miércoles, 29 de marzo de 2017

Extraña manera de resolver los problemas

En los últimos diez días se produjeron pocas novedades en el país, pero muchas en materia internacional.
Lo más destacado fue la visita del presidente Mauricio Macri al Reino de los Países Bajos y la magnífica recepción que le dieron el Rey y la Reina. Holanda es un gran inversor argentino, con pocas pero grandes empresas y la situación de que la Reina sea argentina -y que asiduamente visite con su familia a nuestro país- es una situación excepcional.
No fue menor el hecho de que previamente haya habido una misión comercial argentina encabezada por el ministro Nicolás Dujovne al Reino Unido en simultáneo con la visita del ministro de Comercio inglés, George Hands, en la que anunció una línea de crédito por 1250 millones de dólares (que manejará el HSBC) para inversiones en energías renovable y nuclear, agua, infraestructura ferroviaria y bienes de capital y servicios en el país.
También las empresas agroindustriales anunciaron inversiones por 1700 millones de dólares para los próximos dos años y Telefónica ratificó 2400 para el trienio venidero.
El exitoso blanqueo, asimismo, ofrece muy buenas posibilidades a la economía, que manifiesta algunas señales de salud y hasta de disminución de la pobreza.
Se anunció el descuento de hasta el diez por ciento de las ganancias a las pymes que reinviertan sus ganancias.
El "churrascao" trajo buenas noticias para la carne argentina, aunque no sean positivas para la región, que necesita que Brasil se termine de acomodar para volver a crecer. Al igual que las tensiones en norteamérica, que han despertado el afecto latino de los mexicanos por productos argentinos y sudamericanos, en general.
De igual manera, Europa apura un acuerdo con el Mercosur y con México, en forma simultánea a la salida inglesa de la Unión. Pero Escocia le pide poder decidir sobre su futuro. Inglaterra, a su vez, plantea una defensa común a Alemania.
La Argentina se muestra decidida en el combate contra el narco y es habitual enterarse de operativos como el de El Señor de los Cielos, en el cual se atrapó a un hampón de la villa porteña 1-11-14 al aterrizar en Gral. Belgrano.
También hubo que sorprenderse por la bravoconada de los mafiosos que dispararon contra un celular que trasladaba a un testigo clave en la causa relacionada con el cuasicartel rosarino de Los Monos.
En San Juan fue detenido un comisario, por vinculaciones con el narcodelito.
En tal sentido, silenciosamente el Gobierno está reequipando a sus Fuerzas Armadas con el aval norteamericano. Pero es poco y confuso lo que trasciende. No está claro en qué consistió el pedido que extendió la embajada argentina al Pentágono, ni si la venta de inmuebles de las Fuerzas Armadas anunciadas hoy en Infobae son para rentas generales o para cubrir el déficit del presupuesto de defensa para 2017, por ejemplo.


Mientras tanto, la agenda local da pena.
La política nacional estuvo signada por el paro docente. La gobernadora Vidal ha mostrado mucho más agallas que la Ciudad a la hora de enfrentar los problemas y está próxima a una solución de corto plazo que le abre un horizonte mejor para arreglar el problema de la educación en el mediano y largo plazo, si le llega a doblar el brazo de un gremio que se niega a tratar los verdaderos problemas estructurales de la educación.
El Ejecutivo Nacional arremetió contra los docentes con los patéticos resultados arrojados por la prueba Aprender, que había sido boicoteada oportunamente por los que hoy aparecen interpelados por sus malos resultados.
Lo cierto es que la marcha docente fue multitudinaria, lo que demuestra la profundidad de la grieta. Se puede creer, como lo afirmó el presidente del Banco Nación Javier Gonzalez Fraga, que hubo estúmulo económico y gastronómico a los que marcharon, pero lo cierto es que los desfiles lucen bastante espontáneos.

Pero la preocupación de la cúpula oficial pasó, entre otras cosas por la dura entrevista de Mirta Legrand al matrimonio presidencial.
Los piquetes, en cambio, "no están en la agenda de la gente", como dicen en los despachos más encumbrados de Balcarce y de la Ciudad de Buenos Aires. La discusión entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta por la aplicación del protocolo, tal como ha trascendido, no resistiría ni unos pocos minutos en cualquier esquina porteña. Sea por despertar violencia o hilaridad, según el grado de locura del transeúnte más cercano.
El corazón del oficialismo tiene otra agente. En la Ciudad, por caso, mientras el tránsito colapsaba los temas fueron la presentación del Paseo del Bajo -que la Ciudad diseñó para evitar el paso del tránsito por la Villa 31-, el plan de seguridad vial, de utilidad relativa por estos días, y la inauguración de la primer estación de subterráneo del mundo que llevará el nombre de un activista homosexual.
Envalentonados, por primera vez hubo un piquete en el campo. Fue para evitar un remate ganadero, en Azul. Pero duró unas pocas horas, luego de dispuesto un efectivo operativo de seguridad y el remate pudo realizarse normalmente.
El contraste conductual entre unos y otros sectores del ofcialismo empieza a verse cada vez más patentemente.
Fuera de estas posiciones, la nota de color fue la propuesta de la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, de eliminar las elecciones de medio término. Una extraña manera de resolver los problemas.+)

No hay comentarios: