miércoles, 3 de junio de 2015

Señora Maffia de Fifa

La denuncia que una fiscal norteamericana centró en el fútbol sudamericano es un proceso a seguir con detalle, dada la relevancia mundial del deporte en todo el mundo menos en los Estados Unidos.
La relación entre los deportes populares y el crimen son algo habitual. Se vivió en el box, en el siglo XXl, por ejemplo. Con el Turf.
Los elementos extraños acá son: 
Que la denuncia provenga de una fiscal norteamericana.
Que se haya producido a pocos días de la elección de renovación de autoridades de la FIFA.
Que no haya logrado cobrarse la derrota electiva de su presidente.
Que la Argentina se haya alejado del núcleo de poder que allí integraba votando en contra de Blatter.
Que el presidente electo haya renunciado al día siguiente en forma extemporánea. 
Que el presidente de uno de los organismos regionales involucrados sea el presidente de la liga de Islas Caimán y que el otro grupo tenga su anclaje en Paraguay
Que haya acusaciones por lavado de dinero.
Poco es lo que se puede observar en superficie fuera de eso. Por eso es que no hay que abandonar el caso mientras parezca un trozo de hielo a la deriva y seguirlo hasta que se vislumbre el cuerpo entero del iceberg.+)

No hay comentarios: