domingo, 8 de enero de 2017

Los pasos fronterizos ilegales siguen abiertos

Claurio Izaguirre consideró ante ElTerritorio.com.ar, que el principal trabajo de las fuerzas tiene que ser el cierre de los pasos ilegales. | Foto: Natalia Guerrero.

“Los narcos manejan la frontera porque ya es su propio territorio”

Domingo 8 de enero de 2017 | 07:11hs.

Narcotráfico en Misiones es sinónimo de frontera sin control. Por acá entran todos y de todo, hasta grandes cantidades de marihuana que año tras año se superan en cantidad al punto de que pasa a formar parte de la cotidianeidad de los pueblos y deja de ser noticioso aunque lo publiquen los medios de comunicación.

Desde hace años la discusión se centra en la necesidad de reforzar los controles para neutralizar los pasos costeros irregulares donde dominan los narcotraficantes, pero de la intención a la acción hay una decisión y un alto costo que asumir, todo sin descuidar los otros coladores fronterizos en los que se transformaron provincias vecinas.

Mientras se discute el narco avanza en el negocio, en la compra de bienes y también de voluntades en todas las ciudades, dejando atrás una hilera de víctimas. “Misiones es una de las provincias con mayor presencia de narcotraficantes y cuyas fronteras -tanto del lado brasileño como paraguayo- son manejadas por bandas que se encargan de ingresar la droga al país para luego distribuirla. El error es que siempre se ataca al narco cuando ya puso la droga en suelo argentino pero no se le cierra la frontera para que no pueda entrar”, cuestionó Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA).

Izaguirre es diplomado en tratamiento de adicciones tóxicas y no tóxicas y trabaja desde que se creó dicha organización sin fines de lucro (en 1.999) con el objetivo de prevenir, asistir y luchar contra el narcotráfico, por eso tiene claro que la intromisión narco se debe limitar directamente en la frontera.

“El panorama de Misiones es muy preocupante. La situación actual es la misma que hace cinco años, con los mismos uniformados carentes de elementos y tecnología para detener a los narcotraficantes avezados, por eso la frontera sigue siendo tan vulnerable y el narco se maneja en ella como su propio territorio”, explicó.

En ese contexto, consideró clave detectar y destruir los pasos clandestinos que -según él- están identificados. “Un ejemplo de que la frontera no nos pertenece es, como dije antes, que las fuerzas detectan y atacan la droga que ya se acopió o durante el transporte pero siguen dejando la puerta abierta para que avancen, por eso se volvió incontrolable”.

Obsoletos
Para Izaguirre, la solución no es compleja pero asegura que más allá de los recursos económicos hace falta decisión. “Cuando secuestraron a la hija del ex presidente de Paraguay (Cecilia, hija de Raúl Cubas Grau) la frontera se blindó por completo y durante varios días no entró ni salió nada de ese país. Eso demuestra que si se quiere se puede, falta pasar de la intención a la acción para que podamos ver resultados”.

En esa línea, dijo que en esta provincia “están identificados todos los pasos clandestinos por lo que ahora hay que elminarlos uno a uno e intensificar el control en los puestos fronterizos legales”. Pero, inmediatamente, el especialista marcó un problema: “Siguen siendo los mismos grupos con los elementos obsoletos de siempre los encargados de frenar la oleada narco y no alcanza, se necesita de manera urgente dotar con los elementos de avanzada a Gendarmería Nacional y Prefectura Naval para que desarrollen su trabajo con mayor efectividad”.

“Hasta ahora, Misiones no ha sido tocada como debería -consideró Izaguirre- y cantidades enormes de droga ingresan de forma irrestricta porque las puertas están abiertas. En este contexto, el resultado de la ecuación siempre va a ser negativa para nosotros y positiva para los narcos”, dijo.

Pasos positivos
Según algunos especialistas en seguridad consultados por El Territorio y hasta integrantes de las fuerzas federales, recién ahora se están dando los primeros pasos para equilibrar la desigual lucha sobre los ríos. Las lanchas artilladas compradas a Israel con las que se pretende colocar un freno al tránsito de droga abrirán un nuevo panorama de seguridad en la frontera. 
Cuando comiencen a operar con su potencia arrolladora dejarán obsoletas esas pequeñas embarcaciones a remo y lanchas con motores de baja potencia que utilizan los narcotraficantes ahora. “Me parece maravilloso”, opino Izaguirre. Y argumentó diciendo que “de esta forma se equilibra un poco la situación en los ríos, pero la realidad es que los narcotraficantes desde hace una década están avezados en el asunto. Igualmente, es un paso muy importante y positivo”.

No hay comentarios: