viernes, 19 de septiembre de 2014

China busca a India para aislar a Japón

China corteja a India con proyectos de inversión por 15.400 millones

Una disputa fronteriza enturbia la visita del presidente Xi a Nueva Delhi

MACARENA VIDAL LIY Pekín 18 SEP 2014 - elpais.es

El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro indio, Narendra Modi, este jueves tras una rueda de prensa conjunta en Nueva Delhi. / HARISH TYAGI (EFE)

China ha prometido este jueves invertir hasta 15.400 millones de euros en India, en proyectos de infraestructura y en ciudades industriales. El anuncio del primer ministro indio, Narendra Modi, y elpresidente chino, Xi Jinping, no sirvió, no obstante, para acallar la disputa transfronteriza entre los dos países, que fue uno de los protagonistas de la reunión entre ambos líderes celebrada este jueves en Nueva Delhi. Tras su encuentro formal en la capital india, un día después de la cena que ambos habían mantenido en Gujarat, el estado de origen de Modi, para celebrar el 64 cumpleaños del primer ministro, ambos emergieron para reconocer que la escaramuza más reciente había sido uno de los ejes de sus conversaciones.

En una rueda de prensa tras su encuentro, Modi ha subrayado que en la reunión planteó sus “serias preocupaciones acerca de una repetición de los incidentes en la fontera”. “Tendría que haber paz en nuestras relaciones y en la frontera. Si ocurre, podremos hacer que nuestras relaciones alcancen su verdadero potencial”, ha explicado el primer ministro, quien no obstante ha subrayado que concede “importancia y prioridad a las relaciones con China”.

MÁS INFORMACIÓN

El presidente chino visita India para impulsar una gran alianza económicaChina se abre a una nueva era económicaIndia y Japón estrechan su alianzaIndia, el lento avance

El encuentro ha tenido lugar tras una supuesta incursión el miércoles de un millar de soldados chinos en territorio indio en la zona que ambos países se disputan en el Himalaya. “Tenemos que abordar el asunto de la frontera muy pronto”, ha afirmado el primer ministro indio, que ha lanzado un llamamiento a “clarificar” la Línea de Control Actual, la línea divisoria establecida tras la guerra fronteriza que ambos países libraron en 1962.

Por su parte, Xi ha restado importancia a las tensiones y ha asegurado, como ha venido haciendo su Gobierno en los últimos años, que “las dos partes son capaces de actuar para hacer frente a la situación”.

Los dos Gobiernos han anunciado una serie de acuerdos por los que China se compromete a invertir 15.400 millones de euros en cinco años en el establecimiento de parques industriales y proyectos de infraestructura, especialmente en el sector ferroviario, un área donde compiten China y Japón. Es una cantidad muy significativa, y que encamina el compromiso que ya tenían Pekín y Nueva Delhi de elevar su actual intercambio comercial de los 53.900 millones de euros hasta ahora a los 77.000 para finales del año próximo. También contribuyen a reequilibrar la balanza comercial, que actualmente registra un déficit de 27.000 millones de euros para India. Era uno de los grandes objetivos de Modi, que llegó al poder en mayo con la promesa de relanzar la economía india.

Las nuevas promesas de inversión indias representan casi la mitad de los compromisos que Modi arrancó de Japón en su visita a Tokio a comienzos de este mes, y que se elevan a 27.000 millones de euros. “Son distintos modelos”, recuerda la analista Gauri Khandekar, del centro de estudios europeo FRIDE en Bruselas. “Japón siempre ha estado dispuesto a utilizar la inversión de una manera estratégica, China apuesta más por promover el comercio”, explica por teléfono.

En las conversaciones, el primer ministro indio también ha arrancado promesas de Xi sobre facilidades de inversión en territorio de la República Popular para empresas indias en sectores como el farmacéutico o el energético. Los dos líderes también han acordado iniciar conversaciones sobre cooperación en el ámbito nuclear.

La visita de Xi a India pone fin a una gira de diez días por Asia Central y el subcontinente asiático, paralela a la del primer ministro japonés Shinzo Abe y en la que el presidente chino, a juicio de Khandekar, ha querido "lanzar una campaña de seducción" hacia los países de la zona.

No hay comentarios: