domingo, 25 de enero de 2015

Enumeración de hitos en la relación con Irán



El Pequeño Timerman es el libro de Gabriel Levinas, que ahora se vuelve a lanzar. A continuación se transcribe el capítulo 9, llamado El Acuerdo con Irán.






El 25 de septiembre de 2012, Cristina Fernández anunció en la Asamblea General de la ONU la apertura del diálogo con Irán y dio instrucciones al canciller Timerman de reunirse con su par iraní, Alí Akbar Salehi, para “tramitar el interrogatorio que la justicia argentina pretendía realizar a tres ciudadanos de Teherán”, presuntamente involucrados al atentado a la mutual judía, AMIA en 1994. La presidenta aseguró que, en caso de surgir una contrapropuesta del gobierno de Irán, esta sería sometida a la evaluación del Congreso; y prometió que cualquier decisión a la que arribara el gobierno sería consultada con los familiares de las víctimas, representados en esa comitiva por Sergio Burstein. El anuncio fue breve, ya que esa tarde comenzaba el Día del Perdón. Según informó la mandataria en su discurso, el 19 de septiembre el gobierno argentino había recibido un pedido de reunión bilateral convocando al diálogo. Consultado por Página/12, Timerman afirmó que en pocos días se celebraría el encuentro. Pero en realidad Cristina y su canciller, solo estaban oficializando un hecho consumado.

Según el diario The Teheran Times, la negociación entre Argentina e Irán había comenzado en 2010, a partir de una serie de reuniones secretas entre funcionarios de ambos gobiernos, “para preparar el terreno para la firma del memorándum de entendimiento, que enfureció a Israel y ellobby sionista”, informó el medio. La noticia se publicó con posterioridad al anuncio oficial, pero ya en 2011, una serie de investigaciones de Pepe Eliaschev habían generado polémica en torno de esta cuestión. El periodista sacó a la luz un documento secreto de la diplomacia iraní que informaba sobre la voluntad del gobierno argentino de suspender las investigaciones en curso por los ataques terroristas contra la embajada de Israel y la AMIA, a cambio de una mejora en la relación comercial entre ambos países. En 2010, el gobierno de Cristina Kirchner había dado muestras de un acercamiento comercial cuando anunció la suscripción a un convenio de libre comercio con la República Islámica de Irán, durante la 40ª cumbre del Mercosur en Foz de Iguazú. Cuando Timerman fue consultado sobre posibles restricciones para un trato preferencial con ese país, debido a la tensión diplomática que Teherán y Buenos Aires habían mantenido desde los atentados, el canciller se limitó a responder que “no hay ninguna clase de restricciones” para Irán.

El informe redactado por el canciller Alí Akbar Salehi, dirigido al presidente Mahmoud Ahmadinejad aseguraba que “la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán”. Dicha decisión, había quedado saldada tras una reunión entre Timerman, su par sirio Walid al-Mohalem y el presidente de Siria Bashar al-Assad, celebrada el 23 y 24 de enero de 2011 en la ciudad de Alepo, según lo informado por Eliaschev. El encuentro tuvo lugar luego de la gira encabezada por Cristina Fernández, en Kuwait, Qatar y Turquía. Nuestro canciller se apartó de la delegación oficial para asistir a la negociación.

La nueva política adoptada por la presidente supuso un viraje de 180 grados, respecto de las relaciones diplomáticas que nuestro país mantuvo históricamente con Irán, aun durante los tiempos del kirchnerismo. Recordemos que en julio de 2006, Argentina fue uno de los 14 países firmantes de la Resolución Nº 1696 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, contra el programa nuclear de la República Islámica de Irán, destinado a suspender todas las actividades de enriquecimiento y procesamiento de ese material. La firma de dicha resolución, incluyó una serie de sanciones económicas y diplomáticas previstas ante el incumplimiento de lo requerido al gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, y se inscribió dentro de una fuerte ofensiva de Estados Unidos para detener el enriquecimiento de uranio con presuntos fines armamentísticos. Como parte de la estrategia, el gobierno de George Bush utilizó el pedido de captura realizado por Argentina en el marco de la causa AMIA, contra dirigentes iraníes, para buscar que la comunidad internacional apoyara sanciones contra Irán, en caso de seguir con su programa nuclear.

El juez Rodolfo Canicoba Corral responsabilizó al gobierno de Irán de haber ordenado el ataque contra la mutual judía y pidió la captura de ocho funcionarios de ese país, entre ellos un ex presidente y un líder libanés del Hezbollah. La medida de la justicia argentina fue tomada por el Departamento de Estado americano como una muestra más del patrocinio de Irán a los movimientos terroristas internacionales, y utilizado en su ofensiva. Argentina se metía en el medio de una puja diplomática que tensaría aún más sus relaciones con Irán.

Durante 2007, Argentina mostraría más gestos del alejamiento con Irán. En julio de ese año, Néstor Kirchner decidió suspender a último momento su visita a Ecuador para el acto de asunción de Rafael Correa, a fin de evitar un encuentro con Ahmadinejad. En septiembre, el expresidente comenzó a reclamar públicamente ante la Asamblea General de la ONU, la falta de colaboración de Irán respecto de la investigación por el atentado de la AMIA.

A partir de 2009, hasta 2010, Argentina acompañó a las delegaciones de EEUU, Israel y otros 27 países de la Unión Europea, abandonando el recinto durante los foros internacionales en los que expusiera Ahmadinejad, para manifestar su repudio ante las políticas internacionales de ese país, así como su proclamada negación del Holocausto. Ese fue el último año que Cristina Fernández realizó un reclamo público: “En 2007, en este mismo ámbito, el entonces presidente Néstor Kirchner solicitó a la República Islámica de Irán que accediera a la extradición de los ciudadanos iraníes que habían sido acusados por la Justicia argentina de haber participado en la perpetración de tan horrible crimen. Lo volví a hacer yo en 2008 y 2009 sin mayores resultados. No voy a reclamar por cuarta vez algo que evidentemente no va a prosperar.”

Si bien desde un principio se intentó vincular a Irán con el atentado a la AMIA, en la causa nunca existieron elementos contundentes que demostraran tal vinculación. La decisión de Interpol de incluir a los presuntos responsables del ataque a la AMIA en sus listas de alerta roja fue más bien política. Los elementos probatorios que hoy constan en la causa y que sustentan la inclusión de los iraníes entre los buscados no son distintos a los que en su momento un juez británico evaluó como endebles en el caso del la detención y pedido de extradición de Hadi Soleimanpour, embajador de Irán en Argentina cuando se produjo el atentado. Finalmente la justicia británica decidió liberar al iraní por falta de pruebas.

Cristina Fernández de Kirchner tuvo un importante papel en el Congreso, cuando formó parte de la Comisión Bicameral de seguimiento de la causa AMIA. Tanto ella como Nilda Garré —quien en ese momento era miembro de la Unidad Especial de Investigaciones del atentado contra la AMIA— creían en la pista siria y la conexión local. A pesar del férreo apoyo de la entonces senadora a esta hipótesis, Néstor Kirchner siempre mantuvo frente a organismos internacionales, una fuerte postura de responsabilizar a ciudadanos iraníes por el ataque. Por su parte, Timerman primero como embajador, y luego como canciller, nunca demostró interés y conocimiento por el tema que abordó en varias conversaciones con el autor de este libro.

Si bien Argentina, desde el inicio de la causa, se había alineado con EE.UU. e Israel para responsabilizar a Irán, este país nunca dejó de intentar, por vía diplomática o vías indirectas (un ejemplo de esto fue la financiación de grupos políticos en el país, como a Luis D’ Elía, o también mediante las gestiones de quien se dice ser el contacto del Hezbollah, el actual embajador argentino en Siria Roberto Ahuad), un acercamiento con nuestro país. El referente del partido Movimiento de Integración Latinoamericana de Expresión Social (MILES) siempre ha sostenido un fuerte vínculo con la comunidad musulmana de la mezquita At-Tauhid de Flores y ha manifestado públicamente su apoyo al régimen de Irán en varias oportunidades. Por caso, recientemente, D’Elía participó junto a otros dirigentes sociales de un acto por el Día Internacional de la Solidaridad Iraní por la Liberación de Palestina, organizado por el líder espiritual Sheikh Abdul Karim Paz, en el que se reivindicó al exagregado cultural de la embajada iraní que tiene pedido de captura internacional por el atentado, Moshen Rabbani.

Ahuad, el embajador en Siria, fue una pieza clave mucho antes de que Timerman ingresara a la diplomacia. Después de una reunión en el año 2003, en el hotel Loi Suites ubicado en Recoleta, en la que participó el ministro de Educación sirio y Daniel Filmus, la figura de Ahuad dentro del kirchnerismo fue cobrando mayor influencia de la mano de Daniel Filmus. Cabe acotar que el actual embajador solía participar junto a Luis D’Elía y Karim Paz en protestas frente a la Embajada de Israel.

La idea de un acuerdo con Irán ya había sido vetada por Jorge Taiana y Rafael Bielsa en otras oportunidades. El ex vicecanciller Roberto García Moritán, afirmó que un acuerdo muy similar había sido presentado por el gobierno persa durante su gestión y fue rechazado por Néstor Kirchner. La propuesta de Irán consistía en mejorar las relaciones comerciales bilaterales a cambio de una negociación sobre la causa, que estaban prácticamente congeladas desde 2003, cuando Teherán decidió suspender la cooperación con nuestro país, debido al pedido de captura a la justicia británica contra el exembajador en Buenos Aires, Hadi Soleimanpour. De allí en adelante, cada nueva presentación de Argentina para dirimir la investigación, obtuvo una propuesta de los legisladores iraníes para restringir el comercio bilateral. Lo que más molestaba a los funcionarios persas eran los fraseos y calificativos que utilizaba Argentina en sus comunicados.

El intercambio comercial entre ambos países había estado prácticamente paralizado hasta el 2006. A partir de ese año, el nivel de exportaciones comenzó a repuntar, llegando a su pico máximo en 2010, cuando las exportaciones a Irán llegaron al récord histórico de 1.453 millones de dólares, durante la gestión de Taiana.

El nivel de intercambio (exportaciones e importaciones) no llegaba a los 10 millones de dólares hasta el año 2006, saltó a poco más de 300 millones de dólares en 2007, casi enteramente explicados por las ventas argentinas, y se triplicó al año siguiente, cuando las exportaciones y el saldo a favor de la Argentina superaron los 1.000 millones de dólares. Al año siguiente el nivel de intercambio se debilitó, debido al efecto de la crisis económica y financiera internacional, y llegó a un récord absoluto en 2010, cuando la Argentina exportó a Irán un total de 1.453 millones de dólares y registró un saldo favorable de 1.429 millones. En 2011 y 2012 el superávit argentino merodeó los 1.000 millones de dólares. La consultora Abeceb.com comparó para esta investigación el comercio de los primeros ocho meses de 2012 con igual período de 2013, cuando el acuerdo estabavigente. Entre uno y otro período las exportaciones argentinas saltaron de 607 a 870 millones de dólares, un aumento del 27 por ciento. El 95 por ciento de las ventas argentinas en los primeros ochos meses de 2013 consistió en aceite de soja (56,2 por ciento), subproductos oleaginosos de la soja (36,7 por ciento) y soja (1,9 por ciento). El resto fueron arroz, cebada y aceite de girasol. Poco más de la mitad de las magras compras argentinas a Irán fueron “Vidrio y sus manufacturas”. Los cinco primeros exportadores concentraron las tres cuartas partes de las ventas totales, a saber: 1) Bunge Argentina 33,2 por ciento, 2) Oleaginosa Moreno 15 por ciento; 3) Aceitera General Deheza 12 por ciento; 4) Nidera 11,2 porciento, y Friar 4,6 por ciento.

Según el excanciller, este cambio en la política comercial no estuvo relacionado a ninguna intervención oficial por parte del gobierno argentino, sino que fue una decisión unilateral de Irán. A pesar de que el gobierno nacional sostuvo que los intereses comerciales no terciaron en la decisión de firmar el memorándum de entendimiento, Rafael Bielsa opinó lo contrario: “Eso no se lo puede creer nadie. Me parece un argumento pelotudo, me fastidia mucho, porque ese era un tema sagrado para Néstor. Debe haber habido un cambio de política motivado por alguna razón que no es la que se está exponiendo. Hablar de venderle o comprarle a Irán cuando yo era canciller era casus belli, una cosa que no se le pasaba a nadie por la cabeza”, afirmó en una entrevista con el diario Perfil.

Más allá de las críticas de los ex diplomáticos, durante 2011 y 2012, períodos en los que precisamente se habría acordado el memorándum de entendimiento, las exportaciones a Irán descendieron y, hasta el momento, no recuperaron los niveles de 2010. El restablecimiento de las relaciones comerciales no derivó, durante la gestión de Jorge Taiana, en un acercamiento político. Sin embargo, todo cambiaría con la llegada de Héctor Timerman. A diferencia de su antecesor, el flamante canciller sería un amigable interlocutor de los intereses de Irán.

Electoralmente, sepulta al oficialismo

La Capital de Rosario, 25/01/15

“La muerte del fiscal Nisman sepulta las esperanzas de triunfo oficialista”

Carlos Fara no tiene dudas: el principal perjudicado es el gobierno y, electoralmente, Daniel Scioli.

 
Carlos Fara es el primer consultor político que asegura que no habrá ballottage en el turno electoral de 2015.
Por Mauricio Maronna / La Capital
El politólogo y consultor político Carlos Fara no tiene dudas: el principal perjudicado por la muerte del fiscal Alberto Nisman es el gobierno y, electoralmente, Daniel Scioli.

   En una entrevista con La Capital, el prestigioso profesional porteño fue incluso más allá al considerar que todo lo vinculado al desenlace trágico de Nisman “termina de sepultar las esperanzas del oficialismo de ganar la elección presidencial”.

   —¿Aunque suene prematuro, quién es el principal perjudicado en el ámbito de la política por la muerte de Nisman?

   —El principal perjudicado es el gobierno y, electoralmente, Scioli. El gobierno, porque es el principal responsable —según la opinión pública— de la muerte del fiscal. Más allá del hecho en sí, se instala un clima oscuro, pesado, de degradación, que refuerza la tendencia preexistente de cambio. Salvo que aparezca un hecho muy contundente que exculpe al gobierno, son situaciones muy difíciles de modificar. En un punto, opera de manera similar a la muerte de (Alfredo) Yabrán en el último tramo de la presidencia de Menem. Desde el punto de vista electoral, el principal perjudicado es Scioli porque expresa el voto que prefiere más continuidad que cambio. Su actuación en estos días ha sido de muy bajo perfil: al principio solo pudo expresarse a través de un comunicado oficial. Cuatro días después hizo algunas declaraciones tibias. No tiene autonomía política, por lo tanto no puede transmitir la imagen de líder que demanda la mayoría de la sociedad.

   —¿Qué le sugiere que la presidenta haya elegido Facebook para posicionarse en el tema dejando de lado su recurrente uso de la cadena nacional?

   —El medio es el mensaje. La presidenta elige ese medio para buscar un canal que le permite: 1) manejarse con un texto largo (lo que le impide Twitter), y 2) mostrar cercanía (por el perfil mismo que representa usar las redes). Con un texto no tiene que mostrarse en cámara, exponerse, con todo lo que eso implica para los aspectos inconscientes de la comunicación (que le podrían jugar una mala pasada). La cadena nacional definitivamente le sube el volumen a cualquier cosa que diga. Las redes sociales tienen otra entidad en el imaginario, aunque lo que diga sea lo mismo. Le bajan un poco el precio al tema del que se trata. La presidente quiere mantener esto en el plano de la política, y no como una cuestión de Estado.

   —¿Nisman muerto es un problema mayor para el gobierno que Nisman vivo?

   —Es difícil decirlo, porque ahora Nisman muerto en estas circunstancias sospechosas genera mucha más suspicacia de la ciudadanía que antes, cuando todavía se podía atacar la credibilidad de su denuncia. Nisman muerto certifica el grado de peligro de lo que hay en juego, mientras que el fiscal vivo —si bien podía seguir investigando, denunciando, declarando, instalando— también podía equivocarse, contradecirse, ser desprestigiado (cosa que ahora se vuelve más difícil). Con Nisman vivo el gobierno debía estar a la defensiva por la denuncia, pero podía apostar a que la saturación y la confusión lo volvieran impotente.

   —¿Cómo observa el rol de la oposición?

   —En primer lugar, casi todos actuaron con suma prudencia y cautela, que es lo que aconsejaba el manual de crisis, tratando de sintonizar todo lo posible con el ánimo popular, pero sin sobreactuaciones. No podrían haber hecho otra cosa porque sin información veraz podían quedar descolocados en una causa que suma interrogantes día a día. Los líderes no pueden reaccionar con la indignación del ciudadano común (si no, no son líderes). Tampoco pueden tratar de sacar partido frente a un hecho grave so pena de caer en desgracia frente a la sociedad de manera irreversible. Respecto a aparecer juntos, ya están generándose en estas horas algunos espacios que compartirán públicamente. Los agarró a todos a contrapié por las actividades de verano, y luego se frustró la sesión del Congreso. Como es un tema muy delicado —y algunos no quieren fotografiarse juntos ni en circunstancias menos graves— no hubo mucha posibilidad de juntarse. La cuestión en estos casos siempre es ¿quién convoca?

   —¿Políticamente hay un antes y un después de la muerte de Nisman?

   —No creo. La demanda de cambio es mayoritaria hace 2 años y medio. Este hecho solo refuerza la tendencia preexistente, y a mi juicio termina de sepultar las esperanzas del oficialismo de ganar la presidencial. Lo que sí puede ser es que vuelva a poner sobre el tapete el eje institucionalidad-transparencia-justicia-ética, que venía con bajo perfil en la opinión pública, pese a las denuncias de corrupción, el nombramiento de fiscales. La muerte obviamente es de alto impacto. Sin embargo, precisamente por la gravedad que implica es difícil que les sirva a los opositores para sacarse diferencias entre ellos. Si no hay grandes novedades sobre la causa, puede tender a desinflarse.

   —¿Cómo impacta en Scioli el hecho de un alineamiento tan fuerte del PJ denunciando, incluso, un intento de alteración del orden constitucional?

   —Le impacta mal, porque él nunca será el único autor de su libreto. Siempre estará a merced de la líder del espacio, que es la presidenta. CFK será durante este año una candidata más, que intentará ocupar el rol central, de modo que se hable a favor o en contra de ella. Todo eso le quita protagonismo a Scioli, el que tiene que pedir permiso para ir a Clarín. Se desluce su calidad de líder, aunque no significa que pierda imagen positiva.

   —¿Esta ola de críticas al peronismo por el tema Nisman podría afectar a Massa?

   —No creo, porque Massa tiene un perfil multiforme, en donde buena parte lo identifica como alguien que no es ni peronista, ni kirchnerista, compitiendo en ese segmento votos con Macri y Unen. Es un auténtico líder transversal que está tratando de que no se le peronice la campaña, su gran riesgo. Por otro lado, frente a cierta situación de descontrol político, internas entre sectores de inteligencia, intereses geopolíticos cruzados, guerra entre mafias, etcétera, también se le abre una ventana de oportunidad, porque el público argentino —de actitud conservadora frente al poder— podría reflexionar: “Mejor uno que tenga uñas de guitarrero y no un De la Rúa que no controlaba nada”.

   —Macri fue el primero que salió a hablar públicamente del deceso de Nisman. ¿Se verá beneficiado por este momento tan traumático para el oficialismo?

   —Le caben las generales de la ley para la oposición: se beneficia del hecho de que sepulta toda demanda de continuidad. Tuvo una actitud cautelosa, tratando de transmitir ánimo y esperanza a un público atónito por el hecho, sin anunciar iniciativas políticas concretas (lo que sí hizo Massa). Sabe que no es momento para pasarse de rosca.

   —Usted sostuvo hace poco que descreía de la posibilidad de un ballottage. ¿Mantiene ese criterio?

   —Sí. Como dije en su momento, no hay suficientes elementos científicos para aseverarlo, sino que es un análisis prospectivo acerca de cómo reaccionaría el electorado con los resultados de las Paso en la mano. Lo dije por primera vez hace un año, y hay cada vez más gente en el mundo político que va coincidiendo.

   —¿Cómo están sus números respecto de las presidenciales?

   —En un escenario de 5 candidatos probables (Scioli, Massa, Macri, Binner o Cobos y Altamira) seguimos viendo un empate técnico de primer lugar entre Massa y Scioli, con Macri 8 puntos abajo, los de Unen entre 6 y 8, y Altamira con 2 ó 3 puntos. En todos los escenarios de ballotage gana Massa.

   —¿El daño autocausado dejó al FAU definitivamente fuera de carrera por la Presidencia?

   —Sí, ya no es una opción de poder en la cabeza de la mayoría, ni siquiera en su segmento de afinidad. No lograron transmitir ni vocación de poder, ni ideas superadoras. No tiene gestión para mostrar y ninguno de los candidatos es carismático. A todo eso se sumaron 2 cosas: los conflictos internos, sobre todo generados por Carrió, y el crecimiento de Macri. De todos modos, sí creo que el FAU llevará un candidato a presidente que puede cosechar entre 8 y 10 puntos, y eso lo puede volver un actor estratégico.

Estoy utilizando la versión gratuita de SPAMfighter para usuarios privados.
Hasta ahora ha bloqueado 46796 spam y me ha ahorrado mucho tiempo.

sábado, 24 de enero de 2015

¿Qué otra cosa podían decir?

Resaltaron la figura del Fiscal EEUU pide investigación "completa e imparcial" de la muerte de Nisman
Jen Psaki.

Washington pidió este viernes una investigación "completa e imparcial" sobre las circunstancias de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, quien había acusado a la presidenta Cristina Kirchner de encubrir la participación de Irán en un atentado antisemita en 1994. "Las autoridades ya están analizando la muerte y hacemos un llamado por una investigación completa e imparcial", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien se negó a formular comentarios sobre las denuncias que había presentado Nisman contra la mandataria argentina. De acuerdo con Psaki, el gobierno estadounidense "está al corriente de los alegatos contra la presidente Kirchner, pero hay una investigación abierta y no haremos comentarios". Ante una consulta sobre las diversas versiones sobre las circunstancias del deceso de Nisman, Psaki se limitó a comentar que "no vamos a hacer especulaciones sobre su muerte". "Estados Unidos y la comunidad internacional continúa trabajando con el gobierno argentino, y con las víctimas del atentado a la AMIA, en la búsqueda de justicia", señaló. Psaki dijo Nisman "de forma valiente dedicó una gran parte de su vida profesional a descubrir a quienes perpetraron el ataque terrorista de 1994 contra un centro judío en Buenos Aires". La vocero de la cancillería estadounidense expresó "profundo pesar por la trágica muerte" de Nisman.

La caída del petróleo en clave geopolítica

La caída del petróleo modifica el tablero del poder mundial

Por: Mariano Caucino para infobae.com
El desplome del precio del barril tiene una crucial incidencia en el ordenamiento de la geopolítica. Cómo afrontan esta crisis países como Rusia, Venezuela e Irán. La lección para el desarrollo argentino

En los últimos seis meses, el precio del petróleo se ha desplomado en casi un cincuenta por ciento. En junio del pasado año, el barril de crudo cotizaba a 103 dólares. Hoy apenas supera los 50. La combinación de tres factores clave han provocado semejante descenso: el decisivo avance de los Estados Unidos en su política de autoabastecimiento energético a través del desarrollo del shale, la reducción de la tasa de crecimiento de la economía china y la persistente recesión en buena parte de Europa occidental. Pero a estas causas se ha adicionado, recientemente, la decisión de Arabia Saudita de conservar elevados los niveles de producción de petróleo con la indisimulada preferencia por el mantenimiento de un porcentaje decisivo del mercado global de petróleo aun a costa de una merma en el precio. Una etapa de petróleo barato podría suponer, casi con seguridad, modificaciones sustanciales en el tablero de las relaciones de poder mundial. Una caída persistente en la cotización del crudo compromete seriamente los equilibrios presupuestarios de países cuya economía está atada a la renta energética. Irán, Rusia y Venezuela son algunas de estas naciones. Son, además, países que ocupan el centro de grandes conflictos globales o regionales. Las autoridades económicas de la Federación Rusa reconocieron la semana pasada que el país problablemente sufra una recesión en el año 2015 y que continuará debilitándose el rublo, a causa de las sanciones de Occidente por la política rusa en Ucrania y la caída del precio del petróleo, commodity que explica el sesenta por ciento de las exportaciones del país. Esta última circunstancia ha hecho recortar los pronósticos de crecimiento para el año próximo. Hace un mes, el Banco Central ruso proyectaba cero crecimiento para 2015 y actualmente estima una caída de 0,8 por ciento en el PBI. Un barril de petróleo en torno a los setenta dólares ha provocado dificultades adicionales a la economía rusa, sumadas a las consecuencias de las sanciones comerciales impuestas por los Estados Unidos y la Unión Europea a causa de la anexión de Crimea a Rusia. El rublo, en tanto, ha perdido un 40 por ciento de valor en el último año. Con excepción de lo ocurrido en el año 2009, como consecuencia de la crisis global, la economía rusa disfrutó de altas tasas de crecimiento durante toda la década pasada y los primeros años de esta. Al borde de la recesión, Putin enfrenta "una nueva realidad", según la crítica visión del New York Times del pasado miércoles 3 de enero. Sin embargo, las turbulencias económicas que enfrenta y enfrentará el Kremlin no parecen poner en riesgo la estabilidad del sistema político que lidera el Presidente Vladimir Putin. Las encuestas muestran una altísima aprobación de la gestión de gobierno del líder ruso y en especial, destacan su aporte a la reconstrucción del orgullo nacional, dañado por el trauma de la disolución del imperio soviético en 1991 y la crisis extendida en los año noventa cuando la sociedad experimentó el tránsito violento, de la noche a la mañana de una economía híperplanificada a una liberación total. En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha tenido que anunciar a fin de año antipáticas medidas de recorte de gastos. El heredero de Hugo Chávez autorizó reducciones del 20 por ciento en el presupuesto, en un país cuyo déficit fiscal alcanza el 17 por ciento. Maduro prometió no comprometer el gasto social, aunque resulta difícil que pueda lograr su cometido. Políticamente, el caso venezolano parece ser el más complejo de los aquí analizados. El presidente goza de tan solo 24,5 por ciento de popularidad según Datanalisis, una encuestadora local reconocida como confiable. Los datos de la economía estanflacionaria muestran dificultades extremas para Caracas: la inflación es del 60 por ciento y la contracción prevista para este año es de 3 puntos del producto bruto. 96 de cada 100 dólares de los ingresos de Venezuela dependen de la renta petrolera. El dramatismo ha llevado al gobierno bolivariano a reclamar en la última reunión de la OPEP en Viena una activa política de mantenimiento del precio del petróleo, pero el ministro venezolano chocó allí con la negativa de su par saudí, el verdadero amo del club petrolero. Desesperado, Maduro tuvo que emprender una extenuante gira dando la vuelta al mundo en los primeros diez días del año en busca de inversiones: solo obtuvo promesas en Beijing. En tanto, en Nigeria, el país más poblado de Africa, el gobierno había sobre-estimado el precio del petróleo al punto de comprometer el estatus de primera economía del continente, posición que había alcanzado este año al superar a Sudáfrica. La moneda local, el naira, ha sufrido una devaluación de casi 15 por ciento que revela hasta qué punto la economía está ligada a la explotación rentística de un monoproducto. El presupuesto nigeriano encuentra su punto de equilibrio con un barril de petróleo de 122 dólares, casi el doble de la última cotización. Para Irán, son necesarios 130 dólares por barril de crudo para no ingresar en déficit presupuestario. El régimen de Teherán parece ser uno de los mayores destinatarios del daño que la caída del precio del petróleo está provocando, sumado naturalmente a las duras sanciones que Occidente ha impuesto por su desafiante programa nuclear. Un precio del petróleo más barato, seguramente, beneficiará a las tres grandes economías globales: los EEUU, China y la Unión Europea. Algunos analistas señalan que con un petróleo en 70 dólares, se torna anti-económica la expansión de la producción energética dentro de los Estados Unidos, que ha aumentado hasta un 56 por ciento en la última década impulsada por una etapa de altos precios que parece haber llegado a su fin. Sin embargo, la caída del crudo ha repercutido en un beneficio para los consumidores: el precio promedio del galón de combustible ha caído desde 3,60 dólares a 2,74. Para el gigante asiático, un menor precio del petróleo será un aliciente dado que su dependencia de la energía importada es decisiva. Una situación similar tiene lugar en India. Los vaivenes del precio del petróleo y su incidencia crucial en la geopolítica son una vez más, una constante histórica. La tendencia de los gobiernos beneficiados por rentas extraordinarias a malgastar sus utilidades y poner en marcha programas ambiciosos de gasto imposibles de atender cuando llegan los tiempos de vacas flacas también. Sin embargo, constituyen una dura pero útil lección para los eternos buscadores de atajos económicos. Entre nosotros, hace casi treinta años, el profesor Moisés Ikonicoff advirtió los peligros de una economía dependiente de la renta externa. Tras analizar los fenómenos de los Emiratos Árabes tras el shock petrolero de 1973, Ikonicoff llegó a la conclusión de que la economía rentística derivaba casi sin excepciones, en una cultura rentística, enemiga de toda idea de productividad y desarrollo. La necesidad impulsar esquemas de desarrollo que propendan a la diversificación de la economía vuelve a ser un imperativo categórico del buen gobierno. El autor es profesor de Política Exterior, miembro del Club Político Argentino y colaborador de la Fundación DAR.

Irán retoma la negociación con el 5+1

'Irán tomará represalias por cualquier nueva sanción de EEUU'

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha aseverado este viernes que el posible voto del Congreso de Estados Unidos a una nueva ronda de sanciones contra Irán "mataría" la probabilidad de alcanzar un acuerdo final sobre el programa de energía nuclear del país persa.

Durante un debate organizado por la agencia estadounidense de noticias ‘The Associated Press’, Zarif también ha advertido de que la decisión de legisladores estadounidenses de imponer nuevos embargos antiraníes, incluso, si el presidente Barack Obama los vetara, conllevaría acciones de represalia por parte del Parlamento iraní.

“Si alguien busca torpedear (el acuerdo), creo que (la persona o entidad) debe ser aislado por la comunidad internacional, ya sea el Congreso de Estados Unidos o cualquier otra persona”, ha recalcado Zarif en el debate celebrado al margen del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en la ciudad suiza de Davos.

En tanto, ha destacado que es el momento de que la comunidad internacional “se mantenga firme” ante las amenazas de nuevas sanciones que podrían destruir un logro muy importante.

Seguidamente de esas advertencias, el jefe de la Diplomacia iraní ha rememorado la “muy buena probabilidad” del próximo logro de un acuerdo final sobre el caso nuclear de Teherán.

Con el fin de dar seguimiento a ese proceso, ha agregado, se está previsto para este fin de semana en Suiza varias tandas de diálogos entre Irán y las contrapartes.

Al final, ha desbaratado las afirmaciones de la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, que subrayaban el papel clave de las sanciones antiraníes en obligarle a sentarse a la mesa de diálogos, y ha dejado claro que el deseo de “cambiar nuestra dinámica” con el resto del mundo ha sido la fuerza estimulante para dar inicio a los diálogos.

En el marco de su acuerdo inicial, titulado ‘Plan de Acción Conjunta’, alcanzado en noviembre de 2013, Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) mantienen varias rondas de conversaciones con el fin de resolver completamente el caso del programa iraní de energía nuclear.

Fuente: HispanTV

viernes, 23 de enero de 2015

Duelo. De titanes.

Valiosa la opinión de Carlos Fara sobre el impacto en la opinión pública de la muerte de Alberto Nisman:


 

Sociedad atónita, azorada, anonadada, indignada, en carne viva. La muerte de Nisman les parece "too much". Unos primeros datos de opinión pública (privados) del lunes a la mañana, cuando la gran mayoría no estaba contaminada aún por los detalles mediatizados del hecho, arrojaba muy altos porcentajes de las siguientes percepciones:

 

1) las denuncias de Nisman son creíbles;

2) fue un asesinato;

3) el gobierno está involucrado en buena medida, y

4) no creen que se vaya a esclarecer el hecho.

 

Como sucedió con la muerte de Yabrán (1998), a la sociedad se le instaló una sospecha que será muy difícil de modificar.

 

Más allá del hecho policial - político ¿qué consecuencias puede traer esto para el escenario electoral?

 

•  Lo que seguro ocurrirá es que se instalará un clima negro, pesado, pesimista, con demanda de oxigenación ética e institucional. Algo así como: "y encima de todo aparece muerto Nisman, el poder no tiene límites".  Se consolida la demanda de cambio.

 

•  ¿Baja la imagen de CFK? Seguramente. De todos modos, como siempre decimos, no hay que mirar la foto sino la película. Habrá que ver cuánto dura una eventual baja.

 

•  ¿Esto le hace perder votos al oficialismo? En el corto plazo sí. De acá a agosto veremos. Probablemente no afecte mucho al núcleo duro. Lo más probable es que esto le termine de cerrar el techo al kirchnerismo, enterrando sus posibilidades electorales.

 

•  ¿Esto es un antes y un después? No electoralmente. La demanda de cambio viene desde hace 2 años y medio al menos. Insisto: consolida lo pre existente.

 

•  ¿Favorece a algún opositor en especial? Difícil. El tema es muy delicado, y es muy dificultoso sacar ventaja de esto. Ante el menor atisbo la sociedad reaccionaría muy negativamente. Por eso todas las expresiones opositoras relevantes han sido sobre todo institucionales y sintonizando con el estado de ánimo popular, pero con cautela en cuanto a la causa en sí. 

 

•  El gran perjudicado es Scioli: solo pudo expresarse con un comunicado de prensa de circunstancia, alejado de los medios. No es lo que la gran mayoría espera de un líder. Siempre le pasa algo: ahora que la economía se había aquietado, se muere Nisman.

 

La presidenta está en el centro de la escena y no lo abandonará jamás. Ella siempre será la referencia del oficialismo. Sea desde el atril o desde las redes sociales

lunes, 19 de enero de 2015

¿A dónde miramos?

"Si me pasa algo, miren al Norte", dijo la presidente Cristina Fernandez de Kirchner hace poco más de tres meses. Hablaba sobre una posible desestabilización de su Gobierno y en esa alocución acusaba a la actitud de la embajada norteamericana en Buenos Aires. Eran momentos en que lo que estaba en juego era el fallo del juicio contra los Fondos Buitres. No asomaban aún ni los cambios en la cúpula de la Secretaría de Inteligencia, ni la cuestión AMIA.
Está claro que algo muy grave le pasó, y que debilitó sensiblemente a su Gobierno. Pero también que lo que sucedió ahora no tiene nada que ver con aquella circunstancia. Por el contrario.
Este blog suele tener una lectura diferente sobre los acontecimientos. Ayer hacíamos notar el apoyo oficioso que desde los Estados Unidos -a través de Ronald Noble- había recibido el Gobierno Nacional en cuanto a la cuestión iraní se refiere.
La confusión surge desde que la oposición y la opinión pública argentina consideraron que la firma del Memorándum con Irán significaba un desvío de la política exterior argentina, tradicionalmente alineada al eje hemisférico orientado desde los Estados Unidos.
Veamos los hechos. Durante 2011 y 2013 el mundo estuvo en vilo por una crisis diplomática devenida de la amenaza israelí contra Irán; afirmaban que si los persas no detenían su programa nuclear, los atacarían con misiles.
El 24 de noviembre de 2013 el 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia más Alemania) logró un principio de acuerdo con Irán.
El 27 de enero de 2014, la Argentina anunció la firma del Memorándum con Irán, que permitía avanzar rápidamente en la investigación y, de alguna manera agilizar la causa. El acuerdo preveía condiciones muy favorables para Irán, que la República Islámica nunca validó. Parecía como una especie de condición para trabajar sobre un acuerdo. Como se sabe, esta causa es la única que enjuicia por terrorismo al régimen iraní, y por la cual algunos de sus destacados funcionarios tienen la captura internacional de Interpol.
El 26 y 27 de febrero siguiente las partes anunciaron un "ligero avance" en las negociaciones del 5+1 con Irán, realizadas en Almety, Kazakhstán.
En abril el diplomático argentino que participó en las negociaciones -uno de los tres miembros que representaban al 5+1-, Rafael Grossi, ex segundo de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) fue ascendido a embajador en Viena. Parecía un premio.
En noviembre parecía que las negociaciones no alcanzarían el resultado deseado por todas las partes, por lo que se decidió extender por seis meses el plazo y determinaron que el 17 y 18 de enero retomarían las reuniones.
Ayer, día en que apareció el cadáver del fiscal de la causa, Alberto Nisman, se reiniciaban las negociaciones del 5+1 en Ginebra. Según hemos leído, esas negociaciones duran dos días. Hoy, el virtual segundo día, Nisman debía acudir al Congreso a denunciar un doble juego que el kirchnerismo hacía con Irán a través de dirigentes de esa facción tales como Luis D'Elía, Andrés Larroque y Fernando Esteche.
El episodio parece salido de El Puñal, la reciente novela Jorge Fernández Díaz, o de la serie 24, en las que los agentes argentino, en el caso de Remil, o Jack Bauer, en la versión yanqui, tienen que "resolver" asuntos de ese tipo.
Esos relatos de ficción trabajan sobre el imaginario de las muchas cosas que suceden a espaldas de la gente común, a contra mano de la opinión pública.
Este blog no mira ni al Norte, ni a Oriente, ni a la Casa Rosada. Sólo refiere hechos que no venían siendo sopesados correctamente.+)

Aterrador

El día que debía ir al Congreso a declarar sobre la denuncia recientemente presentada sobre el caso AMIA


Hallan muerto al fiscal Alberto Nisman en su departamento de Puerto Madero

Tenía a su cargo la investigación por el atentado a la AMIA; tenía 51 años

El fiscal federal Natalio Alberto Nisman, fue hallado muerto anoche en su departamento de Puerto Madero, según informaron fuentes judiciales a LA NACION. Tenía 51 años y se desempeñaba como fiscal en la investigación del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que en 1994 se llevó la vida de 85 personas, un crimen que permanece impune tras veinte años.

Fuentes judiciales revelaron a este medio que ayer por la tarde la familia intentó comunicarse con Nisman pero no lo logró. Su madre se acercó a las torres Le Parc, y subió hasta el piso 13 donde vivía su hijo. Tocó la puerta pero no recibió respuesta. No podía ingresar ya que no conocía el código de acceso electrónico. Entonces intentó entrar por la puerta de servicio. No lo logró, ya que la llave estaba del lado de adentro. Ante esa situación, decidió convocar a un cerrajero.

Luego de atravesar la puerta, se encontraron con el cuerpo de Nisman en el baño. Cerca suyo, aseguraron fuentes oficiales a LA NACION, había una pistola calibre 22, que sería propiedad del fiscal.

En el lugar está presente el secretario de Seguridad, Sergio Berni, el jefe de Prefectura Naval y el jefe de la Policía Federal. Las fuerzas de seguridad trabajan para descubrir cuál fue la hora exacta de su muerte.

La investigación quedó a cargo del titular del Juzgado Nacional Criminal de Instrucción Nº5, Manuel Arturo De Campos, y de la fiscal Viviana Fein, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45.

En diálogo con la prensa en el lugar, Fein expresó: "No voy a aventurar ninguna hipótesis. Ahora tenemos que encontrar los detalles de la causa de muerte. No puedo observar si fue suicidio o no. Les pido prudencia. Voy a llevar a cabo la investigación. Confío en la [Policía] Federal y en Prefectura".

Pasadas las 5.10, un vehículo de Transporte Forense de la Policía Federal trasladó el cuerpo del fiscal. Aproximadamente a la misma hora, el Ministerio de Seguridad de la Nación publicó un comunicado de prensa en el cual se ratificó la información que había trascendido. "Se informa que el fiscal federal Alberto Nisman fue hallado sin vida el día domingo por la noche en su departamento del piso 13 de la torre Le Parc, en el barrio de Puerto Madero de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El Secretario de Seguridad, Sergio Berni, se constituyó en el edificio para supervisar la aplicación de los protocolos de preservación de la escena del crimen por parte de los servicios de policía científica de la Prefectura Naval Argentina y de la Policía federal Argentina convocados por los funcionarios judiciales a cargo de la investigación", reza el texto.

Informe de Daniel Gallo. LaNacion.com lunes 19/01/2015.

domingo, 18 de enero de 2015

Las cosas a veces no son lo que parecen

EL EX SECRETARIO GENERAL DE INTERPOL RONALD NOBLE HABLA SOBRE LA DENUNCIA

“Lo que dice Nisman es falso”

El funcionario norteamericano dijo que no percibió que las autoridades argentinas sugirieran que los acusados iraníes no eran responsables del ataque a la AMIA. Y cree que la firma del memorándum fue un intento para destrabar la causa.

 Por Raúl Kollmann, Pagina 12, 18/01/2015

“Lo que dice el fiscal Nisman es falso. Ningún integrante del gobierno argentino trató nunca de que bajáramos los alertas rojos contra los funcionarios iraníes.” De esta manera categórica, el ex secretario general y hombre fuerte de Interpol, el norteamericano Ronald Noble, contestó a Página/12 la pregunta sobre la relación entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y los alertas rojos de los acusados en la causa AMIA. “En los últimos dos días –continuó Noble–, me sorprendió totalmente escuchar semejantes afirmaciones falsas que se atribuyen a la denuncia del señor Nisman, a quien conozco. Al contrario, señor Nisman: el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, y cada uno de los funcionarios del gobierno argentino con los que me encontré y hablé de esta cuestión, tuvieron siempre la misma posición: los alertas rojos de Interpol contra los ciudadanos iraníes debían mantenerse sí o sí.”

Noble contestó desde Dubai un cuestionario formulado por este diario vía mail. El norteamericano fue secretario general de Interpol desde 2000 hasta 2014, pero además tiene una extensa trayectoria. Estuvo a cargo del programa de seguridad del presidente de Estados Unidos; fue responsable de la Secretaría del Tesoro en la investigación de lavado de dinero; se le encargó una reestructuración histórica de la aduana norteamericana; fue uno de los máximos jefes de los servicios secretos de Estados Unidos y diseñó una ley de control de fusiles de asalto en su país. En Interpol, los cargos rotan habitualmente cada dos años: él fue durante casi 15 años el hombre fuerte. Por su perfil, es insospechado de ser simpatizante del régimen de Teherán y ha sido elogiado hasta el cansancio por Nisman. Sin embargo, su testimonio demuele los dichos del fiscal.

–El fiscal Nisman dice que el gobierno argentino trató de cancelar los alertas rojos contra los ciudadanos iraníes. ¿Cuál fue su experiencia? ¿Hubo algún integrante del gobierno argentino que haya sugerido algo así?

–La afirmación del fiscal Nisman es falsa. Ningún funcionario del gobierno argentino trató nunca de cancelar los alertas rojos de Interpol. En los últimos dos días me sorprendió totalmente escuchar semejantes afirmaciones falsas que se atribuyen a la denuncia del señor Nisman, a quien conozco. Al contrario, señor Nisman: el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, y cada uno de los funcionarios del gobierno argentino con los que me encontré y hablé de esta cuestión, tuvieron siempre la misma posición: los alertas rojos de Interpol contra los ciudadanos iraníes debían mantenerse sí o sí.

–¿Percibió usted en algún momento que la Argentina, los funcionarios del gobierno argentino o cualquier autoridad argentina haya sugerido que no existía responsabilidad de los ciudadanos iraníes en el ataque a la AMIA?

–No, de ninguna manera. Quiero aclararle que en la cuestión de la responsabilidad, mi posición como secretario general de Interpol siempre fue clara y es la posición que sigo manteniendo hoy. Todas y cada una de las personas acusadas de un crimen deben ser consideradas inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un juicio justo, ante un tribunal que se base en pruebas que se le presentaron. Respecto de AMIA, la única cuestión cierta es que el 18 de julio de 1994 un ataque criminal terrorista se llevó las vidas de 85 personas inocentes e hirió a centenares de seres humanos. Esas víctimas, sus familias y seres queridos merecen que los responsables, cualquiera sea su responsabilidad, sean llevados a juicio.

–¿Cree usted que fue el objetivo del gobierno argentino encontrar un camino para llevar a los sospechosos iraníes a un juicio en el caso AMIA?

–Sí. Estoy ciento por ciento convencido de que el canciller Héctor Timerman y el gobierno argentino querían encontrar una forma de llevar a los ciudadanos iraníes, sobre quienes Interpol emitió alertas rojos, a un juicio en el caso AMIA.

–¿Por qué Interpol consideró la firma del memorándum como un paso adelante?

–Hubo un ataque terrorista contra la AMIA en 1994. Fueron asesinadas 85 personas y centenares resultaron heridas. Está claro para mí que el gobierno iraní cree que sus ciudadanos fueron injustamente acusados con las más serias imputaciones criminales, es decir conspirar para matar a un gran número de personas inocentes. Se reconoció que no se había podido progresar en los esfuerzos del fiscal Nisman de llevar a juicio a las personas contra las que se habían emitido alertas rojos. Justamente por esto, Interpol y su secretario general sostuvimos que se debía impulsar cualquier iniciativa que sacara el caso de ese estancamiento. Las víctimas y sus familiares merecen que se avance para intentar llevar a los culpables a la Justicia.

–¿Es habitual que un ministro de Relaciones Exteriores vaya a la sede central de Interpol para hablar sobre el arresto de sospechosos?

–No. Es muy inusual que un canciller vaya a la central de Interpol a hablar sobre el arresto de sospechosos o a hablar del trabajo de Interpol en las investigaciones criminales. La interacción de Interpol con los ministros extranjeros sólo se da en temas como la seguridad nuclear, el G-20, el G-8 o una asamblea de las Naciones Unidas. La relación con ministros se da cuando hay un hecho serio, una investigación criminal, un hecho terrorista en el que hay diferencias entre al menos dos países.

–¿Quién y cómo se decide establecer alertas rojos? ¿Quién y cómo se decide cancelar los alertas rojos?

–Para emitir un alerta rojo, debe haber un pedido de la oficina de Interpol del país requirente. El personal y el control de esa oficina está ciento por ciento en manos del Estado del país requirente (Nota: en la Argentina, Interpol está dentro del edificio de la Policía Federal). El respaldo de ese pedido tiene que ser una orden de captura emitida por una autoridad judicial competente. El país requirente tiene que comprometerse a pedir la extradición de la persona cuando ésta sea detenida. El centro de Interpol, que trabaja 24 horas, siete días a la semana, recibe y procesa el alerta rojo y junto con el Departamento Legal se asegura que esté de acuerdo con las normas y regulaciones de Interpol.

–¿Quién decide levantar un alerta rojo?

–La autoridad judicial competente que pidió el alerta rojo a través de la oficina de Interpol del país requirente tiene que pedir la cancelación. En el caso de la AMIA, el juez del caso tiene que pedirle a la oficina de Interpol en Buenos Aires y ésta contactaría al cuartel general para que los alertas rojos sean borrados. Con la orden del juez, Interpol está obligado a levantar el alerta rojo.

jueves, 15 de enero de 2015

La anunciada interna entre espías, ejecutivos y judiciales

El acuerdo con Teherán / Inesperado giro en la investigación
Piden la indagatoria de la Presidenta por encubrir a Irán en el caso AMIA
Por Hernán Cappiello | LA NACION 15/01/2015

El fiscal a cargo de la investigación de la causa AMIA, Alberto Nisman, reclamó que la presidenta Cristina Kirchner y su canciller, Héctor Timerman, sean indagados por la Justicia bajo la acusación de querer encubrir a Irán por el atentado a la AMIA y "fabricar la inocencia" de los ex funcionarios iraníes involucrados en el ataque.

El pedido de indagatoria, que incluye un pedido de embargo de 200 millones de pesos sobre los bienes de los imputados, se extendió al diputado y jefe de La Cámpora, Andrés Larroque; el líder piquetero Luis D'Elía; el jefe de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche; a un ex juez de instrucción que trabajó para la ex SIDE Héctor Yrimia, y a un encumbrado agente de Inteligencia que trabaja con la jefa del Estado.

Cristina Kirchner es el segundo presidente que enfrenta una acusación por querer encubrir a Irán. Carlos Menem ya está procesado por eso y está a la espera de que el Tribunal Oral Federal N° 2 le ponga fecha al juicio en su contra.

Nisman presentó su denuncia ante el juez federal Ariel Lijo, el mismo que procesó al vicepresidente Amado Boudou, porque es el magistrado a cargo de las irregularidades en la investigación de la causa AMIA. La jueza Servini de Cubría es quien cubre a Lijo durante la feria judicial. La magistrada decidirá hoy si entiende que es competente, si es un tema de feria y si le manda la denuncia a un fiscal para que impulse el caso. Todo hace pensar que esperará a febrero.

La denuncia, de 300 páginas, es durísima. El fiscal difundió una síntesis para no revelar los nombres de los agentes acusados. Pero incluye escuchas telefónicas que revelan que la Presidenta hablaba con un agente de la ex SIDE de su confianza o con "el Cuervo" Larroque y que éstos ponían en conocimiento de D'Elía o Esteche esas órdenes. Y D'Elía las comunicaba al supuesto agente iraní Alejandro Yussuf Khalil, que llamaba por teléfono a Irán a Mohsen Rabbani, uno de los prófugos del ataque.

Nisman sostiene que Cristina Kirchner negoció levantar las acusaciones contra Teherán para poder comprarle petróleo barato a cambio de granos y para eso acordó montar una pista falsa en la que se acusara a grupos "fachos locales", de modo de fabricar la inocencia de Irán. Incluso se habló de que Irán comprara armas. En la denuncia, se señala que "la confabulación criminal fue decidida por Cristina Kirchner y puesta en funcionamiento por Timerman".

El fiscal sostuvo que se buscó un acuerdo comercial antes de la firma del memorándum con Irán, supeditado a que se levantaran los pedidos de captura internacional contra el ex ministro de Inteligencia Ali Fallahijan; el ex jefe de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai; el ex jefe de la fuerza Al Quds y ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi; el ex agregado cultural de la embajada iraní en la Argentina Mohsen Rabbani y el ex tercer secretario de la embajada Ahmad Reza Asghari. "El plan criminal se activó en enero de 2011, cuando Timerman viajó a la ciudad siria de Aleppo y secretamente se reunió con su par iraní, Ali Akbar Salehi, a quien le hizo saber que las autoridades argentinas estaban dispuestas a renunciar a la investigación del caso AMIA y a cualquier reclamo de cooperación y justicia, con tal de provocar un acercamiento y restablecer plenas relaciones comerciales entre ambos Estados."

El acuerdo se plasmó en el memorándum, pero se interrumpió ante la negativa de dar de baja las circulares rojas. Decayó entonces el interés de Irán en el pacto.

Nisman dijo que se estaban armando falsos culpables para endilgarles el atentado. Explicó que Esteche, de Quebracho, un grupo que siempre se sospechó ligado a la ex SIDE, le acercó al agente iraní Khlail al ex juez Yrimia, que había trabajado como fiscal en los albores del caso. Esteche dijo en una de las escuchas citadas: "Quieren construir un nuevo enemigo de la AMIA, el nuevo responsable de la AMIA, es una necesidad que tienen que construirla". La acusación relata reuniones del iraní con D'Elía y Esteche. Y le adjudica a Cristina Kirchner haber tomado las decisiones de poner en marcha el plan y seleccionar a quienes lo ejecutaran. "De la Sra. Presidente de la Nación Argentina, se probó haber emitido una expresa directiva para que se diseñara y ejecutara el plan de encubrimiento", dijo Nisman, y citó a los acusados que señalaron que todo está "cerrado muy arriba", todo había sido decidido "al más alto nivel" porque "lo pidió la jefa", y su canciller implementó el plan porque fue "orden, orden y orden".

Muchas de las acciones relacionadas con el plan, "por ser notoriamente delictivas", no podían ser ejecutadas por funcionarios y se recurrió a intermediarios. Para ello, dijo el fiscal, se valió de ciertos sectores de la ex SIDE, de D'Elía y, especialmente, de Larroque.

