jueves, 25 de julio de 2019

Un episcopado adolescente

Foto: http://noticiasdesdeelfindelmundo.blogspot.com 
La Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam) cumple hoy 64 años. Fue fundada el 25 de julio de 1955. Hace 40 años, tuvo que corregir por expreso pedido del Sumo Pontífice, San Juan Pablo II, las conclusiones alcanzadas en Medellín (Colombia), debido a su sesgo tercermundista, con una nueva reunión realizada en 1979 en la ciudad de Puebla de los Angeles, México.
El Papa polaco, junto con Ronald Reagan y Margareth Thatcher, se constituía así en uno de los adalides occidentales contra el bloque soviético.
Pocos meses después, el 19 de julio de ese mismo año, las tropas guerrilleras ingresaron en Managua y consagraron la Revolución Sandinista, que subsiste hasta estos días y forma en la actualidad, junto a Cuba y a Venezuela, un eje socialista en el continente. Aquella guerra civil que culminó en el derrocamiento de Anastasio Somoza costó 40.000 vidas. Las nuevas autoridades nacionalizaron todos los bancos y decidieron ignorar las deudasI ay la Argentina por el envío de armamento.
Nicaragua soportó la derrota de la Guerra Fría por parte de la Unión Soviética en los 80, quedó aislada durante los 90 y recobró vigor en los 2000 con el proyecto bolivariano. Hoy es conocida por mantener el poder por medio de la violencia; atacando concretamente a la oposición civil protagonizada por la propia Iglesia Católica local, como sucede en Venezuela y ocurrió también en Cuba hasta las reformas que la comenzaron lentamente a rehabilitar desde la visita del propio Karol Wojtila entre el 21 al 25 de enero de 1998. (Nota de la R.: Cumplió entonces un papel relevante el cardenal primado de Cuba, Jaime Ortega, que fue el artífice también de las visitas de Benedicto XVI en 2012 y de Francisco, en 2015; falleció el 27.07.2019).
Si bien el clero latinoamericano sigue teniendo una "opción preferencial por los pobres", sus obispos se ahora encaminan a ir más allá de las cuestiones estrictamente económicas y preparan, encabezados por el Papa Francisco, un Sínodo Amazónico, que viene a profundizar los contenidos de la encíclica Laudato Si y que traerá tantas novedades ambientales y sociales, como delicadísimos debates eclesiales.
Como se puede observar en su zigzagueante derrotero, y a pesar de sus 64 años y desde la perspectiva histórica, se puede decir que la conferencia latinoamericana de obispos católicos es una organización aún adolescente.+)

lunes, 22 de julio de 2019

En la luna


A medio siglo del alunizaje es difícil saber qué significará concretamente de cara al futuro este pequeño paso para un hombre y gran paso para la humanidad.
En lo inmediato, se trató de un sensible desarrollo tecnológico aeronáutico, pero con impacto en otras numerosas industrias.
La carrera armamentística fue parte de la Guerra Fría, entre el Este y el Occidente de la Cortina de Hierro.
En los últimos años volvió a tomar relieve, con el alunizaje de China en The Dark Side of the Moon, con el ensayo de India y con el anuncio francés de la creación de un Comando Militar Espacial. En la Argentina fuimos parte de ese capítulo con la reciente instalación de una base de observación espacial china en territorio argentino; en Neuquén, en Octubre de 2017.
No está del todo claro cuál es el motivo de esta reactivada vida aeroespacial. Lo cierto es que en la Tierra las cosas pedestres siguen condicionando la vida diaria de la gente. Unos días luego de que Emmanuel Macron anunciara lo del Comando Aeroespacial, el mismo 20 de julio también llamaba a un debate mucho más acuciante: la reconfiguración del sistema previsional.+)

domingo, 14 de julio de 2019

Decían que era aburrido


La muerte del ex presidente Fernando de la Rúa nos obliga a reflexionar acerca del rol de los más destacados representantes de las clases medias en la política del corriente siglo.
Es evidente el paralelo que tienen los gobiernos de la Alianza y de Cambiemos, pero intentaremos especificar esas similitudes.
En primer término, se trata de dos gobiernos de coalición; en el primer caso, entre el radicalismo, elementos peronistas y referentes emergentes de la sociedad, mientras que el actual es un gobierno liderado por una fuerza nueva -que vino a canalizar algunas de esas expresiones sociales emergentes-, el radicalismo y algunos peronistas. Digamos, coincidencia.
Ambos debieron su éxito principalmente al marketing político. La campaña del recientemente fallecido fue tan espectacular que podría decirse que sobreestimó las capacidades de esa administración en las expectativas del público. Tal vez su mayor logro fue eso de "Dicen que soy aburrido...", pero no fue lo único. Por su parte, "si, se puede" y el tono electoral de la campaña norteamericana Barack Obama contaminó la comunicación de un exitismo que no se tradujo en los hechos del actual Gobierno Nacional.
Otro elemento similar fue la preeminencia de la figura presidencial por sobre las estructuras partidarias; los entornos fundamentalmente juveniles y el desplazamiento de las estructuras partidarias en el proceso de toma de decisiones. Al radical lo rodearon los del Grupo Sushi capitaneado por sus hijos Aíto y Antonio; al ingeniero, la juventud peñista del PRO. Tanto el PRO como el radicalismo estuvieron marginados como partidos de la conducción política.
En ambos gabinetes pudo verse más ministros técnicamente destacados que figuras de la política tradicional.
En materia de gestión, ambos quisieron hacer continuismo económico de éxitos que ya habían dado todo lo que tenían para ofrecer: la Alianza con la Convertibilidad y Cambiemos con el gradualismo.
También es cierto que ninguna de las dos administraciones nacionales se caracterizaron por ser corruptas; al contrario, contrastaron en este ítem con sus contendientes.
Finalmente, ambos fallaron en la construcción de acuerdos con otras fuerzas políticas y sociales. Tal vez, el macrismo fue más acertado que su antecesor y es a eso que le debe el llegar a término su período.
Podríamos seguir analizando puntos de coincidencia, pero creo que los enunciados aquí son suficientes.
Deteniéndonos específicamente en Fernando de la Rúa, a pocos días de su fallecimiento, podríamos decir que dedicó su vida a la política. Fue diputado y senador de la Nación, primer Jefe de Gobierno porteño y presidente de la Nación.
Me resulta providencial que el Señor lo haya llamado a su presencia un 9 de julio.+)