sábado, 31 de diciembre de 2016

Jerusalen, siempre Jerusalen

Por Carlos Gabetta para Perfil.com
31.12.2016

Lo tendrán difícil EE.UU. e Israel, quieren mantener una estrategia que podría amenazar la paz mundial.

Finalmente ocurrió: Estados Unidos se abstuvo, posibilitando así la aprobación unánime del Consejo de Seguridad de la ONU de la Resolución 2334, que condena la ocupación israelí de los territorios palestinos, considerada ilegal. Además de la opinión del presidente Barack Obama, en esta voltereta clave cuentan sobre todo los intereses del país. El aislamiento del Estado de Israel viene de lejos, y la Resolución 2334 no es sino la culminación de un proceso, la firma al pie.

Hace año y medio, esta columna reseñaba: “136 sobre 193 Estados miembros de la ONU han reconocido ya al Estado Palestino, a los que se acaba de agregar el Vaticano. Tres países de la Unión Europea (UE), Suecia, Malta y Chipre, más 15 Parlamentos –entre ellos el francés, el español, el británico y el de la propia UE– también lo han hecho. El 29-11-12, la Asamblea General de la ONU, a través de la Resolución 67/19, pasó a considerar a Palestina como ‘Estado observador’ (…) Los dirigentes palestinos persiguen ahora una resolución del Consejo de Seguridad que intime a Israel a iniciar negociaciones sobre la base de las fronteras anteriores a la guerra de 1967 y con Jerusalén Este como capital del Estado. (…) El gran obstáculo es el veto de EE.UU., aunque la actitud israelí va encontrando cada vez más críticas en la opinión pública estadounidense. El acuerdo con Irán, que debería concretarse en junio próximo, y las estrechas relaciones económicas con varios países árabes, más la creciente influencia de Rusia y China, van debilitando el apoyo de EE.UU. a Israel” (PERFIL, 30/5/15).

El acuerdo EE.UU.-Irán se concretó dos meses después. Ahora, con esta resolución y la actitud de Egipto, autor de la propuesta original junto a Nueva Zelanda, Malasia, Venezuela y Senegal, queda instalada una paradoja: el Estado Palestino existe de hecho para la mayoría del mundo, pero no dispone de los territorios que le pertenecen, según entiende la mayoría del mundo. Obama, un estadista culto y equilibrado que cesa en funciones en pocos días, entiende que no conviene a los intereses de su país encontrarse mañana como único aliado de un Estado de Israel obcecado en aislarse y en acabar en la “solución” militar.

¿Y qué hará Donald Trump, que de estadista, culto y equilibrado no tiene un pelo, con éste y tantos otros asuntos? Hasta ahora no se ha mostrado más que como una suerte de Mussolini american style que, como aquél y tantos otros antes y ahora, apela a lo peor, a lo más retrógrado de sus sociedades en momentos de grave crisis económica, política y social; de desconcierto y temor. Pero Mussolini podía hacer muy poco más que exhibir su propio musculoso torso. Trump promete reanudar la carrera nuclear... y tendrá el dedo sobre el botón.

Trump designó embajador en Israel a David Friedman, defensor de los asentamientos israelíes en Cisjordania y de instalar la embajada en Jerusalén, ratificando así una política opuesta a la de Obama y muy peligrosa. En primer lugar, porque augura un incremento del terrorismo y de las tensiones internacionales. Luego, porque Trump también promete proteccionismo; ergo, guerra comercial. Ergo, incremento de los conflictos militares. Si en este marco Israel se convierte en la chispa de un conflicto grave en la región, no se ve muy bien cuáles podrían ser sus posibles aliados, salvo los EE.UU. de Trump. Los intereses del mundo entero en el mundo árabe son más importantes que los del pequeño Israel.

En unos días, setenta países se reunirán en París para codificar una resolución final sobre Medio Oriente, que debería ser ratificada antes de la asunción de Trump por el “Cuarteto para la región” (ONU, Rusia, EE.UU. y la UE), y luego por el Consejo de Seguridad.

Queda por ver si Trump y Netanyahu podrán continuar con una estrategia que podría acabar con la ya descalabrada paz mundial y poner en peligro la existencia misma de Israel.+)

lunes, 26 de diciembre de 2016

Recambio II

La salida del ministro Alfonso Prat Gay permite percibir algunas tendencias:
1. Se ponderó por sobre todo la pertenencia al equipo de trabajo, del que el ministro saliente hizo gala de no pertenecer. Sus logros en la negociación con los Hold Outs, la salida del cepo y el aparente éxito del blanqueo son claramente algunos de los mayores activos de la gestión Macri del 2016.
2. El fortalecimiento del trío fuerte de la Jefatura de Gabinete se profundiza con la salida de dos funcionarios díscolos a sus directivas y con la división del Ministerio en dos.
3. Homogeneización. No se trataba de un ministerio del Pro, sino de un extrapartidario. Eso pone a los ministros radicales en veremos.
3. El ingreso de Nicolás Dujovne marca el rumbo de la ortodoxia.
4. La salida de Prat Gay y de Isela Costantini son una despedida del gradualismo.
5. Los recambios los comunica Marcos Peña. Evidente confirmación en su cargo y de sus políticas.

6. Terminó el año de pruebas y el Pro se prepara a defender sua votos en las urnas con lo que juzga su mejor oferta.+)

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Despegue forzoso

La salida de Isela Costantini de la conducción de Aerolíneas Argentinas podría ser el pimer paso de un recambio en el gabinete de Mauricio Macri.
Son muchas las especulaciones en torno de una renovación ministerial. Varias de ellas, de fuente fidedigna. Pero no está claro que el Presidente pueda prescindir de extrapartidarios, como algunos pretenden, para reducir la nómina de ministerios o intoducir correcciones en algunas carteras.
Lo que empieza a verse con más claridad es que la salida de Costantini no es tan voluntaria y que el Gobierno apunta a usar el verano para que pasen desapercibidas algunas decisiones.+)

martes, 20 de diciembre de 2016

La política internacional se recalienta

Representantes del Gobierno de Australia y Francia sellaron hoy el acuerdo para la compra de doce submarinos fabricados por la empresa gala DCNS, por un monto de 37.500 millones de dólares estadounidenses.



Australia anunció en abril que para la ampliación de su flota de submarinos había optado por la oferta del contratista francés, sobre dos empresas japonesas y otra alemana.

"La seguridad es incierta en todo el mundo y es por eso que estamos ampliando la marina y nuestras fuerzas de defensa (...) para asegurarnos la capacidad de mantener a los australianos seguros" dijo el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull.

El jefe de Gobierno, para justificar el aumento del presupuesto de defensa y la inversión en las naves de guerra, se refirió a desafíos como la inestabilidad en Oriente Próximo, el terrorismo internacional o el cambio climático, así como las tensiones que puede provocar el aumento de la importancia económica y militar de algunos países en Asia-Pacífico.

Turnbull, formuló las declaraciones cuando junto al ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, firmaron los documentos del acuerdo, informó el portal de noticias "news.com", citado por EFE.

La construcción de los submarinos comenzará en 2022 en los astilleros de la ciudad australiana de Adelaida y se espera que las primeras unidades entren en funcionamiento a comienzos de la década de 2030.

DCNS es una compañía con sede en Francia dedicada a la defensa naval y uno de los principales constructores navales europeos. El grupo diseña, construye y brinda soporte para buques de superficie, submarinos, sistemas y equipos.

En febrero, Australia anunció el incremento de su gasto militar hasta los 42.000 millones de dólares para el año 2025-26.

Más que un embajador

El asesinato del embajador ruso en Turquía, más que segar la vida de un diplomático, apuntó a acabar con el proceso que se vive en Siria.
Este crimen trató de ser la culminación de un proceso reactivo del EI contra la recuperación de Aleppo por parte de Siria.

Nuevas imágenes del asesinato, difundidas hoy por Perfil TV:


Al grito de "no olviden Aleppo", un turco asesinó al embajador de Rusia en Ankara
Un joven policía atacó por la espalda al diplomático mientras daba un discurso en una exhibición; el ataque fue capturado por las cámaras; ningún grupo lo reivindicó
Por Luisa Corradini para LA NACION, Martes 20.12.2016

Los asistentes buscan refugio instantes después del crimen. Foto: AFP / Yavuz Alatanaff
PARÍS.- Rusia pagó ayer un precio caro por la ofensiva sobre Aleppo. El embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, fue asesinado ayer en Ankara de varios disparos a quemarropa, en un atentado calificado por Moscú de "acto terrorista".
El diplomático fue abatido por la espalda por un hombre joven, elegante, vestido con traje y corbata, en momentos en que pronunciaba un discurso durante una exposición fotográfica en la capital turca. El atacante resultó ser un policía de civil identificado como Mevlut Mert Altintas, de 22 años, nacido el 24 de junio de 1994 en el distrito de Söke, en la provincia de Aydin en el oeste de Turquía, según informó el ministro del Interior, Suleyman Soylu.
En videos filmados por las cámaras presentes en el acto se ve claramente al asesino disparar contra Karlov mientras grita en turco: "¡Somos los que juramos fidelidad a Mahoma para hacer la jihad hasta nuestro último suspiro!" Luego agrega: "¡No olviden Aleppo! ¡No olviden a Siria! Mientras que sus habitantes no puedan vivir en seguridad, ustedes tampoco estarán tranquilos". Tras un segundo de silencio lanza, en árabe, la fórmula ritual que suelen proclamar los islamistas de todas las tendencias: "Allahu Akbar" (Dios es grande).

Un blanco que no fue elegido al azar
De acuerdo con la prensa turca, el atacante consiguió pasar los controles gracias a su credencial de policía, pretendiendo ser el guardaespaldas del diplomático.
"El atacante pertenece a la policía", confirmó el ministro Soylu.
Según el funcionario, durante los últimos dos años y medio, Altintas fue oficial de policía en la unidad antidisturbios de Ankara, tras graduarse en la ciudad de Izmir. La policía turca detuvo anoche en esa ciudad a la madre y a la hermana del atacante.
Después del asalto, Andrei Karlov fue trasladado de inmediato al hospital, donde sucumbió a sus heridas, mientras fuerzas especiales de policía rodearon el edificio y dieron muerte al asesino. Por lo menos otras tres personas resultaron heridas en el sangriento episodio.
Tanto el presidente ruso, Vladimir Putin, como su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, calificaron el asesinato de "provocación" destinada a entorpecer el restablecimiento de los lazos entre Moscú y Ankara, y los esfuerzos de ambas capitales para resolver el conflicto sirio. "Hay sólo una respuesta posible: incrementar nuestra lucha contra el terrorismo", dijo Putin en televisión. El presidente ruso acababa de cancelar su asistencia a una obra de teatro escrita por el diplomático Alexander Griboyedov, asesinado cuando era embajador en Teherán en 1829.
Erdogan llamó de inmediato a Putin "para darle todas las informaciones sobre el atentado", informó su vocero, Ibrahim Kalin.
"Acordamos con el presidente ruso que lanzaremos una comisión conjunta de investigación", declaró poco después. "No dejaremos que este ataque afecte la amistad entre Turquía y Rusia", agregó Erdogan. El presidente turco subrayó que su gobierno aumentará las medidas de seguridad en torno de los edificios diplomáticos rusos y sus empleados.
En verdad, el gobierno de Ankara tiene sobrados motivos para preocuparse: el Kremlin no dejará de reprocharle su incapacidad para asegurar la protección de Karlov, hombre clave en el tablero geopolítico del presidente ruso en la región.
En Francia, el presidente François Hollande condenó "enérgicamente" el ataque y presentó sus condolencias a Rusia. Lo mismo hizo Estados Unidos a través de su secretario de Estado, John Kerry. Las autoridades norteamericanas propusieron "su asistencia tanto a Rusia como a Turquía" para investigar el ataque. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria calificó el atentado de "crimen abominable".
Hasta ayer, a pesar de las turbulencias regionales, las tensiones y los atentados a repetición, la capital turca era considerada extremadamente segura para los diplomáticos.
"Aquí, sólo los embajadores de Estados Unidos y de Israel asisten a actos públicos con sus guardaespaldas", explica el periodista turco Serkan Demirtas. "Ese no era el caso del embajador ruso, que se presentaba en las recepciones, conferencias y otros actos sin seguridad, únicamente acompañado por su esposa", agregó.
______________________

El estremecedor relato del fotógrafo que capturó el instante en que asesinaban al embajador ruso
MARTES 20 DE DICIEMBRE DE 2016 • 12:47

Burhan Ozbilici trabaja para la agencia AP y en medio del terror no se olvidó de cumplir con su tarea
Las imágenes captadas por Burhan Ozbilici de la agencia AP recorrieron el mundo. Foto: AP / Burhan Ozbilici

Las imágenes captadas por Burhan Ozbilici de la agencia AP recorrieron el mundo. Foto: AP / Burhan Ozbilici



ANKARA.- Su nombre es Burhan Ozbilici. Trabaja para la agencia AP y estaba en Ankara tranquilo, a sabiendas de que le tocaba cubrir algo tan simple como un acto en una galería de arte. Sin embargo, segundos después de iniciado el evento la paz se convirtió en terror.


"El encuentro era rutinario, la inauguración de una exhibición fotográfica sobre Rusia , por lo que cuando en medio del escenario un hombre sacó una pistola yo creí que se trataba de una improvisación teatral", asegura Ozbilici sobre la primera impresión que tuvo al ver al asesino del funcionario del Kremlin Andrei Karlov.
Las imágenes captadas por Burhan Ozbilici de la agencia AP recorrieron el mundo. Foto: AP / Burhan Ozbilici
"Los disparos, al menos ocho de ellos, sonaban fuerte en la galería de arte. La gente gritaba, se escondía detrás de las columnas y debajo de las mesas o se tiraba al suelo. Yo estaba asustado y confundido, pero encontré una espacio detrás de una pared e hice mi trabajo: tomar fotografías", escribió en el blog de la agencia.
El fotógrafo habló también sobre el ambiente previo al ataque, el que definió como tranquilo dado que el embajador estaba hablando "con suavidad" y con cariño sobre su país cuando de repente comenzaron los tiros y el pánico de la audiencia.

Las imágenes captadas por Burhan Ozbilici de la agencia AP recorrieron el mundo. Foto: AP / Burhan Ozbilici

"Me costó unos segundos entender lo que había pasado: un hombre murió delante de mí; una vida había desaparecido ante mis ojos", cuenta y agrega: "Me moví a la izquierda, mientras que el tirador, luego identificado por el oficial Mevlut Mert Altintas, gesticulaba con su arma y la gente se acurrucaba en el lado derecho de la sala".
Las imágenes captadas por Burhan Ozbilici de la agencia AP recorrieron el mundo. Foto: AP / Burhan Ozbilici
Al principio, Ozbilici no pudo entender lo que había motivado al agresor, de hecho pensó que podía ser un militante checheno. "Pero la gente más tarde dijo que estaba gritando sobre la ciudad siria de Alepo ", cuenta en alusión a los bombardeos del gobierno ruso en Siria .


"Yo estaba, por supuesto, con temor y conocía el peligro al que me exponía si el pistolero se volvía hacia mí. Pero avancé un poco y lo fotografié mientras él dominaba a la audiencia, desesperada y cautiva".

martes, 13 de diciembre de 2016

Reequipamiento militar

Comprarán armamento para las FF.AA.por más de $ 40 mil millones
El ministro de Defensa dijo que se adquirirán aviones, patrulleras y blindados. Y se fabricarán fusiles.

Por Daniel Santoro, Clarín.com
dsantoro@clarin.com

Con la mirada puesta en el reequipamiento militar y el reforzamiento de los controles en la frontera norte, el ministro de Defensa, Julio Martínez, proyecta comprar el año próximo aviones para la Fuerza Aérea, patrulleros para la Armada y blindados y fusiles de combate para el Ejército, entre otros equipos.

Las compras supondrán, entre el 2018 y el 2019, un gasto total de más de 40 mil millones de pesos, aunque todavía no hay una cifra precisa.

Luego de la pérdida de equipos militares durante el kirchnerismo por la falta de compras o de mantenimiento, Martínez reveló a Clarín que consiguió, la semana pasada, la aprobación del presidente Maurcio Macri para poner en marcha una serie de licitaciones o acuerdos estado a estado financiados con créditos externos.

Con ese visto bueno, Martínez y sus principales asesores concurrirán mañana a la residencia presidencial de Olivos para ajustar los detalles de este plan de reequipamiento.

Como primer paso, Martínez consiguió que en el presupuesto del 2017 se destine unos 95 mil millones de pesos para Defensa pero también logró que la compra de equipos “quede afuera”, al igual que los pagos por jerarquización salarial, en el marco de un plan de blanqueo de las cifras no remunerativas que dejó el kirchnerismo y crearon un caos salarial.

Como contrapartida, el compromiso que asumió el ministro de Defensa ante sus colegas del gabinete es, como contraparte, seguir disminuyendo los llamados Personal Civil de Inteligencia (PCI) que se desempeña en las tres armas. La idea es bajar de 2.000 a 1.500 en la primera etapa y a 400 en una segunda. Durante la gestión del general (RE) César Milani al frente del Ejército había habido un pequeño aumento de PCIs.

El ministro dijo a Clarín que las compras de equipos militares “no impactarán en este presupuesto, sino recién en el 2018 y 2019”.

La más beneficiada con las primeras compras será la Fuerza Aérea, que se quedó sin aviones de combate supersónicos tras las baja de los Mirage, el año pasado.

“Durante la guerra de Malvinas la Fuerza Aérea perdió 72 aviones y durante el kirchnerismo casi 100 por falta de repuestos, canibalización o renovación”, comentó un brigadier a Martínez para explicarle la crisis en que se encuentra la aeronáutica militar y pedir por las compras. Los pilotos llaman canibalización cuando a un avión parado se le sacan respuestos para que vuelen otros.

Será la primera compra de aviones nuevos de los últimos 40 años.

Durante la presidencia de Carlos Menem se compraron 36 cazabombarderos A4 pero eran aviones de la época de la guerra de Vietnam que fueron reequipados en EE.UU.

En principio, para la Fuerza Aérea se comprarán 12 aviones de entrenamiento básico nuevos. La Fuerza Aérea así por lo menos podrá que suslos pilotos tengan las horas de vuelo necesarios para mantener sus licencias al día. Además del entrenamiento, con estos aviones de entrenamiento se quiere reforzar el control del espacio aéreo en las fronteras con Bolivia y Paraguay por donde pasan más vuelos ilegales con drogas o contrabando.

La mayoría de los aviones de este tipo son subsónicos por eso podría ser interceptados por los de entrenamiento.

“No se trata de que los militares participen de la lucha contra el narcotráfico, solo que den más apoyo logístico a las fuerzas de seguridad”, subrayaron las fuentes.

En Defensa se analizan propuestas de los aviones Texan T-6 de EE.UU o los Tucanos de Brasil, entre ofertas de otros países.

Para la Fuerza Aérea, también se comprarán cuatro aviones de transporte mediano para reforzar el trabajo que hacen los 3 Hércules que quedaron en funcionamiento y hoy son el recurso logístico principal de la campaña antártica. Se piensa en los Espartan de Italia o los Airbus C 295 con la idea de que pueden desde llevar cargas o transportar paracaidistas con sistemas “más versátiles” que los de los Hércules.

En tanto, para la Armada el Gobierno proyecta comprar cuatro patrulleras oceánicas multipropósito. La idea es comprar dos terminadas y otras dos terminarán de armar en los astilleros Tandanor para tomar mano de obra local.

A su vez, para el Ejército se prevee comprar entre 10 y 30 vehículos blindados a rueda para transporte de tropas que puedan servir para actuar, dentro de las tropas de paz de la ONU, en zonas desminadas.

Otro proyecto que servirá no solo al Ejércitosino también a las otras fuerzas es un acuerdo con la fábrica italiana Beretta para coproducir un fusil de combate, que vaya reemplazando año a año al FAL calibre 7,62mm, y una pistola cuyo modelo tampoco se decidió aún.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Neopopulismo cool, por Sarlo

Ensayo urgente sobre la filosofía y la gestión PRO.
Revista Noticias, 10.12.2016
POR BEATRIZ SARLO

Desde la perspectiva del neopopulismo la ausencia de convicciones políticas de los dirigentes rasgo positivo. 

Los políticos exitosos pierden su apellido y se los designa por el nombre de pila, para representar una imaginaria proximidad. Como las estrellas mediáticas, necesitan ser vistos como entes cercanos, aunque la dura realidad indique que son excepcionales e inalcanzables. La fabricación de la proximidad ha tenido dos escenas culminantes. 

La primera: un viaje de Macri en colectivo, para el cual se montó una filmación y se hizo un casting, como si se tratara de un corto publicitario, aunque el Gobierno lo difundió como "salida espontánea". La segunda: incorporar a su hija de cuatro años a las visitas dominicales que, acompañado por fotógrafos, realiza a los habitantes de casas en barrios populares, pero no villas miseria, en los distritos del conurbano. Un neopopulismo no sólo cool sino proclive a la manipulación de seres inocentes.

Estos cambios del lugar y la calidad de "lo político" suceden en condiciones económicas desconocidas hasta los años '90, impuestas por una pobreza de nuevo tipo, que destruyó anteriores lazos comunitarios, barriales, espaciales y familiares. Hoy hombres y mujeres no están en condiciones materiales de pensarse como integrantes de una nación que, a su vez, integra. Este fue tanto el mito como el impulso real de buena parte del Siglo XX en Argentina. A comienzos del XXI, predominan los efectos de una amenaza que, para un tercio de la población, se ha vuelto demasiado real. Quienes no cayeron en la pobreza saben, aunque borrosamente, que un tercio del país ha caído. El paisaje de los condenados es ineliminable. Los "salvados" responden al canto de Miami o sus sucursales. 

La escena simbólica de la nación ¡ está fracturada. Los "nichos" socioculturales son verdaderos agujeros de segregación. En estas condiciones es casi ilusorio hablar de un espacio público nacional. Basta consultar los datos educativos de Argentina para definir clivajes y fracturas que tienen consecuencias de largo plazo. Y esto repercute en identidades estalladas, que no se reconocen en principios generales, sino en parcialidades. De allí la importancia del deporte y de la música, identificaciones resistentes a las que sería equivocado considerar fugaces. Hoy, la Nación Deportiva es el único gran imaginario transclase: el fútbol, una luz enceguecedora, cuyo dínamo está en el mercado.

UNA VIDA AFORTUNADA. 

No por azar, Mauricio Macri, antes de ser jefe de gobierno de Buenos Aires, ganó su primer cargo electivo en Boca Juníors, es un cursus honorum abreviado si se lo compara con el de cualquier político argentino con militancia en los partidos o los sindicatos. No fue dirigente estudiantil, ni gremial, ni partidario, ni de organizaciones religiosas o comunitarias. No participó en otras actividades que las del fútbol y el empresariado (aunque tampoco en esta esfera fue dirigente). Como Donald Trump, entró en la política porque es rico, sin que su riqueza fuera complementada por un pasado de ascensos largos y trabajosos. Representa una nueva forma de llegada, que vacilaría en llamar excepcional, ya que puede ser la primera de una serie de nuevo tipo. El día de su asunción como presidente, al salir al histórico balcón de la Casa de Gobierno, se sacó la banda azul y blanca, símbolo nacional centenario' para bailar más suelto frente a quienes lo miraban desde la Plaza de Mayo. A diferencia de los dirigentes calientes, su ascenso es cool. 

Macri no busca el entusiasmo (como lo buscaron algunos políticos modernos) sino la simpatía, que no se obtiene dando discursos complejos sino hablando casi tan mal como cualquiera. Y, sobre todo, presentándose como alguien que es como los demás (una imposibilidad: muy pocos nacieron millonarios; muy pocos fueron a un colegio de elite; muy pocos tuvieron la oportunidad de ser empresarios o decir "quiero Boca" y obtenerla). Gracias a esa biografía afortunada, Macri tiene una idea Ia simple de la "felicidad".

La felicidad vuelve al discurso político como un resto degradado, ocasional, cuando una tendencia neopopulista cree descubrir allí no una gran cuestión filosófica y política, sino una consigna. El neopopulismo cree que algunos conceptos vagos son una máquina de licuar conflictos. 

Macri se ajusta a las leyes de una economía simbólica de la felicidad, donde ese concepto es usado en sus acepciones vulgares, sin rastros del debate que inició Thomas Jefferson en el momento inaugural de la independencia norteamericana.

Imposible solicitar que este neopopulismo tome en consideración que existe el conflicto entre el deseo indívidual de felicidad y la trama social donde se enfrentan esos deseos en sus diferencias e incompatibilidades. 

El neopopulismo considera que este tema es ideológico y que las ideologías han muerto. O como lo fraseó el jefe de Gabinete el 15 de junio pasado en Twítter: "Juntos vamos a lograr lo que parece imposible". ¿Qué decir? La simple obviedad de la frase vuelve superfluo cualquier análisis.

SOBRE LA FELICIDAD. 

"Consideramos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre ellos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad".Thomas Jefferson escribió este preámbulo para la Declaración de Independencia de las trece colonias británicas de América del Norte. Fue aprobado en 1776 Y nos introduce, desde el mismo comienzo, en una de las discusiones fundamentales de la política moderna. Una y otra vez, a lo largo de doscientos cincuenta años, los intereses y las ideas chocaron a propósito de una cuestión que aún hoy sigue abierta: ¿cuáles son los deberes de la política en este campo donde sólo la libertad y la seguridad son equiparables a la búsqueda de la felicidad? Al mencionarlos explícitamente, la Declaración de Independencia establece su equivalencia como derechos fundamentales que sostienen la legitimidad moral y política. Dejo de lado la discusión sobre si estos derechos tienen, a su vez, un fundamento trascendente, porque no afecta su equivalencia.

Persisten, en cambio, los debates de ideas y los conflictos sobre la respuesta que se dé a la pregunta que los errores de los políticos. El tema ofrece la reconciliación populista con una autoimagen fantasiosa, que pasa por alto la afirmación opuesta: que los argentinos son peores que algunos de sus dirigentes (como se demostró en la indiferencia de los argentinos frente a la dictadura militar, que sólo tuvo como opositores a los dirigentes de movimientos sociales y unos pocos políticos; o la indiferencia frente a los procesos de pauperización de la década de 1990, porque las capas medias no se sentían directamente amenazadas). El tema resuena con la antigua contraposición populista entre gente del común y elites. Y su función es Ia salvadora. Este tema se enlaza con el de "la honestidad y la humildad de los argentinos": dos cualidades que es difícil reconocerles al unísono. La honestidad tiene algunas formas de medirse, entre ellas las de la evasión impositiva, el trabajo en negro, la precariedad laboral, el intercambio de coimas y favores, que diferencian muy claramente las costumbres argentinas de las de sus vecinos de Chile y Uruguay.

Esta visión complaciente de los argentinos es indispensable en un discurso neopopulista. El neopopulismo, como el paleo-populismo, necesita embellecer al Pueblo (en general capas medias), al que aspira a convertir en su clientela política. Así se protege una identidad mítologízada. Por cierto, este pueblo supuestamente "honesto y humilde" merece la felicidad como recompensa a esas virtudes que fueron traicionadas por políticos que carecieron de humildad y honestidad. De nuevo, una operación imaginaria que separa radicalmente a los gobernantes de los gobernados, olvidando los momentos más comprometedores de la historia argentina del último medio siglo. El neopopulismo de derecha se especializa en estas operaciones, de las que excluye tanto a la sociedad realmente existente como a sí mismo.

NEOPOPULISMO CON ONDA. 

Es un populismo cool, de baja tensión. Abjura del cesarismo, el funcionamiento plebiscitario, la movilización y el carisma caliente de los liderazgos (por eso despierta expectativas en sectores liberales justamente hartos del kirchnerismo). Tampoco confía en convocar fuerzas existentes en la sociedad y sus organizaciones. Afirma sencillamente que desea un imposible, pobreza cero, como ha dicho Mauricio Macri en su discurso electoral, aunque ahora, más precavido, lo repite poco. 

Jugar con el imposible sin definirlo implica eljuego de la ensoñación. Todos queremos ser felices. Para decirlo con palabras en las que coincidieron Hannah Arendt y Franklin Roosevelt, todos deseamos liberar nuestras vidas de la necesidad y del miedo a caer en sus constricciones. Llegados a este punto, se reabre un viejo debate sobre sociedad y Estado: ¿hay algo que el Estado puede hacer en la prosecución de la felicidad? 

El discurso neopopulista sostiene, cuando habla en serio y no en función mediática, que el Estado debe garantizar la libertad. No cabe duda, pero la pregunta sigue abierta. Dos siglos de historia debatieron el quantum de lo que debe hacer el estado.

El neopopulismo de la felicidad se inclina, en el caso argentino, a que ese quantum sea mínimo, excepto si debe enfrentar situaciones excepcionales de intranquilidad social. ¿Y si el mercado produce una inseguridad incompatible con el mito de la felicidad? La respuesta a esta pregunta está en el centro del debate. Ya no se habla de los dones que, con el tiempo, repartiría la "mano invisible del mercado". Ahora se confía en el crecimiento, que no siempre reparte I sus ganancias.

El neopopulismo de la felicidad hace política en estado de baja politicidad. El momento imaginativo y creador de la política es consíderado un lastre pretérito que, aburre a "la gente". ¿Acaso trasmitir claramente las medidas de gobíerno que pueden afectar sus vidas no es un deber ético del político? Esa sería la interpretación benevolente del discurso de la felicidad sin sustancia. También podría pensarse en otras dos razones: la primera, que ese programa no existe del todo y que, por eso, quedará librado a un juego conflictivo de intereses. O al culto de la personalidad manufacturada por un equipo de marketing.+)

Andorra, la nueva

Proyectan hacer una Andorra mendocina en la alta montaña Lo reveló Cornejo a UNO. Estará entre Puente del Inca y Las Cuevas y se inspira en el modelo turístico del principado europeo La licitación se hará en 2017 y podrán participar grandes operadores (UNO, Mendoza)

- - - - - - - - 
Destacado en Diario Los Andes

El jefe del Ejecutivo considera insuficiente el desarrollo que ha tenido en años la actividad en la montaña. Dice que hay posibles inversores. La nieve y Potrerillos.

En el pensamiento de Alfredo Cornejo, el turismo es uno de los ejes estratégicos para el desarrollo de Mendoza.

“Montaña y nieve no se han desarrollado en todos los años de democracia. Para desarrollar eso, necesitamos traer grandes jugadores, que van a tocar intereses particulares. Los grandes jugadores los necesitamos porque tenemos que hacer muchísimas cosas entre el Aconcagua y Potrerillos”, dijo.

En el debate entre interés particular y general, los operadores locales representan el particular. “Hay que tener habilidad política para integrarlos”, dijo y recuerda que en el Aconcagua hay dos empresas de primer nivel que dan servicios en el Aconcagua y en el Himalaya. Pero hay un montón de pequeñas “que necesitan que el Estado las subsidie todo el tiempo”.

-¿Hay interesados?

-Sí, hay. Vamos a hacer una consultoría de tres meses y después vamos a ver si llamamos a una gran licitación. Vamos a consultar gente que ya ha desarrollado estos temas en otros lugares con nieve, como Estados Unidos, Andorra.

-Hablando de montaña; Potrerillos lleva 15 años sin desarrollar...

-Lo estamos conversando mucho con Gabriel Fidel y Humberto Mingorance. Mi criterio es muy agresivo y no nos atrevemos a tomar la decisión. Creo que tenemos que hacer como Puerto Madero: un consorcio y que un privado se encargue de gerenciarlo en todos sus aspectos. No sé si hay un gobernador con coraje que haga eso...

lunes, 5 de diciembre de 2016

Democracia cambiante

Perdió Matteo Renzi en Italia y dimitió. Dicen que ganaron los partidos antisistema. Me pregunto si eran más antisistema que sus propuestas de reforma constitucional. La Argentina hace veinte años que realiza reformas políticas y electorales que, en conjunto, no alcanzan la dimensión de la propuesta plebicitada.
Perdió el partido neonazi en Austria y dicen que le pusieron freno al efecto Trump. Entre ambis partidos se dividieron el electorado.
Dr alguna manera es la misma discusión que mantienen Emilio Monzó y el gurú macrista Jaime Durán Barba acerca de la mediatización de la política, que ayer vivró en al columna que el ecuatoriano publica en Perfil.
La Nación publica un artículo del New York Times que revela el resultado de una interesante encuesta acerca del deterioro de la democracia liberal y que augura un agravamiento en el espíritu de los millennials.

viernes, 2 de diciembre de 2016

El nacionalismo antisistema crece en todo Occidente

Mientras nuestro hemisferio se cierra y atomiza, las potencias asiáticas se afirman y aglutinan
Por Rosendo Fraga, para La Nación 02.12.2016

El triunfo de Donald Trump no sólo debe ser analizado como un fuerte cambio político dentro de los Estados Unidos, sino como parte de una tendencia en el mundo occidental.

El nacionalismo antisistema crece en todo Occidente.
Analizado junto con la victoria del Brexit en el Reino Unido, la historia muestra que es la primera vez que la cultura populista penetró el mundo anglosajón. El presidente electo estadounidense festejó el triunfo del partido nacionalista inglés en el Brexit como propio, así como su líder, Nigel Farage, lo hizo con el del candidato republicano.

Las elecciones presidenciales francesas, a realizarse en abril, muestran que Marine Le Pen puede ganar en primera vuelta. Competirá con el candidato del Partido Republicano (de la centroderecha tradicional), François Fillon, que representa el ala más tradicional de su partido y ha hecho pública su postura a favor de recomponer las relaciones con Rusia, algo que en forma más entusiasta y enfática hizo su probable contendiente. Por ahora, los sondeos señalan que Le Pen sería derrotada en una segunda vuelta electoral, pero las certezas políticas hoy parecen ser relativas en el mundo occidental.

En septiembre llegan las elecciones generales en Alemania. Ángela Merkel acaba de manifestar que competirá por un cuarto mandato consecutivo. Las últimas elecciones locales han mostrado que crece la tendencia nacionalista y antiinmigración. Alternativa por Alemania, que la representa, ganó en septiembre en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Oriental. Es el primer estado que gana y es el de Merkel. Dos semanas después se realizaron los comicios en Berlín y la suma de los dos partidos tradicionales (democristianos y socialdemócratas) no alcanzó el 40% de los votos. Los comunistas obtuvieron 16%; los verdes, 15% y los nacionalistas, que tienen el apoyo de grupos neonazis, 14 por ciento.

Estos cuatro países no sólo son las cuatro primeras economías de Occidente, sino cuatro de las seis más grandes del mundo. Ni en Francia ni en Alemania es probable el triunfo del populismo -aunque hoy parece difícil afirmar que algo es imposible-, pero sí resulta evidente su crecimiento político y electoral.

Crece así una tendencia que combina el nacionalismo en lo político, un reclamo de proteccionismo en lo económico, el cuestionamiento a la inmigración y la antipolítica como actitud.

El domingo tendrá lugar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales austríacas, y el mismo día se celebrará en Italia un referéndum sobre la reforma electoral. En marzo, habrá elecciones generales en Holanda. Más allá de cada caso particular, en cada una de estas ocasiones se podrá medir cuánto se incrementa o no esta tendencia.

Otro dato: en noviembre, en las elecciones presidenciales en Bulgaria y Moldavia, la periferia de Europa, vencieron candidatos prorrusos, que se impusieron sobre sus rivales prooccidentales. Bulgaria representa el primer caso de un país de la Unión Europea y que además es miembro de la OTAN que tiene un gobierno alineado con Moscú. Moldavia, en cambio, no integra esas estructuras, pero es una de las ex repúblicas soviéticas. Todo está ocurriendo rápidamente.

Mientras esto sucede en Occidente, en Asia las cosas se mueven también de modo vertiginoso, aunque más en el campo estratégico que en el electoral. El 24 de junio, al día siguiente del Brexit británico, India y Paquistán se incorporaron como miembros plenos del grupo de Shanghai. Se trata de una organización interestatal que integran China y Rusia junto con cuatro de los cinco países de Asia central que están geográficamente entre ellas. La ampliación del grupo implica una coincidencia en el campo estratégico de las tres potencias asiáticas más relevantes.

Cuatro meses más tarde se realizó la Cumbre de los Brics en la India. En esa oportunidad, el primer ministro indio explicitó la alianza estratégica con Rusia. Afirmó que su país prefiere el aliado viejo (Rusia) al nuevo (Estados Unidos), y firmó con Putin acuerdos en materia de tecnología nuclear y fabricación de armamentos.

Ambos hechos muestran la gestación de una nueva articulación entre China, Rusia y la India que altera el equilibrio global. El mes pasado, el presidente de Filipinas, Rodrigo Dutarte, un populista extremo que es una manifestación en Asia de la tendencia política que se registra en Occidente, anunció desde Pekín la "separación" de la histórica alianza de su país con Estados Unidos y su alineamiento con China, pese a las diferencias por conflictos de soberanía entre ambos países.

Finalmente, la Cumbre de los Países del Asia-Pacífico (APEC) realizada en Lima entre el 17 y el 19 de noviembre, confirmó la tendencia a la atomización en Occidente y a la aglutinación en Asia.

Obama había firmado el Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico con 12 de los 21 países de este foro, que concentra el 60% del PBI mundial y el 40% de su población, ya que está integrado por las tres primeras economías del mundo: los Estados Unidos, China y Japón. La idea estratégica central de Obama en su segundo mandato fue combinar este acuerdo con el Transatlántico, que unía a Estados Unidos con la Unión Europea. Se generaba así un espacio geoeconómico con consecuencias geopolíticas desde la frontera con China, en el Oeste, hasta la de Rusia, en el Este.

Este bloque de 40 países con eje geográfico, económico y político en los Estados Unidos quizás era la idea estratégica más importante que impulsó Obama en su segundo mandato. Pero ahora la tendencia que muestra el electorado de Occidente la tornó inviable. Para no perder votos, tanto Clinton como Trump manifestaron en campaña que no enviarían al Congreso el Transpacífico, y el Transatlántico no llegó a firmarse por las resistencias que encontró en importantes países de Europa; esto ha sido confirmado con el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses. Mientras, China avanzó en Lima con su propio proyecto, ofreciendo a todos los países de la APEC un tratado de libre comercio, del que los Estados Unidos quedaron autoexcluidos.

Observar lo ocurrido en el escenario global en los últimos cinco meses sirve para advertir lo que puede suceder en los próximos.

En este marco, un país mediano como la Argentina debería rediscutir sus estrategias. Dar mayor prioridad a la relación con los países medianos puede resultar una alternativa conveniente. La firma de un tratado de libre comercio con Chile sería una iniciativa en este sentido, y hasta se podría aprovechar para esto la próxima visita de la presidenta Michelle Bachelet. También podría resultar conveniente un tratado de este tipo con México, tema que quedó planteado en la visita del presidente Peña Nieto en agosto. Además, la Argentina podría incorporarse al grupo de países medianos del G-20, que, bajo la sigla Mitka, reúne a México, Indonesia, Turquía, Corea del Sur y Australia.

En la región, la convergencia entre Brasil y la Argentina presenta oportunidades para enfrentar en conjunto los nuevos desafíos.

Analista político e historiador