miércoles, 25 de marzo de 2015

Israel, algo más que preocupada por el 5+1+Irán

Revelan que Israel espió la negociación nuclear NETANYAHU USÓ DATOS SECRETOS PARA HACER LOBBY CONTRA IRAN, CON LOS REPUBLICANOS. WASHINGTON POST

Israel espió las conversaciones entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el plan nuclear iraní para informar a congresistas estadounidenses.

Tel Aviv rechazó la acusación y atribuyó la publicación a un intento de agriar la relación entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. El artículo produjo un fuerte impacto en Estados Unidos y se transformó en uno de los temas centrales del día de ayer en los principales canales de noticias del país.

Según la publicación, la operación de espionaje formó parte de una amplia campaña del gobierno de Netanyahu para conocer las negociaciones y ayudar a elaborar sus argumentos contra los emergentes términos del acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1. El Wall Street Journal citó como fuentes a antiguos y actuales funcionarios de la Casa Blanca y agregó que además de escuchas ilegales, Israel obtuvo informaciones de reuniones, informantes y contactos diplomáticos confidenciales de Estados Unidos en Europa. El verdadero problema, sin embargo, según afirmó un experto estadounidense de alto nivel que el diario consulta, sería la presunta relación de legisladores norteamericanos con el gobierno israelí. “Una cosa –dijo el funcionario del cual, como de todos los demás, no fue publicado su nombre y apellido– es que Estados Unidos e Israel se espíen el uno al otro. Pero otra cosa más grave aún es que Israel robe secretos de nuestro país y los transmita a los legisladores estadounidenses para socavar la diplomacia.”

En respuesta, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, declaró en una entrevista radial que la denuncia del diario norteamericano se trató de una maniobra para ensuciar las relaciones entre Netanyahu y el presidente norteamericano Barack Obama. “Obviamente, Israel tiene diferentes intereses de seguridad (que Estados Unidos), y tenemos un buen servicio de inteligencia, pero nuestro país no se dedica al espionaje contra Estados Unidos”, dijo. Por otro lado, destacados funcionarios de la oficina del premier israelí negaron las acusaciones vertidas por el Wall Street Journal, que recoge asimismo un extracto de sus comentarios. “Estas acusaciones son totalmente falsas. El Estado de Israel no lleva a cabo espionaje contra Estados Unidos u otros aliados. Estas falsas acusaciones están claramente destinadas a socavar los fuertes lazos entre Estados Unidos y nuestro país y las relaciones que compartimos en materia de seguridad e inteligencia.”

Respecto deellos, el medio aseguró que la Casa Blanca descubrió la operación, de hecho, cuando las agencias de inteligencia de Estados Unidos que espían en Israel interceptaron comunicaciones entre funcionarios israelíes con detalles a los que Washington creía que sólo se podía tener acceso en las negociaciones confidenciales. “Los funcionarios israelíes negaron haber espiado directamente en las negociaciones, pues obtuvieron la información a través de otros medios, incluida una férrea vigilancia de los líderes iraníes que recibían las últimas ofertas de Estados Unidos y sus aliados europeos”, publicó el diario estadounidense.

El presidente norteamericano fue consultado por los periodistas durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente afgano, Ashraf Ghani. Obama eligió eludir las preguntas argumentando que nunca habla “sobre asuntos de inteligencia en una sala llena de periodistas”. Además, afirmó que Estados Unidos sólo accederá a un acuerdo que sea positivo para la seguridad de su país, de Israel y de toda la región.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, afirmó desconocer informaciones confidenciales transmitidas por Israel a diputados del Congreso. “Francamente, estoy un poco en shock, porque ninguna información me ha sido revelada. No estoy al tanto de todo lo que se habla”, dijo Boehner, quien además viajará a Israel próximamente, en ocasión de la Semana Santa. Las primeras reuniones de esta nueva ronda de conversaciones entre el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, serán junto a las delegaciones técnicas de cada país, a fin de alcanzar un acuerdo que garantice que el programa iraní de enriquecimiento de uranio se lleva a cabo con fines energéticos. Mañana se producirá un encuentro entre Zarif y Kerry. Además, se espera que el canciller ruso, Sergei Lavrov, se sume a las negociaciones en la localidad suiza de Lausana. De no alcanzarse una solución aceptable, no habrá más oportunidades, ya que las dos partes sostienen que será inútil alargar un proceso que lleva más de dos años y que fue prorrogado en varias ocasiones. En este sentido, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU afirmaron ayer, en su debate iniciado el lunes, que confían que las negociaciones nucleares con Irán lleguen a buen puerto, pero dejaron en claro que mientras eso no ocurra se mantendrán en vigor las sanciones que pesan sobre el régimen iraní.

Estas negociaciones abrieron una grave brecha en las tradicionalmente estrechas relaciones entre Estados Unidos e Israel. El gobierno de Netanyahu se opone tajantemente al acuerdo que las potencias occidentales negocian con Teherán para frenar el desarrollo de su programa nuclear, que Netanyahu calificó como “muy malo” en tanto no detenga la capacidad de desarrollar armamento atómico. El primer ministro israelí, que se impuso en las elecciones generales de la semana pasada, desairó al presidente demócrata Obama, al acudir invitado por el Partido Republicano al Congreso el pasado día 4 y rechazar ante los parlamentarios estadounidenses el acuerdo que Washington negocia con Irán.

viernes, 20 de marzo de 2015

Avanza el acuerdo del 5+1 con Irán

Irán, dispuesto a reducir su capacidad nuclear

Negociaciones con EE.UU.Según un borrador del acuerdo con Occidente, se limitaría la cantidad de centrifugadoras iraníes para enriquecer uranio. A cambio, la ONU levantaría en parte el embargo y EE.UU. eliminaría sanciones.

clarin.com, 19/3/15.
Plan Nuclear Iraní


El borrador de un acuerdo nuclear negociado entre Estados Unidos e Irán obligaría a Teherán a reducir la capacidad con que podría fabricar una bomba atómica en un 40% durante por lo menos una década, dijeron funcionarios a The Associated Press.

Como un incentivo adicional, partes de un embargo de Naciones Unidas contra Irán podrían ser retiradas si se logra el acuerdo.

La existencia de un borrador podría ser la indicación más clara de queambas partes se acercan a un acuerdo escrito antes del plazo del 31 de marzo.

Autoridades dijeron que la propuesta de acuerdo limitaría la cantidad de centrifugadoras para enriquecer uranio, un proceso que permite obtener material para uso en armas nucleares, que Irán podría operar. Las partes negocian que la cifra sea de 6.000 durante una década o más, menos de las 6.500 de las que se hablaba hace semanas.

Esa cifra es inferior a las 10.000 que opera Irán actualmente. Pero es sustancialmente más que los 500 a 1.500 que Estados Unidos buscaba originalmente como tope. Hace apenas un año, funcionarios de Estados Unidos señalaban que el compromiso se aproximaba a 4.000.

Pero autoridades estadounidenses enfatizan que centrarse en el número de centrifugadoras no es lo más importante. Junto con otras restricciones en los niveles de enriquecimiento y el tipo de centrifugadoras que Irán puede usar, Washington cree que Teherán necesitaría hasta un año para producir un arma nuclear una vez que pase la moratoria de 10 años. Actualmente, a Irán le tomaría dos o tres meses conseguir suficiente material para elaborar una bomba.

El periodo de un año se ha convertido en un punto que el gobierno de Barack Obama está renuente a cruzar en medio de unas negociacionesllenas de cuestiones técnicas, y el tiempo mínimo de duración del acuerdo sería de 10 años. Luego de eso, las restricciones se eliminarían lentamente. La duración total del acuerdo sería de al menos 15 años, aunque podría extenderse a 20.

Entre los aliados de Estados Unidos, Francia es el más inflexible acerca de la posibilidad de alargar la duración del acuerdo.

Como parte del acuerdo, las sanciones económicas de Estados Unidosquedarían obsoletas con el tiempo. El presidente Barack Obama tiene la autoridad de eliminar algunas medidas de manera inmediata y otras se suspenderían si Irán cumple con las reglas. Algunas sanciones se mantendrían hasta la parte final del acuerdo mientras que otras exigirían que el Congreso de Estados Unidos, que es muy escéptico en torno al acuerdo, modificara algunas leyes.

(Fuente: AP)

lunes, 2 de marzo de 2015

Tambores de guerra en el Lejano Oriente

Alerta
Tensión en la península de Corea por ejercicios militares entre los surcoreano y Estados Unidos

Washington inició sus habituales ejercicios militares conjuntos con Seúl, que Pyongyang denunció como un "ensayo de invasión" y recibió con el lanzamiento al mar de dos misiles cerca de la medianoche de ayer.
 
(Telam) El lanzamiento se realizó desde la localidad de Nampo, en la costa occidental, y los misiles Scud-C norcoreanos cruzaron todo el país hasta caer a más de 500 kilómetros de distancia en el Mar del Japón.

El Ministerio de Defensa de Seúl considera el lanzamiento de misiles "una provocación", entre otros motivos por carecer de aviso previo, además de "una violación de las resoluciones de la ONU" que buscan poner coto a la capacidad armamentística de Corea del Norte, según información del gobierno surcoreano difundida por la agencia EFE.

Los aliados anticomunistas iniciaron hoy ejercicios y una capacitación militar, como todos los años, simulando respuestas a un ataque norcoreano y maniobras en tierra, mar y aire.

Ambos ejercicios fueron calificados por Corea del Norte como "ensayos de invasión" de su país. El gobierno de Kim Jong-un, preventivamente, disparó dos misiles de corto alcance al mar.

Los proyectiles, presuntamente de tipo Scud, volaron hacia el Mar de Japón, y recorrieron unos 490 kilómetros según el alto mando del Ejército surcoreano.

Estados Unidos y Corea del Sur desestimaron las protestas del asediado gobierno norteño y comenzaron ya sus ejercicios, de casi dos meses de duración.

Las maniobras llevan el nombre de "Foal Eagle", y la capacitación el de "Key Resolve". Se extenderán por 12 días, indicó, tras desestimar el alegato norcoreano, un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl, informó la agencia noticiosa DPA.

En enero Corea del Norte había ofrecido aplazar transitoriamente nuevos ensayos atómicos, en caso que Estados Unidos postergase su maniobra militar con Corea del Sur. Pero Washington rechazó esta propuesta, a la que calificó de "amenaza indirecta"

Según comentó a EFE un analista sudcoreano en Seúl, es posible que la tensión sea "más fuerte" que lo usual debido a las recientes críticas a Pyongyang por violaciones a los derechos humanos.

Además del lanzamiento de misiles, Pyongyang también prometió hoy "ataques despiadados" como respuesta al Key Resolve y al Foal Eagle, y advirtió a EEUU y a Corea del Sur de que "lamentarán amargamente las consecuencias", según un comunicado de su agencia estatal.

Washington está, técnicamente, en guerra con el gobierno comunista de Pyongyang desde 1953, y mantiene 30.000 soldados estacionados en la mitad sur de la península.

La guerra de Corea, en el momento de máxima tensión de la "guerra fría", costó varios millones de vidas en el país asiático.

China, aliado histórico de Corea del Norte e importante socio comercial del Sur, instó hoy las partes implicadas a "aumentar sus esfuerzos para aliviar la tensión y garantizar la paz y la estabilidad de la región", según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En 2013 los mismos ejercicios militares de Seúl y Washington desataron una durísima respuesta de Corea del Norte, con amenazas y hostilidades diarias que llegaron a propagar el temor a una guerra inminente.

El año pasado, sin embargo, Pyongyang contestó de una manera más moderada, con lanzamientos de misiles al mar y amenazas verbales que elevaron la tensión durante algunas semanas.

Washington está, técnicamente, en guerra con el gobierno comunista de Pyongyang desde 1953, y mantiene 30.000 soldados estacionados en la mitad sur de la península.

La guerra de Corea, en el momento de máxima tensión de la "guerra fría", costó varios millones de vidas en el país asiático.