato con Argentina
“Que por el Artículo 3° del Decreto N° 749 de fecha 3 de mayo de 2002, se aprueba la contratación del estudio CLEARY, GOTTLIEB, STEEN & HAMILTON para desarrollar, entre otras, tareas de asesoramiento jurídico en las negociaciones con los acreedores externos, teniendo en cuenta para ello que desde el año 1989 —comienzo de las negociaciones que derivaron en el Plan Financiero 1992 ("Plan Brady")— la REPUBLICA ARGENTINA es asesorada por el mencionado estudio jurídico; tarea que ha incluido servicios en todas las operaciones de crédito público realizadas en los mercados financieros de los ESTADOS UNIDOS DE AMERICA y EUROPA, desde el año 1992 hasta la fecha”, afirma el decreto 319/2004.
Mediante ese decreto, Néstor Kirchner y Roberto Lavagna comenzaron el proceso para comenzar a negociar la deuda defaulteada en 2001. Es decir que Cleary asesora al país interrumpidamente desde hace al menos diez años, cuando empezó el proceso de reestructuración que hace diez días terminó con un nuevo default.
El decreto 319 explicita en su artículo 5 inciso D las comisiones de los bancos intervinientes (algunos de los cuales son clientes de Cleary) y, en el artículo 4 inciso D, define los honorarios de los abogados como “honorarios razonables” y los vincula a las comisiones. Un abogado especializado explicó a LPO que no puede saberse cuánto cobran hoy por los litigios, y estimó como lógico que estén cobrando por hora. En el Gobierno algunos sostienen que hasta ahora se habrían hecho con unos 100 millones de dólares.
En ese decreto, Argentina reconoce expresamente la competencia de tribunales federales y locales de New York, y puede verse claramente el léxico del estudio Cleary, que venía asesorando a Argentina desde 1998. Lo curioso es que esos mismos abogados ahora recomiendan exactamente lo contrario: defaultear la deuda con legislación estadounidense.
En resumen, los mismos abogados que ahora defienden al país son los que prepararon el marco legal del primer canje de deuda y, por ende, son los responsables de algunos de los problemas que terminaron comprometiendo al país. Por ejemplo, un abogado explicó a LPO que prescindieron de figuras básicas del derecho comercial como las que se usan en las quiebras: a determinada mayoría que acepta la reestructuración de una deuda, el acuerdo es obligatorio para el cien por ciento de los acreedores.
Cleary también asesoró en el canje de 2010 y, por supuesto, en el juicio a los buitres, donde Argentina perdió todas las instancias y hasta cometieron el error de avisar que no se cumpliría la sentencia. Pero además, hace apenas un año, la Corte de Apelaciones de Nueva York les avisó que si Argentina pagaba sólo a los acreedores reestructurados, frenaría la transferencia y prohibiría que los bancos ejecuten pagos. Lo que finalmente sucedió y llevó al país al default.
En definitiva, el país siguió todos los pasos que recomendó Cleary y nunca le salió bien. Hoy, los abogados neoyorkinos apuestan todo a que Argentina vaya hacia una nueva reestructuración de deuda para evadir la sentencia y poder pagar aquí a los acreedores que aceptaron el canje. No hace falta decir que eso abrirá la puerta a una nueva andanada de juicios en la que el Gobierno necesitará de la defensa del propio Cleary.

domingo, 10 de agosto de 2014

Visagra entre el Pro y el FPV

Los que lo aprecian y los que no coinciden en que Juan Manuel Olmos, el peronista que preside el Consejo de la Magistratura porteño desde 2011, es un animal político, sorprendentemente inteligente y hábil negociador.

"El Gordo", como le dicen sus amigos, maneja la justicia de la ciudad, que gobierna Pro, aunque admira a Cristina Fernández de Kirchner y su interlocutor es Carlos Zannini, el secretario legal y técnico de la Presidencia.

Para algunos, Olmos personifica al acuerdo Pro-Frente para la Victoria en la ciudad. Para otros, garantiza el marco de gobernabilidad que Mauricio Macri necesita en la Justicia, un espacio que relegó cuando confirmó que los abogados del ala dura de su partido irritaban a los jueces con sus políticas y hacían que las medidas cautelares contra el gobierno porteño -dictadas especialmente por Roberto Gallardo y Elena Liberatore- se multiplicaran.

"Desde que él está no hay un solo conflicto. Les paga a todos. A todos los tiene bien. Tiene una sociedad -política y comercial- con Daniel «el Tano» Angelici, aunque también a él se lo llevó puesto", adelanta un legislador nacional de Pro que pide reserva de su nombre. Angelici, empresario del juego y presidente de Boca, es un radical devenido Pro que se convirtió hace años en el referente judicial de Macri.

"Olmos es un encantador de serpientes. Trabaja de 14 a 16 horas por día, tiene muy buen trato y es un innato constructor de poder", agrega un ex consejero radical, resignado y algo resentido.

"Es un tipo inteligente, sólido y que honra su palabra, que no es poco. Es un interlocutor valioso donde abundan los panqueques", afirma Juan Curuchet, vicepresidente del Banco Ciudad.

Hay quienes son más agudos en sus descripciones. "Es un hábil operador, porque lo hace al mismo tiempo para el macrismo, como gestor de Angelici (quien destrabó su compleja llegada al Consejo de la Magistratura y le dio los votos para ser el presidente del cuerpo en 2011), y para La Cámpora, a uno de cuyos soldados tiene de secretario letrado. Tiene la habilidad de «vender la misma solución» de un problema (que a lo mejor no era tal) como buena a los dos bandos en pugna y lograr el agradecimiento de los dos simultáneamente", revela un ex funcionario judicial de Pro.

Sin modestia, él explica: "Soy muy democrático y siempre trato de ponerme en el lugar del otro, hasta el límite de lo que estoy defendiendo yo, obvio. Lo otro que me funciona es que estudio mucho los temas y eso me da una ventaja enorme".

BAUTIZADO POR EL PAPA

Muy católico y peronista desde antes de nacer, empezó a militar cuando estudiaba en el Nacional 17 y nunca más paró. "Soy peronista por herencia familiar, pero después me enamoré de la inteligencia de Perón y de la pasión de Evita. Intelectualmente al que más admiro es a Jauretche", cuenta.

Nacido el 14 de marzo de 1973 en el Policlínico Gaona, lo bautizó el ahora papa, Jorge Bergoglio, con quien mantiene una relación de afecto y cercanía. La relación con Bergoglio es familiar, ya que, recién ordenado sacerdote, casó a sus padres, Marta y Alberto. Su madre estaba embarazada de su hermano mayor y su tía, Ana Zagari, entonces profesora y ahora decana de Filosofía de la Universidad del Salvador, era su amiga y le pidió que los casara. Bergoglio accedió, siempre y cuando fuera él quien bautizara al bebe que estaban esperando. Así fue. El cura de la familia bautizó a los cuatro hijos de esa pareja y a todos sus nietos.

Uno de sus hermanos dirige el gremio de los judiciales en la ciudad. Está casado con María Rosa Muiños, legisladora porteña por el FPV y militante peronista desde hace 25 años. Tienen dos hijos, viven en una casa que se construyeron en San Telmo y veranean en Valeria del Mar. Es de Nueva Chicago, no toma alcohol y es muy buen jugador de tenis, a pesar de sus kilos de más.

Como buen hombre de la política, tiene amigos poderosos y diversos.Es muy cercano a Ramiro Monner Sans, el radical que fue procurador de la ciudad de Macri, y amigo y socio de su ex esposa y actual consejera, Alejandra García. También son sus amigos Darío Richarte, el vicerrector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ex segundo de la SIDE y cuyo estudio defiende al vicepresidente Amado Boudou; el senador de Pro Diego Santilli, y el vicepresidente 1°de la Legislatura, Cristian Ritondo, con quien rivalizaron mucho tiempo (ambos son de Mataderos).

Con Santilli y Ritondo, Olmos fortaleció su relación mientras fue legislador porteño, entre 2005 y 2009 (ganó allí peso cuando Víctor Santa María, actual presidente del PJ porteño y secretario general del sindicato de encargados de edificios desde 1997, cayó en desgracia por investigaciones judiciales). Fue entonces vicepresidente 1° y presidió la Comisión de Presupuesto. En muchas votaciones clave garantizó que Pro llegara a los 31 votos necesarios con voluntades de peronistas y kirchneristas.

Es la política y no la academia ni los Tribunales la que lo convirtió en presidente del Consejo de la Magistratura. Hizo la mitad de la carrera de abogacía en la UBA de 1992 a 1996 y la dejó por la militancia. La retomó cuando fue legislador en 2005 y terminó en 2008. "Cuando me recibí, Ale García me ofreció ser socio del estudio. Ingresé y armé el Departamento Laboral. Nos va muy bien. Desde que estoy en el Consejo no ejerzo, pero sí cobro dividendos por mi participación como socio", precisa.

Tuvo diferentes cargos públicos y partidarios desde 1996. Fue jefe de campaña de Daniel Filmus en las últimas elecciones que ganó Macri, presidente del justicialismo en la ciudad de 2009 a 2011 y director de la Corporación Antiguo Puerto Madero.

Los radicales, que solían manejar la justicia porteña antes de la llegada de Macri, así como los Pro ligados con el ex fiscal general Germán Garavano, acusan a Olmos de haber convertido al Consejo en una unidad básica. "Se ha cansado de nombrar ex legisladores y jóvenes camporistas en el Consejo de la Magistratura, al que transformó en el nuevo Concejo Deliberante, que paga favores políticos con fondos públicos y altos sueldos", dice un abogado cercano al jefe de gobierno.

Nadie niega que Olmos impuso su impronta cuando llegó al Consejo con diez años de experiencia en la Legislatura. Sin embargo, frente a la versión de que duplicó la planta de personal del Consejo, precisa: "No es así. En 2011 había 935 plantas y ahora hay 830. Pero se abrieron 9 juzgados nuevos, 14 fiscalías, 8 defensorías, y ahí sí se designaron 300 personas más aproximadamente".

Y cuando los relegados lo acusan de hacer política partidaria y no judicial en el Consejo, y de no avanzar en la autonomía plena de la justicia porteña, Olmos responde: "Hicimos 60 concursos para jueces, fiscales, defensores y asesores tutelares en un año, cuando tardaban cinco. Compramos la sede del Consejo después de 15 años de alquileres. Modernizamos informáticamente todos los juzgados, construimos el Centro de Detención de Contraventores, digitalizamos el archivo judicial e implementamos la justicia penal juvenil." Nada parece convencer a sus críticos de que su ocupación principal, sin embargo, es la negociación política..

sábado, 9 de agosto de 2014

Meter bala

La Bonaerense abatió a 85 delincuentes desde que rige la emergencia en Seguridad
LPO (La Plata).- Según datos del ministerio de Seguridad hubo 394 enfrentamientos policiales en cuatro meses.

A poco más de cuatro meses de la declaración de emergencia en Seguridad en la provincia la policía bonaerense mantuvo 394 enfrentamientos policiales en los que se registraron 137 delincuentes heridos y 85 muertos.

Así lo establece un informe elaborado por la cartera que conduce Alejandro Granados y al que LPO logró tener acceso. El texto destaca además que desde agosto se produjeron 41 homicidios en ocasión de robos, 15 casos menos que el mismo período del año pasado.

En cuanto a la modalidad de robo denominada “motochorrro” La Bonaerense participó en 285 hechos en los que fueron detenidos 485 personas, incautándose 270 motocicletas y 133 armas.

Daniel Scioli decretó la emergencia en seguridad el 4 de agosto pasado durante un período de tiempo de 12 meses. El objetivo es "agilizar" los recursos materiales y humanos para "acorralar el delito".

Otros datos que arroja las estadísticas de la emergencia: Se realizaron 43.067 procedimientos policiales; hubo 30.799 delitos esclarecidos; 38.926 personas fueron puestas a disposición de la Justicia; se secuestraron más de 20.000 vehículos, casi 4.000 armas y más de 44 mil municiones.

La llegada de Granados al gabinete de Scioli tuvo como objetivo apuntalar en ese lugar a un intendente que supiera contener las demandas del resto de los jefes municipales. El líder de Ezeiza reunía esos requisitos: Una experiencia exitosa en temas de seguridad en su pago chico y se posicionaba como referente de los intendentes del Conurbano para lograr consensos y articular políticas.

Granados promovió la creación de los Comandos de Prevención Comunitaria (CPC), una herramienta enfocada en el patrullaje preventivo que le permite a los intendentes definir políticas de seguridad en sus distritos y desplegar estrategias propias junto a las fuerzas de seguridad.

El primer distrito en desplegar el Comando fue Malvinas Argentinas, un municipio gobernador por el massista Jesús Cariglino. Hoy esa herramienta se desplegó en unos 30 distritos y según estadísticas policiales sirvió de disuasión de hechos delictivos a través de un sistema de patrullaje continuo y articulado con los efectivos de las comisarías locales.

Pero a los comandos se sumó la Policía Municipal, la fuerza que Scioli creó vía resolución ministerial tras fracasar las instancias de debate en la Legislatura. A poco más de un mes de su creación, 15 intendentes ya suscribieron los convenios para implementar este cuerpo de seguridad en sus distritos. Mañana se sumará Zarate.

La fuerza se desempeñará principalmente en los municipios de más de 70.000 habitantes. Como ocurrió en el caso de Morón, Granados y los jefes comunales trabajan de manera particular en cada adhesión para que los intendentes puedan sumarse, según su idiosincrasia de cada distrito.