¿CÓMO SIGUE LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL?
Denuncia. Nisman presentó su escrito en el juzgado de Ariel Lijo, donde tramita una causa por irregularidades en la investigación de la causa AMIA. En la feria judicial de enero lo reemplaza Servini de Cubría
Feria. La jueza decidirá hoy si el asunto es perentorio y resolverá si habilita la feria para tomar medidas urgentes, como allanamientos o pedir levantar el secreto sobre agentes de la ex SIDE, como lo solicitó Nisman
Competencia. También analizará si se queda con el caso o si lo manda a sorteo para designar un nuevo juez
Impulso fiscal. El primer paso será enviar la denuncia a un fiscal para que le dé impulso y formalice las imputaciones
.
Recuadro del editor: qué significa. La gravedad de las acusaciones del fiscal Nisman es enorme; sus consecuencias, aún inciertas, pero el tema sin duda marcará la agenda política.

Tensión en el Ministerio Público / Rebelión en las fiscalías

Los fiscales se plantaron ante Gils Carbó y calificaron su accionar de "peligroso"

Hasta ahora los fiscales federales se habían reunido en almuerzos casi secretos para mascullar bronca contra la procuradora Alejandra Gils Carbó. Planeaban estrategias de resistencia a sus avances. Intercambiaban ideas por WhatsApp, más seguro que el teléfono. Hablaban con periodistas para expresar su malestar, pero con el compromiso de que no fueran publicados sus nombres. Pero ayer salieron a dar la cara a través de una de las entidades que agrupa a una parte de ellos.
La Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal, una entidad que abarca a magistrados de un amplio espectro ideológico y entre cuyos asociados está incluso la propia Gils Carbó, salió a denunciar en un duro documento los "peligros" de las designaciones realizadas por la procuradora, el "daño nunca visto" que provocaron sus decisiones, los "oportunistas" traslados de fiscales que dispuso, los que, dijeron, "obedecen a intereses políticos".
"El Ministerio Público Fiscal es un órgano extrapoder que debe ser independiente del Poder Ejecutivo de turno, velando por los intereses de los ciudadanos, y no de un partido político o gobierno circunstancial", escribió la entidad. El texto está firmado por su presidente, Carlos Donoso Castex, un fiscal que supo tener buen diálogo con Gils Carbó; los vicepresidentes Ricardo Toranzos y Marcelo Munilla Lacasa, y la secretaria Susana Pernas.

 
La procuradora Alejandra Gils Carbó. Foto: A.Alvarez

La Asociación de Fiscales tiene unos 170 asociados y representa a cerca de la mitad de los 400 fiscales nacionales y federales. Hasta ahora había preferido el silencio y había recibido críticas de otros fiscales que los acusaron de "tibios". Pero ayer se despacharon con un profundo cuestionamiento a toda la gestión de Gils Carbó, a quien le habían dado su apoyo en el Senado cuando fue propuesta por la Presidenta.
Estas manifestaciones críticas se suman a las que ya hizo públicas la Asociación de Magistrados (entidad gremial que representa a los jueces y a los fiscales), que directamente dijo que la designación de fiscales subrogantes en 18 fiscalías de todo el país busca garantizar la "impunidad" de los funcionarios del Gobierno investigados por corrupción.
En cuatro carillas la Asociación de Fiscales cuestionó:
- el "exorbitante aumento" en la cantidad de empleados y funcionarios designados en la Procuración, en forma directa, sin requisito, sin concurso ni evaluación, mientras los fiscales a cargo de casos criminales deben elegir a sus colaboradores, no entre gente de su confianza, sino de una lista provista por la Procuración, donde figuran algunos de los que aprobaron un examen dentro del régimen denominado de "ingreso democrático" al Ministerio Público.
- que se tomó juramento a fiscales designados para ocupar cargos en Formosa, Santiago del Estero, Posadas, Goya, Corrientes y General Pico, que en lugar de ejercer los cargos donde fueron designados "han actuado como oportunistas" y fueron trasladados a Comodoro Py 2002, "lo que constituye una burla al sistema de designaciones y al Senado". Por este asunto, ya hay una denuncia contra Gils Carbó que presentó el senador radical Mario Cimadevilla, y el fiscal Guillermo Marijuan pidió indagar a la procuradora. Allí se acusa a los que aceptaron el cargo y a quien los designó. Dijo la Asociación que los "traslados de fiscales sin experiencia y recién designados" constituyen "ventajas indebidas y obedecen a intereses políticos ajenos a la independencia".
- el intento de destituir al fiscal José María Campagnoli y el desplazamiento del fiscal Carlos Ernst.
- los sumarios contra fiscales para presionarlos.
- los atrasos en los concursos viejos y los concursos exprés de esta gestión donde "casualmente" los elegidos trabajaban en la Procuración o habían sido designados como subrogantes por Gils Carbó.
- la "peligrosa" designación de fiscales subrogantes "sin necesidad o urgencia" que lo justifique, ya que no se dictaron las leyes necesarias para poner en marcha el nuevo Código Procesal Penal. "Estas designaciones demuestran improvisación y que tienen otros objetivos ajenos a la implementación del Código."
- nombrar dos fiscales en la Fiscalía de Cámara de modo de "limitar notoriamente" con funcionarios que no llegaron allí por concurso la actuación del fiscal Germán Moldes.
- "Se menoscaba e ignora a fiscales con años de carrera" que demostraron independencia para dar "enormes atribuciones" a fiscales sin experiencia, recién designados cuyos méritos en muchos casos parecen ser la afinidad de ideas políticas y no la capacidad profesional".
"Existe una politización en el Ministerio Público", denunciaron los fiscales en su documento que se parece a la descripción de hechos que antecede a una denuncia penal.

LAS QUEJAS ANTE LA PROCURACIÓN

Los fiscales cuestionaron las designaciones, los concursos y el favoritismo político
  • "Lo que se está viviendo dentro del Ministerio Público Fiscal de la Nación es algo nunca visto, que está generando un enorme daño a la institución y que será muy difícil de revertir en un futuro"
  • "Se nombraron una cantidad de empleados y funcionarios ampliando en forma exorbitante la estructura de la Procuración"
  • "Se ha tomado juramento a fiscales que fueron designados en Formosa, Santiago del Estero, Posadas (Misiones), Goya (Corrientes) y General Pico, y que en vez de ejercer los cargos para los que fueron designados actuaron como oportunistas y fueron trasladados para cubrir vacantes en Buenos Aires, lo que constituye una burla al sistema de designaciones y al Senado"
  • "Es muy peligrosa la gran cantidad de fiscales subrogantes que ha designado la doctora Gils Carbó durante su gestión"
  • "La designación de un gran número de fiscales generales como subrogantes sin ninguna necesidad o urgencia tiene otros objetivos ajenos a la implementación de un Código Procesal que aún no se aplica"

USINA DE JUSTICIA, CONTRA LA PROCURADORA

Usina de Justicia, un foro recientemente creado, envió una carta de respaldo a la Asociación de Magistrados para apoyar a los "hostigados por la arbitrariedad" de Alejandra Gils Carbó". Sostuvo que la procuradora "avanza a través de la ocupación de cargos clave en el Ministerio Público Fiscal con miembros del colectivo oficialista Justicia Legítima pretendiendo la impunidad en las investigaciones por corrupción". Integran la entidad Diana Cohen Agrest, Daniel Sabsay, María Zaldívar, Alejandro Fargosi, Daniel Roggero, Santiago Kovadloff y Patricia Terán, entre otros..