En el ministerio que conduce Granados festejan al ver las estadísticas de la emergencia en Seguridad. Según explican, una de las claves para lo que consideran como buenos resultados es el fuerte apoyo que el ministro dio a la fuerza policial. Pero aseguran que a cambio de ese apoyo, el hombre fuerte de Ezeiza también le exige trabajo a la fuerza policial. “La policía bonaerense ha subido los brazos y está trabajando con todo”, suele decir Granados. Y agrega que tras el próximo operativo sol vuelve a Ezeiza a terminar su mandato y a preparar su campaña a presidente de Tristán Suárez.


Era trucho

Es por la falsificación de los papeles de un auto
Boudou sumó su segundo procesamiento
08.08.2014 | El juez Claudio Bonadio consideró que hay pruebas necesarias para procesar al vicepresidente como "partícipe necesario de la falsificación de documento público", sin prisión preventiva, y le impuso un embargo de 10 mil pesos.

El vicepresidente Amado Boudou sumó hoy su segundo procesamiento por presunta corrupción, dictado en esta ocasión por el juez federal Claudio Bonadio por la falsificación de los papeles de un auto.

El juez consideró que hay pruebas necesarias para procesar a Boudou como "partícipe necesario de la falsificación de documento público", sin prisión preventiva, y le impuso un embargo de 10 mil pesos.
Boudou, que había sido denunciado por los papeles "truchos" de un auto Honda que era de su propiedad y que formó parte de un conflicto con su ex esposa, le había echado la culpa a los gestores. 

El vicepresidente ya estaba procesado por presunta corrupción en el caso del salvataje de la ex Ciccone Calcográfica. 

El magistrado consideró que Boudou utilizó "documentación falsa y falsificada" para la transferencia a su nombre de un auto marca Honda.

"Ha quedado en claro, conforme los elementos colectados, que Amado Boudou transfirió en su favor el vehículo Honda CRX, dominio B 2.243.822, mediante documentación falsa y falsificada", sostuvo Bonadio.

Eso lo hizo porque su entonces pareja Agustina Seguín contactó a un gestor que presentó "un formulario 04 en el que se declaraba un falso domicilio, firmado por Boudou", y "un formulario 08, con los datos y firmas del vendedor y comprador falsificadas". 

Lo que se investigó fue la transferencia irregular del auto Honda, modelo CRX, dominio B 2.423-822, tipo coupé dos puertas, color rojo, año 1992, que fue importado de Japón y que compró el 5 de octubre de 1992 a Cayetano Campione. El 14 de febrero de 1993 consta que Campione le vendió el auto a Boudou.

"El estudio pericial realizado respecto del mismo determinó que las firmas insertas en los casilleros 'Comprador o su apoderado', 'Observaciones' y 'Firma del autorizante' no fueron realizadas por el comprador Amado Boudou", sostuvo el juez en el auto de procesamiento.

En la causa declaró el hijo de Campione -fallecido- quien dijo que desconocía la venta del auto y que su padre lo entregó en 1993 como parte de pago de otro que compró en la concesionaria "Atlántica Automotores" de Mar del Plata, de donde es oriundo Boudou.

En el formulario de compra del auto figura que Boudou vivía en la calle Berón de Astrada 2708 de la ciudad de Buenos Aires, pero la Justicia comprobó que ese domicilio es "inexistente".

"Distintos organismos fueron consultados respecto de los domicilios de Amado Boudou, mas ninguno registró el de la calle Berón de Astrada 2708 de esta ciudad", explicó el juez.

A eso agregó que en la causa declaró el escribano que actuó en la transferencia y dijo que "el formulario tenía espacios en blanco ya que Amado Boudou no completó al momento de la certificación el domicilio que daría jurisdicción al Registro N° 2 de la CABA y que él nunca habitó".

"Son muchas las constancias que permiten, cuanto menos con el alcance requerido en esta instancia, presumir la efectiva participación de Amado Boudou en los hechos pesquisados, como asimismo la de su pareja de ese entonces", concluyó el magistrado.

Bonadio trabó un embargo de 10 mil pesos sobre los bienes de Boudou y Seguín y rechazó el pedido del vicepresidente de restituirle el Honda.

Junto con ellos también fueron procesados María Graciela Taboada de Piñero, la titular del Registro Seccional N° 2 de la ciudad de Buenos Aires, donde se hizo la transferencia, y la empleada de ese organismo María Cristina Sánchez.

En la causa ya estaban procesados Andrés Alberto Soto y Rodolfo Basimiani, los gestores que participaron de los trámites y a quienes Boudou responsabilizó de lo ocurrido.

Los procesamientos fueron dictados por el delito de falsificación de documento público, que tiene una pena de uno a seis años de prisión, en el caso de Boudou como partícipe necesario.